Inicio » Internacional » Equipo

Murió Nelson Mandela, el luchador que derrotó al Apartheid en Sudáfrica

Abogado y político, este gran hombre fue el primer presidente de Sudáfrica en ser elegido de forma democrática, además de ser quien disolvió las diferencias raciales.

Murió Nelson Mandela. La noticia, con este titular, dio la vuelta al mundo, impactado por la partida del ex Presidente Sudafricano, figura internacionalmente reconocida por su rol para derrotar el Apartheid.

El Apartheid, que en Afrikaans significa separación, nació junto con la creación del Partido Nacional Sudafricano en 1948, el cual tenía una política drástica de segregación social. Es aquí cuando Mandela toma un papel importante en el Congreso Nacional Africano (ANC, por su sigla en inglés ), del cual se había hecho parte dos años antes. Esta asociación que iba contra la opresión de los negros sudafricanos, hizo que Madiba, como le llamaban, pasara prácticamente toda su vida luchando a favor de la causa.

Mandela

Foto: Internet

Nelson Mandela cuando joven

Masacre de Sharperville y la lucha por la igualdad

El ANC comenzó a perder fuerza y apoyo hasta que en 1959 se separa y se forma el Congreso Pan-Africano (PAC). En marzo de 1960, ambas organizaciones participaban en una protesta pacífica en Sharpeville, cuando la policía abrió fuego; quedaron 180 heridos y  mataron a 69 personas de color.

Después de esto se declara estado de emergencia por el gobierno sudafricano y detuvo a un total de 11.727 personas: el ANC y el PAC fueron vetados. Ahora comenzaba la lucha armada, donde las dos agrupaciones dejaron de lado las protestas pacíficas.

Los comandos de guerrilla que se formaron, tuvieron diversos líderes y el mismo Mandela lo lideró uno de ellos. Sin embargo, no pasó mucho tiempo y Madiba abandonó secretamente el país para buscar más apoyo.

No pasaron dos años y Madiba fue arrestado lo que significó su condena de cadena perpetua en la prisión de Robben Island.

“Siempre he atesorado el ideal de una sociedad libre y democrática, en la que las personas puedan vivir juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal para el que he vivido. Es un ideal por el que espero vivir, y si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”, declaró Nelson Mandela durante un alegato en la corte.

Una vez que Mandela fue condenado, su imagen comenzó a recorrer el mundo con mucha más fuerza. Hubo innumerables peticiones, de diferentes entidades, para que Madiba fuera puesto en libertad, pero el gobierno se negó rotundamente.

Mientras más tiempo pasaba dentro de la cárcel, su imagen de luchador contra el apartheid se hizo potente, por lo que el gobierno quiso negociar su liberación; si Mandela aceptaba establecerse en los bantustanes, terreno de una ficción de independencia, y abandonar sus ideales para siempre, así estaría libre: él rechazo esta petición.

Winnie, quien en ese entonces era su esposa, continuó la lucha por la libertad de su marido y por la igualdad de Sudáfrica. La situación era insostenible, todo el mundo quería la liberación de Nelson Mandela.

Por fin, en 1990 y luego de 27 años, fue liberado por el presidente de la República por el Partido Nacional, Frederik De Klerk. Mandela ya tenía 71 años.

Mandela

Foto: yahoo

REcibiendo el Premio Nobel a la Paz 1993

Comienza el camino a la igualdad y democratización

El 11 de febrero de 1990, las cámaras de todo el mundo presenciaron la libertad del líder sudafricano, quien por fin lograría su objetivo de lucha.

A pesar de haber estado tanto tiempo tras las rejas, el movimiento mundial que nació desde él fue impresionante. De Klerk, al momento de dejar libre a Madiba, da comienzo a una nueva etapa para Sudáfrica. Los dos se convierten en compañeros y así se dio inicio a las negociaciones por un país democrático.

Ambos recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1993, por sus acciones para instaurar la democracia mientras Sudáfrica se iba perdiendo en el abismo sangriento de una lucha que no dormía.

Un año después, Nelson Mandela se convirtió en el primer Presidente negro de Sudáfrica, además de ser elegido democráticamente mediante sufragio universal, De Klerk se mantuvo como su vicepresidente.

No tardó en dejar en claro que el enemigo no eran los blancos, sino el apartheid, todo esto en el marco de una continua guerra civil.

A lo largo de su vida recibió más de 250 premios y reconocimientos internacionales y se convirtió en un símbolo de libertad e igualdad para el mundo entero.

Tras su partida, a los 95 años, Sudáfrica pierde a la figura más relevante de su historia contemporánea, mientras su legado comienza a escribirse más allá de todo lo que significó su vida y la lucha por unir al país por sobre las odiosidades que históricamente polarizaron a Sudáfrica.

Mandela

Foto: internet

Después de 27 años en cárcel es liberado. Victorioso junto a su esposa Winnie

Mandela

Foto: yahoo

Junto a Diana de Gales en 1990

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X