Inflan pollos soplándolos para alterar su peso y obtener más dinero: Escándalo en el comercio

La noticia fue revelada por el diario El Comercio de Perú y ha causado revuelo.

Guía de: Internacional

El noticiero América Noticias de América Televisión denunció el asqueroso hecho. Foto: América Noticias YouTube.

El noticiero América Noticias de América Televisión denunció el asqueroso hecho. Foto: América Noticias YouTube.

El distrito de La Victoria no es una de las postales más conocidas de Lima, un destino que se ha vuelto frecuente para muchos turistas alrededor del mundo. En sus albores este barrio recibió la antigua clase obrera en las primeras unidades vecinales de la ciudad, además de albergar el estadio Alejandro Villanueva, casa del equipo de fútbol más popular de ese país, el viejo y querido Alianza Lima. Hoy La Victoria es esencialmente un sector donde existe mucho comercio y que es reconocido por su inseguridad.

Recientemente el diario peruano El Comercio denunció que en un mercado informal hay inescrupulosos vendedores de pollos para alimentación, que mientras no son observados realizan prácticas que rayan con la salubridad, con el objetivo de vender más caro un producto, aunque la calidad de este decrece. ¿Cuál es esta práctica?  Los vendedores toman a los pollos del cuello y luego de remover su tráquea acercan el pico del animal a su propia boca, para empezar a soplar como si fuera un globo de cumpleaños.

La intención de estos comerciantes es alterar el peso del pollo, el que aumenta su peso en varios gramos, aunque para lograr un mejor precio pasan a llevar las normas de salubridad e inocuidad alimentaria, básicamente escupiendo y contaminando en los alimentos que venden, los cuales contienen variados gérmenes.  Para que el pollo no deje escapar el aire, le hacen un nudo en la garganta. De esta forma el comprador lleva un producto que pesa mucho menos al llegar a casa.

Además, el medio de comunicación también relata que pudieron detectar otras lamentables y asquerosas prácticas, como que algunos trapos sucios que van quedando por la actividad comercial, se guardan en el cilindro donde también se guardan las aves.

Antiguamente en este mismo sector vendedores fueron descubiertos alterando el peso de los pollos, inflando los pollos tras sumergirlos por horas en cilindros con salmuera.

A continuación te dejamos un reporte de América televisión con esta situación que sin duda ha impactado en la sociedad limeña, amante de la gastronomía y el buen comer:

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X