¿Por qué fracasó la opción “NO” en el plebiscito sobre la paz con las FARC?

Con el 50,23% de los votos los colombianos decidieron rechazar los acuerdos de paz con las FARC.

Guía de: Internacional

Sorpresa generaron en el mundo los resultados a los que llegó el plebiscito de Colombia, desarrollado el domingo 2 de octubre, en los cuales triunfó sorpresivamente  la opción “No”, que rechazó el acuerdo de paz al conflicto armado que lleva más de medio siglo y que ha costado la vida de más de 200.000 personas.

Es que el margen obtenido para el triunfo del “No” fue estrecho, por poco más de 50 mil votos, y vino a derribar a todas las encuestas previas en las cuales el “Sí”, aparecía como el más probable ganador de la jornada. Incluso el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, desde el palacio de Nariño, salió a reconocer su derrota electoral, puesto que era la cara visible de esta opción. Como señala El Mercurio, aunque no era obligatorio el plebiscito, el mandatario colombiano quiso darle legitimidad en las urnas y finalmente terminó “trasquilado”.

plebiscito-colombia

Llamó la atención la alta abstención en las urnas, la que totalizó un 62,6 por ciento de los colombianos habilitados para sufragar. Según Telesurtv.net las 10 tasas más altas de abstención se presentaron en los estados donde ganó el “Sí” y es la más alta en la historia reciente de Colombia. Siendo sólo superada por la abstención de 66,2 por ciento en los comicios que enfrentaron a Ernesto Samper y a Andrés Pastrana el año 1994.

A continuación, las razones -publicadas por El Mercurio- para entender el fracaso del plebiscito sobre el acuerdo de paz con las FARC:

Factor Álvaro Uribe: El ex presidente y actual senador es quizás el político que goza de mayor popularidad en Colombia, incluso en la pasada elección parlamentaria fue el senador que obtuvo mayor cantidad de votos. Uribe se mostró en todo momento contrario al acuerdo de paz puesto que es el representante, por decirlo de ese modo, de una parte de la población que sufrió con los secuestros, extorsiones y atentados explosivos.

El resultado final, le dio legitimidad para plantear un gran pacto de “unidad nacional” y en declaraciones a diversos medios obtener un “alivio judicial que no signifique impunidad” para los guerrilleros.

Demasiados Beneficios: Cabe destacar que los representantes de las FARC hubiesen obtenido, de haberse impuesto la opción “Sí”, diez escaños en el Senado y la Cámara Baja, además de amnistía a quienes hubiesen confesado sus delitos, sumado a otros beneficios como subsidios. Para muchos colombianos esta serie de mercedes era excesivas, puesto que durante 52 años quienes estaban en las FARC cometieron crímenes de lesa humanidad.

Amenaza de terror: Durante mucho tiempo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, amenazó que de fracasar la opción “Si”, como finalmente terminó ocurriendo, la guerra volvería en términos más violentos aunque eso no es tan latente, puesto que el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko” señaló hace una semana que personalmente dio la orden para deponer la guerra y empezar con la desmovilización. Muchos apuestan en la renegociación con las FARC, aunque esta vez en términos más aceptables para el pueblo colombiano.

Invisibilidad de los conflictos: Pese a ser un conflicto que ha durado más de 52 años, la percepción de las FARC es que es una guerrilla rural. Se calcula que de los 48 millones de colombianos el 75% de ellos vive en zonas en que esta guerra es prácticamente invisible.

Intervención electoral: Pese a que desde el mismo Congreso no hubo fondos para los bandos “Si” y “No”, los funcionarios pertenecientes a la actual administración fueron autorizados para realizar proselitismo, situación duramente denunciada por los ex presidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe.  De ese modo, la opción para deponer la guerra contó con más recursos y eso le terminó pasando factura en el plebiscito.

Perdón denegado: A pesar de haber perdido perdón por todas las atrocidades cometidas por las FARC, hay una parte importante de la población que no cree en sus súplicas. Cabe recordar que este conflicto se extiende por 52 años y perdonar las acciones cometidas en ese lapso de tiempo no resulta fácil para nadie.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X