Inicio » Internacional » Equipo

Osama Bin Laden: Libro revela que fue rematado en el suelo

La forma en que murió Osama dista mucho de la versión oficial. Un efectivo que participó aclara todo en el libro "Un día difícil: la explicación de primera mano de la misión que mató a Bin Laden.

El asesinato de Osama Bin Laden el 2 de mayo de 2011 tuvo poco de heroismo,  estuvo lleno de errores y desorganización y, por minutos, todo pareció ser parte de un verdadero caos.

La versión, que dista mucho de la oficial difundida por la Casa Blanca, ha sido relatada por Mark Owen -seudónimo por motivos de seguridad- con que  uno de los Navy Seals que participó de la operación describe el histórico hecho.

Owen es autor del libro Un día difícil: la explicación de primera mano de la misión que mató a Bin Laden (nombre original en inglés: No Easy Day: The Firsthand Account of the Mission That Killed Osama Bin Laden) que detalla paso a paso la operación que culminó con la muerte de Bin Laden y que ha sido destacada como uno de los mayores logros de la administración del Presidente Barack Obama, quien ahora busca su reelección por un nuevo periodo.

Libro Bin Laden

Foto: Guioteca

Controversia ha causado el libro sobre la operación que terminó con la muerte de Bin Laden.

Cuando el grupo de operaciones especiales de la Marina (los Navy SEAL) llegó a la habitación de Bin Laden en Abbottabad —a 80 kilómetros de Islamabad, Pakistán—, Bin Laden estaba desarmado y muerto debido a un disparo que recibió en la cabeza.

En el libro, Owen hace un crudo relato de la muerte de Bin Laden: Dice que cuando subían los escalones de la casa pudieron ver a un indioviduo entrar en una habitación. “Estábamos a menos de cinco pasos de llegar cuando escuché disparos”, describe, y aclara a continuación: “No podría decir desde mi posición si los disparos dieron o no en el blanco”.

Agrega que cuando llegaron a la habitación vieron a mujeres que lloraban sobre el cuerpo de Bin Laden.

“La sangre y los sesos se derramaban a un lado del cráneo”, relata el autor.

Rematado en el suelo

Es aquí cuando el relato da uno de los giros más inesperados: Bin Laden agonizaba, entre convulsiones, y pese a seguir con vida, fue rematado por Owen y otros Seals que dispararon a su pecho. “Disparamos varias veces hasta que se quedó inmóvil”, recuerda.

Lo que relata Owen trasciende las órdenes que él y su equipo habían recibido de capturarlo vivo en caso de que fuera posible y no representara una amenaza. Herido, convulsionando en el suelo y desarmado, claramente no era una amenaza.

Tras el asesinato de Bin Laden, los efectivos encontraron dos armas de fuego:  una AK-47 y una Makarov. Ambas tenían los cargadores vacíos.

Los mitos derribados

The Huffington Post relata algunos de los mitos que cayeron con el libro: “Owen hace añicos en su relato varias ‘escenas’ difundidas tras el asesinato del terrorista”.

Entre estas se cuentan que el asalto no se llevó a cabo con la precisión de un reloj como se ha indicado y que de heroismo tuvo poco o nada.

Owen califica la acción como una “película mala” que “al principio fue “divertida” precisamente por la forma caótica en la que se produjo.

De igual forma, dice el Huffington Post, derriba el relato oficial en que se aseguraba que antes del asalto se produjo un tiroteo de 40 minutos con los habitantes de la vivienda. “Y, por supuesto, liquida la versión según la cual Bin Laden miró a los ojos de los SEALs antes de morir”, dice el medio online.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X