Hombre es liberado tras pasar 17 años de presidio por un crimen que no cometió: El culpable fue su doble

El sujeto señaló no haber participado del atraco en un parque en Kansas City.

Guía de: Internacional

Richard Anthony Jones junto a su doble y principal sospechoso del robo tras su liberación. Foto: BBC MUndo.

Richard Anthony Jones junto a su doble y principal sospechoso del robo tras su liberación.

La historia de Richard Anthony Jones es asombrosa, por donde se le mire. Recientemente fue liberado tras vivir más de 17 años en la cárcel, por un robo que nunca cometió y que tuvo lugar en la ciudad de Kansas, en Estados Unidos, durante 1999.

Una vez que fue enjuiciado Jones sostuvo que nunca cometió dicho atraco, aunque sus esfuerzos y los de su abogado resultaron infructuosos.  Finalmente pudo zafar de su condena, de la cual le faltaban dos años por cumplir en 2017, tras ver una foto de un sujeto demasiado parecido a él y con el que comparte su primer nombre. “Es haber hallado una aguja en un pajar”, consigna a BBC Mundo.

Según explica el portal de internet, Jones recurrió en 2015 a la asociación Proyecto de Inocencia del Medio Oeste, la cual asesora judicialmente a quienes sostienen ser presos injustamente condenados, acerca de un hombre llamado Ricky, quien es su doble en la vida real, lo que numerosos cuentos populares o escritos a lo largo de la historia definen como doppelgänger. A pesar de que no ha presentado cargos contra Ricky, a un diario local Jones calificó este hallazgo como milagroso. “No creo en la suerte, creo que fui bendecido”, dijo Jones al diario local Kansas City Star.

Otros reclusos quienes, conocían a Ricky, le señalaban a Jones que su doble era muy parecido a él, lo que alimentó sus esperanzas y reafirmaban su tesis de que él no era culpable.  “Cuando vi la foto de mi doble todo cobró sentido para mí”, dijo el hombre injustamente acusado, quien fue principalmente vinculado al hecho por declaraciones de testigos oculares. De hecho, un testigo escogió su imagen en una base de datos presentada por la policía. Según consigna el medio británico en el lugar donde ocurrió el atraco no se encontraron pruebas físicas, ADN o huellas dactilares que lo implicaran.

Más de una década después, las autoridades investigaron que Ricky no sólo guardaba un gran parecido físico con Jones, sino que además vivía cerca de la escena del crimen en Kansas City, mientras que Jones no residía cerca de esa zona.

Jones se reencontró con su familia tras pasar más de una década en la cárcel por un crimen que no cometió. Foto: BBC Mundo.

Jones se reencontró con su familia tras pasar más de una década en la cárcel por un crimen que no cometió.

Incluso la defensa de Jones alegó en un nuevo juicio que durante el crimen el hombre se encontraba junto a su novia y su familia. Una vez que se tomó en cuenta la nueva evidencia los abogados señalaron que tanto Ricky como Jones eran demasiado parecidos físicamente. Además, agregaron que los procedimientos llevados a cabo por la policía en su momento fueron defectuosos.

Una vez conocida la nueva evidencia, el juez de distrito Kevin Moriarty, perteneciente al condado de Johnson, ordenó la liberación inmediata de Jones, aunque no se acusó al otro individuo, quien cuando fue aprehendido, negó haber participado del incidente. Moriarty señaló que lo más probable es que el jurado no hubiera culpado a Jones en caso de conocer la evidencia en el primer juicio, 17 años atrás.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X