Israel reconoce como “error” la reapertura de escuelas en su lucha contra el coronavirus

En mayo pasado el gobierno israelí decidió reabrir los centros escolares del país, aunque posteriormente tuvo que retractarse.

Guía de: Internacional

Las apretura de las escuelas de Israel posibilitaron la segunda ola del coronavirus en ese país que en principio lo había hecho bien.

Las apertura de las escuelas de Israel posibilitaron la segunda ola del coronavirus en ese país que en principio lo había hecho bien.

Los efectos del Covid-19 son miles alrededor del mundo. Uno de sus principales afectados ha sido el sistema escolar, puesto que debido a cuarentenas o a riesgo de contagio se han cerrado numerosos centros escolares afectando la enseñanza de millones de estudiantes.

Uno de los primeros países en cerrar sus escuelas, en marzo, fue Israel, introduciendo de esta forma la educación online a cerca de dos millones de alumnos. Alentado por el buen manejo de la crisis sanitaria en mayo y urgido en poder levantar la actividad económica, el país hebreo decidió reabrir los centros educacionales. Aunque tuvo que lamentar poco tiempo después esa decisión.

Según consigna Russia Today en español, solo en cosa de días en la escuela secundaria Gymnasia Ha’ivrit de Jerusalén se registraron contagios, con 154 estudiantes y 26 miembros del personal infectados lo que ha sido considerado el mayor brote en una sola escuela en Israel y en el mundo.

En declaraciones al New York Times Danniel Leibovitch, director de la escuela afectada, dijo que se produjo una “euforia general” en la sociedad, “con la sensación de que habíamos afrontado bien la primera ola y que había quedado detrás de nosotros, algo que, no era efectivo por supuesto”.

Los exámenes PCR dispuestos por el gobierno israelí permitieron trazar la enfermedad de forma rápida y efectiva en un comienzo.

Los exámenes PCR dispuestos por el gobierno israelí permitieron trazar la enfermedad de forma rápida y efectiva en un comienzo.

Para evitar contagios El Ministerio de Educación israelí difundió un protocolo de seguridad para los colegios en los cuales se privilegiaba el uso de mascarilla para los estudiantes de cuarto grado y cursos superiores, apertura de ventanas, lavado frecuente de manos y la distancia de seguridad. En este punto el necesario distanciamiento físico resultó prácticamente imposible. Además, se sumó una ola de calor en Israel que hizo que las autoridades en vez de suspender las clases autorizaran el uso de aire acondicionado en las salas y el cese en el uso de mascarillas. De este modo, y a través de las escuelas del país, el virus logró extenderse a los hogares de los estudiantes, otras escuelas y cada vez más territorios.

La temida segunda ola

Para detener los contagios el Ministerio de Educación resolvió cerrar cualquier escuela en el que se registrara casos de Covid-19. Esto llevó a cerrar más de 240 colegios, poniendo en estricta cuarentena a más de 22.520 personas de la comunidad escolar. Según cifras entregadas por la cartera, a fin del periodo lectivo 977 alumnos y profesores contrajeron el coronavirus.

Como era de esperarse el coronavirus siguió extendiéndose por Israel y las miradas fueron puestas en la reapertura precipitada de las escuelas como factor importante para posibilitar la temida segunda ola de contagios.

Mike Ryan de la OMS indica que la reapertura de las escuelas debe realizarse en forma paulatina.

Mike Ryan de la OMS indica que la reapertura de las escuelas debe realizarse en forma paulatina.

Una valiosa lección

Eli Waxman, docente del Instituto de Ciencia Weizmann señala que la reapertura en forma precipitada de los centros educativos “fue un gran fracaso” y, que esta medida no debe ser imitada por otros países. A su vez Hagai Levine profesor de epidemiología en la Universidad Hebrea y la Escuela de Salud Pública Hadassah señala que lo importante es realizar cambios en forma progresiva. “Si hay un número bajo de casos, existe la ilusión de que la enfermedad ha terminado lo que es falso. El error en Israel fue que, si bien puedes abrir el sistema educativo, tienes que hacerlo gradualmente, con ciertos límites, y debes hacerlo de una manera muy cuidadosa”.

Actualmente Israel está en la disyuntiva de abrir o no el sistema escolar, el que comienza en septiembre de este año. Lo que si sabe es que la opción de cerrar las escuelas por un año no está en las posibilidades, debido a que se estima que la pandemia se derrotará en el largo plazo.

Por su parte, el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el irlandés Mike Ryan, en el diario español ABC, señaló que la reapertura de escuelas “sólo empeorará la situación. Todos queremos que los niños vuelvan a clase, aunque debe ser en un marco seguro”. Y esto puede darse solamente “si los niveles de contagio son bajos y se prepara rápidas medidas de reacción” si nuevos contagios se producen en las aulas.

Las escuelas israelíes se encuentran en la disyuntiva de empezar o no el año escolar en septiembre.

Las escuelas israelíes se encuentran en la disyuntiva de empezar o no el año escolar en septiembre.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios