“Inofensivos” jubilados simulaban ser turistas para traficar drogas: Millonario decomiso

Una pareja de pensionados viajaba por España con media tonelada de hachís en su casa rodante.

Guía de: Internacional

Foto de referencia.

Foto de referencia.

Los narcotraficantes buscan permanente reinventar nuevos métodos para evitar ser fiscalizados por la policía y tratar de llamar la atención. Recientemente en España una pareja de apacibles ancianos, oriundos de Pontevedra, fueron aprehendidos con una casa rodante en cuyo interior se decomisaron casi media tonelada de hachís.

El apacible matrimonio cobraba una pensión y vivía en un sencilla casa ubicada en Vilanova de Arousa, en Pontevedra. Antonio N. R., de 61, era agricultor y su esposa Dolores F. M., de 60 años, trabajó en un geriátrico. Consigna diario El País de España que ninguno de los dos tenía antecedentes.  Hace un tiempo estos sencillos jubilados estaban en la mira de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de Pontevedra, quien supo de su existencia al investigar al grupo de proveedores para el que supuestamente la pareja trabajó, en principio, los últimos dos años

El método era sencillo. En una casa rodante Antonio y Dolores atravesaban el país distribuyendo hachís. La ruta que tomaron siempre fue la misma: Desde Rías Baixas se dirigían a Huelva a través de Portugal,y así dotar a su plan de un aura convincente de turismo. Luego iban a Gibraltar, lugar donde recogían el encargo y posteriormente los iban vendiendo. Se estima que por cada viaje la ‘inocente’ pareja cobraba entre 5.000 y 10.000 euros, según fuera el volumen del envío.

Parte de la droga encontrada en la casa rodante de los ancianos.

Parte de la droga encontrada en la casa rodante de los ancianos.

La razón de cómo fueron apresados es que la Guardia Civil los interceptó en un control en Huelva, aunque los agentes no registraron el vehículo. Allí los ancianos ocultaban en un doble fondo el hachís que posteriormente sería requisado. El jefe policial en Pontevedra, José Abreu, señaló que “todo resultaba una coartada perfecta y un plan muy bien diseñado por la organización, que solo podría irse al traste por un accidente inesperado de circulación, por ejemplo”: El operativo para dar con el paradero de los ancianos fue denominado “Bodorrio” y se encargó de seguirlos por el país para detenerlos con la droga.

Cuando la policía los sorprendió la pareja de jubilados no opuso resistencia. En su poder se encontraron casi medio millón de euros en hachís. Actualmente los jubilados se encuentran en prisión provisional, solicitada por el Principado de Asturias, al considerar que existe riesgo de fuga. Udyco informó que en el domicilio de los traficantes de droga se encontraron 14.000 euros en efectivo y una carabina, arma parecida a un fusil, de calibre 22 y cinco teléfonos celulares. Se ha informado que se está rastreando el patrimonio inmobiliario de la pareja, así como investigando a el entorno familiar, debido a que quedan sospechas acerca de personas cercanas que estén involucradas en la red de distribución de drogas.  Los ancianos pueden tener una condena que va de entre tres y seis años de cárcel, lo que puede aumentar si se comprueba que blanquearon el dinero procedente del delito.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios