“Infidelidad consentida”, una práctica sexual que ha ido creciendo en el mundo

Esta tendencia consiste en contar las relaciones extramatrimoniales a la pareja como una forma de avivar el amor.

Guía de: Internacional

En la inmensa mayoría de los países del mundo la infidelidad es vista como una de las cosas más difíciles por la que puede atravesar una pareja y en innumerables casos ha causado amargas separaciones. Pero hoy eso está quedando atrás, al menos para algunos.

Las parejas buscan experimentar nuevas sensaciones a través del "cuckolding".

Las parejas buscan experimentar nuevas sensaciones a través del “cuckolding”.

Esto porque se está poniendo de moda una práctica sexual llamada “cuckolding” lo que en inglés se traduciría al coloquial dicho “meter los cuernos” o ser infiel a la pareja. Como todo esto partió siendo una práctica de nicho, pero se ha ido ampliando el círculo de quienes lo llevan a la realidad. Según consigna Infobae el cuckolding consiste en que una mujer, casada o en una relación, tenga relaciones sexuales con otro hombre y luego le cuente detalles de la experiencia vivida a su pareja. Según algunos indican esto sería muy reavivante para la relación.

Reglas claras

Walter Ghedin, psiquiatra y sexólogo, señala al medio argentino que en esta práctica para realizarla cuenta con reglas claras, las que son mantener relaciones meramente sexuales y no afectivas, lo que la diferencia del poliamor, sumado al cuidado con profilácticos. “En las parejas abiertas, es la fantasía la que completa la historia, prescindiendo del relato real. En el cuckolding el discurso está centrado en cómo fue la experiencia sexual con el tercero y el relato en sí mismo y la fantasía son fuentes de excitación”. De esta forma “el relato entonces se convierte en fetiche. Por supuesto que toda experiencia de este calibre subvierte y cuestiona la monogamia, pero además desafía al vínculo estable a ser respetuosos del acuerdo para no caer en la transgresión de un acto infiel”.

En la actualidad no hay cifras que señalen cuántas parejas la están realizando en el mundo, pero según indica el Confidencial.com las búsquedas de este fetiche en Google se han doblado durante los últimos 12 años. Según el periódico español La Vanguardia,  el perfil del cuckold es de un hombre de aproximadamente 46 años y que posee pareja estable desde hace quince años.

La realización de esta "infidelidad visada" reavivaría el amor en las parejas.

La realización de esta “infidelidad visada” reavivaría el amor en las parejas.

Para llevar el “cuckolding” a la perfección las parejas que lo realicen deben evitar celos y reclamos. “Si la práctica trae más problemas que beneficios la pareja tendrá que decidir cómo avanzar o terminar con ella”, indica el especialista.

Entre los expertos en psicología la práctica se está estudiando, puesto que la pregunta es qué lleva a los hombres a disfrutar de ver a sus parejas en una relación sexual con otro hombre lo que supuestamente podría deber a una bisexualidad reprimida u algún otro motivo. Ghedin indica que “los lleva a jugar un rol vital en lo que podríamos llamar una ‘doble transgresión’ de las normas sociales. Por un lado, están visualizándose a sí mismo como ‘cornudo’, pero está en pleno control de la infidelidad, por lo que sus ‘fantasías prohibidas’ pueden ser especialmente gratificantes”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios