Gina Haspel: La primera mujer que dirigirá a la CIA tiene un historial vinculado con torturas

Hasta ahora se desempeñaba como subdirectora del servicio de inteligencia estadounidense.

Guía de: Internacional

Haspel tiene un polémico pasado en Tailandia. Foto: El País de España.

Haspel tiene un polémico pasado en Tailandia.

Una jornada convulsionada ha tenido el 45° Presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien a través de su cuenta oficial de Twitter anunció que prescindirá de los servicios de Rex Tillerson como secretario de Estado y en su reemplazo asumirá Mike Pompeo, quien se desempeñaba hasta ayer como Director de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, por sus siglas en inglés.

Para reemplazar a Pompeo en su cargo, Trump eligió a Gina Haspel, quien era subdirectora del organismo y de ese modo se convierte en la primera mujer que dirige la reconocida Agencia.

Ligada a la tortura de detenidos

Apenas se confirmaron las modificaciones, los cuestionamientos empezaron inmediatamente, puesto que Haspel fue involucrada por el prestigioso New York Times en casos de torturas a detenidos cuando dirigió una cárcel clandestina en Tailandia.

La Vanguardia de España señala que Haspel tiene 61 años y durante gran parte de su trayectoria profesional se ha desempeñado como agente encubierto. Uno de los puntos fuertes de su carrera es haber participado en la administración de George W. Bush de forma importante en la puesta en marcha en EE.UU. del programa extrajudicial, luego de los atentados perpetrados el 11 de septiembre de 2001. Lo que perseguía este programa era interrogar a sospechosos de ejecutar actos terroristas. El medio español consigna que la hasta ayer subdirectora de la CIA, se encargó de dirigir en Tailandia el primero de los centros clandestinos de detención, los que fueron denominados como “black sites”.

Trump, Pompeo y Haspel quienes acaparan las miradas en Estados Unidos. Foto: Infobae.

Trump, Pompeo y Haspel quienes acaparan las miradas en Estados Unidos. Foto: Infobae.

Además, existe la certeza que Haspel ha estado presente al menos en dos interrogatorios en los que se utilizaron torturas, y que corresponden a los miembros presuntos de Al Qaeda Abu Zubaydah y Abd al Rahim al Nashiri. Se indica que a Zubaydah en estas macabras instancias se le práctico 83 veces a la técnica de tortura llamada “submarino” (“waterboard” en inglés) o ahogamiento simulado en español. Se debe precisar que esta técnica es ampliamente utilizada en esta clase de instancias debido a que no deja marcas físicas y una de sus variantes consiste en maniatar al reo e introducirlo de cabeza en un tanque con agua salada, orina u otro líquido, con las piernas suspendidas hacia arriba hasta que empieza a ahogarse.

A continuación, un video realizado por la ONG Amnistía Internacional, en el que se llamaba hace algunos años a tomar conciencia del daño que produce esta terrible tortura y, por supuesto, se instaba a eliminarla:

 

Durante la administración del anterior Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se quiso erradicar a los interrogatorios con torturas, los cuales proliferaron desde el ataque a las torres gemelas en 2001, aunque el magnate inmobiliario y actual mandatario, Donald Trump, ha declarado a medios de prensa que la tortura “funciona”, por lo que no ve con malos ojos utilizarla cuando “sea necesaria”.

Eliminación de pruebas

Otras de las críticas vertidas acerca de Haspel es que en 2005 se le acusó de destruir cintas en las que se registraron todas las torturas a las que fueron sometidos los detenidos y que se protegían celosamente en Tailandia. Incluso ese episodio le costó a la ahora Directora de la CIA en 2013 la promoción a directora de operaciones clandestinas de la organización por decisión expresa del Senado norteamericano.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X