Mexicano es ejecutado en Texas pese a petición internacional que llamaba a reponer el juicio

El gobierno azteca solicitó suspensión de la sentencia, aunque finalmente no fue escuchado.

Guía de: Internacional

Rubén Cárdenas Ramírez al momento de ser detenido por la  violación de su prima.

Rubén Cárdenas Ramírez al momento de ser detenido por la violación de su prima. regeneracion.mx

Un ciudadano mexicano de 47 años fue ejecutado el miércoles 7 de noviembre en una prisión del Estado de Texas, según informó la cancillería de México, la cual trató de frenar el procedimiento por intermedio de la justicia estadounidense, aunque sus esfuerzos fueron en vano.

De esta forma Rubén Cárdenas Ramírez, quien fue condenado a muerte por la violación y posterior asesinato de su prima de 16 años, fue ejecutado a través de una inyección letal luego de que la Corte Suprema “se negara a revisar el caso”, señaló un comunicado difundido por el gobierno mexicano.

Según cita el portal Infobae, en el documento se añadió que “El gobierno de México expresa su más sentido pésame a los familiares del señor Cárdenas Ramírez, a quienes ha acompañado en este largo y complejo proceso”.

Esta acción fue complementada por un tuit del presidente Enrique Peña Nieto, quien señaló su opinión al respecto: “Expreso mi más firme condena a la ejecución del mexicano Rubén Cárdenas en Texas que viola la decisión de la Corte Internacional de Justicia. Mi más sentido pésame a los deudos”.

 

Durante horas previas a la ejecución México agotó los recursos existentes, señalado que Cárdenas fue privado de su derecho a un abogado y a la asistencia consular prevista en la Convención internacional de Viena. En el fallo en cuestión, que se ha denominado ‘caso Avena’ y que fue emitido en 2004, se determina que a 51 mexicanos condenados a muerte en Estados Unidos se les violaron derechos fundamentales como la asistencia consular, que se plasma en la convención de Viena, y de la que adhieren tanto México como Estados Unidos.

Además, en total cinco mexicanos, entre los que se incluye Cárdenas, han sido ejecutados desde entonces, 13 ya no se encuentran arriesgando la pena capital, mientras que uno falleció a causa del cáncer.

La inyección letal fue el método de ejecución de Cárdenas.

La inyección letal fue el método de ejecución de Cárdenas.

Momento tenso

La ejecución del convicto tuvo lugar en un momento de tensiones crecientes entre México y Estados Unidos, con la consabida promesa electoral de Donald Trump de construir un muro para impedir el paso de indocumentados a la nación que lidera

En tanto, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) a través de las expertas Agnès Callamard y Elina Steinerte, pidieron expresamente detener la ejecución. “El gobierno de Estados Unidos estaría implementando la pena capital sin cumplir con los estándares internacionales de derechos humanos. Además, sostuvieron que Cárdenas “no tuvo acceso a un abogado en los primeros 11 días de su detención” y que “algunas de las declaraciones que hizo en ese período fueron usadas por los fiscales durante el juicio”.

Durante largos años Cárdenas insistió en su defensa, señalando que una nueva prueba de ADN podría probar su inocencia, debido que sus abogados presentaron cuestionamientos “en relación a la confiabilidad de las pruebas de ADN realizadas”. La defensa argumentó que una muestra de sangre hallada en el automóvil del condenado “era de un tipo de ADN compartido por la víctima” junto con agregar que los análisis realizados eran “poco fiables”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X