Pastor evangélico agrede a su esposa en plena trasmisión de mensaje cristiano a sus fieles

El religioso culpó a su pareja por la disposición de la cámara, llamándola "imbécil".

Guía de: Internacional

Como dice el viejo adagio Araujo "predica y no practica".

Como dice el viejo adagio Araujo “predica y no practica”.

De un pastor religioso uno esperaría que el mensaje que asiduamente entrega a sus feligreses en sus actividades lo viva en carne propia, aplicándolo a su vida y la de su familia.  Esto fue todo lo contrario que realizó con el ejemplo Edson Araujo en Brasil.

El pastor se aprestaba a realizar una trasmisión en vivo para entregar un mensaje de paz a sus feligreses, pero no sabiendo que estaba saliendo al aire agredió a su esposa y la llamó “imbécil”. Como señala Infobae la imagen fue ampliamente viralizada a través de redes sociales en las que la actitud de Araujo, perteneciente a la iglesia Dios es Amor, en San Pablo, fue ampliamente criticada.

Cuando se aprestaba a iniciar su discurso, puede verse al hombre completamente irritado porque la cámara se inclina, al no estar bien asentada. “Estoy harto, mierda. ¡Haz las cosas bien, imbécil!” le espetó a su esposa, Déborah, quien no aparece en la imagen.  Luego se escucha un sonido como un golpe, aunque no queda claro a qué fue precisamente. Posteriormente Araujo antes de sentarse le dice “ordena bien el negocio”. Cuando se reintegró a su mensaje siguió como si nada y les dijo a sus seguidores “acepten la paz del Señor”.

Acá puedes ver el video:

 

Debido a las reacciones contrarias por la actitud violenta de Araujo, él mismo tuvo que grabar un mensaje en compañía de su esposa. “Ayer estábamos en el horario de servicio, y no teníamos una posición correcta del equipo, así que me levanté y fui a tratar de ordenar, y luego terminé tirando otro celular que hace la transmisión del himno. Ese dispositivo cayó al suelo y se rompió. Entré allí de forma temeraria, de forma equivocada, que no podía actuar por esa conducta y la forma en que actué, dirigí una palabra, nunca tuvimos ningún tipo de problema”.

Luego Araujo reconoció su error, “quiero aquí, de antemano, primero a Dios, quiero pedir públicamente mi perdón y el de mi esposa Deborah por mi actitud, mi error y mi fracaso. Quiero pedir perdón por mi pastor, Elías y mi familia y la de ella y todos los pastores que confiaron y permanecieron confiados en mi trabajo”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios