Golpe de Estado en Zimbabwe: ¿Qué se esconde tras la remoción de Mugabe, el dictador más longevo?

Los militares optaron por intervenir y esta es la motivación tras la decisiva acción militar.

Guía de: Internacional

Mugabe, de 93 años, preparaba un escenario con su esposa al poder para cuando le tocara fallecer. Foto: Infobae.

Mugabe, de 93 años, preparaba un escenario con su esposa al poder para cuando le tocara fallecer.

Las salas de prensa del mundo recibieron esta mañana una confusa noticia, con muchos rumores de por medio, y que tiene relación con un golpe de Estado en Zimbabwe, debido a que el ejército tomó el control del país. Para lograrlo arrestó a tres ministros, mientras que, en una demostración de poder, ingresó con tanques a la capital del país, Harare, e impidió el libre acceso a edificios emblemáticos, como el propio Parlamento.

En tanto, el presidente Robert Mugabe de 93 años, se encontraría bajo arresto domiciliario y fue su par de Sudáfrica, Jacob Zuma, quien a medios de prensa internacionales señaló que la otrora máxima autoridad de Zimbabwe estaba “encerrada en su casa”, pero que se encontraba “bien”. Según señala El Clarín de Argentina su mujer, Grace Mugabe, se encontraría con él, aunque algunas versiones señalan que ella habría escapado por la noche a Namibia.

“Intervención militar”

Aunque el ejército se niega a llamar ‘golpe de estado’ al movimiento de tropas y lo define solamente como una intervención, compuesta de “medidas correctivas”, tendría como finalidad detener una purga de funcionarios implementada por un anciano Mugabe, quien buscaría perpetuar el poder en su esposa.

Infobae, señala que los inquietantes días en la nación africana comenzaron la semana pasada cuando tuvo lugar la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa, quien era visto como el sucesor natural de Mugabe en lo que correspondió a último movimiento realizado por el Presidente más longevo del mundo y que está en el poder desde 1980. Lo que buscaba Mugabe con esta medida era allanar el camino para la futura proclamación de su esposa.

Grace no era vista con buenos ojos por la población para suceder a su esposo. Foto: Infobae.

Grace no era vista con buenos ojos por la población para suceder a su esposo. Foto: Infobae.

En tanto, Grace Mugabe, quien tiene 52 años y en 1996 se casó con el mandatario, dio puntapié inicial a su carrera política en diciembre de 2014, tras ser electa presidenta de la división femenina del partido gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabwe–Frente Patriótico (ZANU-PF). Nunca fue vista como una líder, sobre todo porque al comienzo era sindicada como una consumista que periódicamente hacia tours internacionales de compras. Incluso alguna vez fue denunciada por un fotógrafo inglés, quien señaló que la mujer lo golpeó cuando osó tomarle una foto Hong Kong.

Debido a que la salud de su esposo se ha ido debilitando, Grace ascendió en la línea de sucesión y en reiteradas oportunidades tuvo diferencias con el otrora vicepresidente Mnangagwa. Tanto sí que incluso algunas personas señalaron que la mujer intentó envenenarlo en octubre pasado, teniendo ella que desmentir los rumores.

Círculos de poder, sabiendo de los excesos en la vida de Grace, no veían con buenos ojos su ascenso. El miembro de la oposición Douglas Mwonzora, perteneciente al Movimiento para el Cambio Democrático (MDC-T) dio que “hay mucho resentimiento contra (el presidente) Robert Mugabe y su esposa (Grace)”.

En tanto Mugabe, quien pensaba seguir gobernando la nación hasta su muerte, presentándose a las elecciones de 2018, tendrá que rehacer planes tras la intervención militar que ha cambiado el rumbo del país en cosa de horas.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X