Inicio » Internacional » Equipo

Jodi Arias: Dramático caso de violencia que conmocionó a la opinión pública

La hispana que dio muerte a su novio con 27 puñaladas, ¿víctima de violencia o celópata?

Jodi Arias (32) es de ascendencia mexicana por parte de padre y en mayo pasado fue declarada culpable tras un juicio que duró cinco meses por el asesinato en primer grado de su novio Travis Alexander.

Judi Arias

Foto: Internet

El caso de Jodi Arias generó gran atención mediática.

Alexander era un hombre de negocios y conferencista en charlas sobre motivación. Después de que la policía encontró su cuerpo descomponiéndose en la ducha de su apartamento en Arizona, con un tiro en la cara y apuñalado 27 veces el 9 de junio de 2008, Arias era la principal sospechosa.

El sitio Semana, siguió  el caso judicial, en el que la mujer negó tener conocimientos sobre crimen, pero su versión cambió cuando le informaron que entre las pruebas estaba la huella sangrienta de la palma de su mano en la pared.

“Usted mató a Travis Alexander?”, le preguntó el abogado de la defensa a Arias, Kirk Numi.

“Sí” replicó ella. “La respuesta simple es que el me atacó y yo me defendí”.

La policía encontró como pruebas una cámara fotográfica dentro de la lavadora que contenía fotografías del día del crimen mientras Travis se duchaba.

Jodi Arias confesó ante el Jurado que conoció a Alexander en una convención en  septiembre de 2006 en Las Vegas y la atracción fue instantánea, aunque ella le admitió que vivía con su novio.

Cuando ella volvió a su casa en California se llamaban por teléfono casi todos los días, al finalizar la semana terminó con su novio para poder salir con él. Los encuentros de la pareja  eran en hoteles y moteles, encuentros apasionados y agitados, dado que Alexander tenía sus gustos particulares.

La pareja se volvió oficial en febrero de 2007, hasta que Arias encontró que Alexander estaba coqueteando con una mujer mormona casada en Myspace.

Jodi relató que el día de la muerte de Alexander se estaban tomando fotos desnudos en la ducha y a ella se le cayó la cámara accidentalmente, lo que enojó a Alexander.

Con furia, él la tiró con fuerza contra el piso, gritándole. Ella corrió al clóset para escapar de él, pero podía oír como el la seguía. Agarró una pistola que estaba en un estante de su clóset y trató de salir corriendo.

Celda de Juri Arias

internet:AP

El caso de Juri Arias

“Le apunté con mis dos manos. Pensé que eso lo pararía pero venía corriendo hacia mí. Se tiró encima de mí, me agarró de la cintura y en la lucha la pistola se disparó. Yo no tenía la intención de disparar. Ni siquiera sabía que estaba apretando el gatillo. Pero se tiró en contra mía y yo me caí muy duro en el piso de cerámica. No me di cuenta que estuviera herido, estábamos luchando.  Me estaba agarrando la ropa y yo me levanté, él está gritando fuera de sí, me dijo “te mato perra”, sostuvó Arias.

Durante el juicio, Arias, aseguró que fue víctima de violencia doméstica y habría actuado en defensa propia. Los argumentos de la acusada no convencieron al jurado que la declaró culpable, aunque no pudo llegar a una decisión sobre si Arias merecía ser sentenciada a la pena de muerte.

Después que Jodi Arias fuera condenada de asesinato en primer grado por la muerte de su ex novio, se mantiene vigilada durante las 24 horas en una celda pequela y alejada de cualquier objeto que pueda ocasionarle la muerte, luego de declarar que prefería la pena de muerte que vivir el resto de su vida en prisión.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X