¿Por qué la caída de Evergrande representa una amenaza para la economía mundial?

A pesar de ser una de las empresas más valiosas de China sus actuaciones la tienen al borde de la quiebra.

Guía de: Internacional

Evergrande genera pavor en la economía mundial y ruegan que China finamente ayude a la empresa inmobiliaria.

Evergrande genera pavor en la economía mundial y ruegan que China finamente ayude a la empresa inmobiliaria.

Las potencias mundiales a veces son disímiles en sus puntos de vista y en sus formas de actuar, pero suelen afrontar decisiones parecidas. En 2008 debido a la crisis subprime Estados Unidos dejó que quebrara el banco de inversiones Lehman Brothers, profundizando una crisis financiera de enormes consecuencias. Hoy el gobierno comunista de China tiene un desafío similar con la Empresa Evergrande, una de las principales constructoras de ese país, que representa el 2% de su economía y que pone en riesgo más de 1.300 desarrollos inmobiliarios en 280 ciudades del país.

Evergrande tiene una deuda de considerables proporciones, que totaliza aproximadamente US$300 mil millones y sin lugar a dudas es la empresa inmobiliaria más endeudada en el mundo. Durante el último tiempo ha solicitado préstamos para su división de construcción además de sus múltiples negocios como parques temáticos de diversión, agua embotellada, vehículos eléctricos e incluso un equipo de fútbol. Si llega a quebrar 200.000 empleados directos se verán afectados, al igual que 3,8 millones de personas que indirectamente son favorecidos con empleos indirectos.

Mark Williams, economista jefe para Asia de Capital Economics señaló a BBC Mundo que “el colapso de Evergrande sería la prueba más grande a la que se ha enfrentado el sistema financiero de China en años”.

Los clientes de Evergrande quienes han realizado sus pagos arriesgan con perder su inversión.

Los clientes de Evergrande quienes han realizado sus pagos arriesgan con perder su inversión.

¿Cómo una empresa gigantesca llegó a este punto?

Para seguir operando como de costumbre, Evergrande necesita el dinero que le llega de las preventas de departamentos en construcción, pero por múltiples factores las ventas no han sido todo lo que se esperaba. Al tener menos ingresos la empresa asiática no ha podido asumir sus compromisos financieros con sus proveedores, que a su vez no pueden suministrar materiales o servicios no pudiendo terminar las casas y departamentos que construye. Así no hay nuevos ingresos y se cae en un círculo vicioso.

A través de un comunicado desde Evergrande señalaron que su flujo de caja estaba bajo “una presión enorme”. En este tenso panorama algunos de los proyectos de la compañía están en suspenso a la espera de ser reactivados mientras que se sacan activos para venderlos y generar la ansiada liquidez para negociar con sus proveedores.

Hoy el sector inmobiliario en China es uno de los pilares de crecimiento en los que se sustenta el gigante asiático en las últimas décadas. La Oficina Nacional de Estadística señala que esta industria representa el 7,5% del producto interno bruto del país. Debido a esto Evergrande ha procedido a dar un descuento de 30% en sus precios de venta, algo inusual en su política financiera. Pero estos intentos por dar muestras de solvencia a sus acreedores o los clientes que compraron sus viviendas no han servido prácticamente de nada por las múltiples manifestaciones que se han conocido en diversos puntos de la nación. Se estima que cerca más de millón de personas esperan mudarse a sus nuevas viviendas debido a que ya han realizado depósitos y si la empresa quiebra perderán su dinero.

Miles de personas han realizado protestas contra la gigantesca empresa inmobiliaria.

Miles de personas han realizado protestas contra la gigantesca empresa inmobiliaria.

¿Y si el gobierno no interviene?

“La presión sobre Pekín para que intervenga en el caso de Evergrande crece a medida que la espiral descendente del mayor promotor inmobiliario de China no cesa y aumentan los signos de contagio financiero”, señala Kunjal Gala, especialista en negocios internacional. Además, afirma que “en lugar de permitir un colapso caótico hacia la bancarrota, muchos analistas predicen que los reguladores diseñarán una reestructuración para mantener el riesgo sistémico al mínimo. Pero nada es seguro”.

Quienes mayormente sufrirán un colapso de Evergrande demás de sus trabajadores y la gente que compró residencias son los proveedores quienes corren riesgo de tener pérdidas económicas gigantescas, incluso también podrían quebrar. Pero este riesgo puede atravesar fronteras porque muchos temen que promotores inmobiliarios del mundo, quienes se encuentran también muy endeudados temen que puedan seguir el mismo camino. La bolsa china cae muchísimo cuando los gigantes tambalean. Su poderío es tan grande que hace estremecer a toda la cadena.

Hui Ka Yan el dueño de la aproblemada Evergrande.

Hui Ka Yan el dueño de la aproblemada Evergrande.

¿Crisis mundial?

En 2008 cuando los promotores inmobiliarios quiebran los bancos e inversores que les prestaron dinero sufren pérdidas importantes y finalmente acaban restringiendo el crédito a las pequeñas empresas y particulares. Mattie Bekink de Economist Intelligence Unit (EIU) se atreve a predecir que de caer Evergrande “las consecuencias financieras serían de gran alcance. Según los informes, Evergrande debe dinero a unos 171 bancos nacionales y otras 121 empresas financieras”.

Todo este macabro panorama podría devenir en una crisis crediticia, que es cuando las empresas luchan milimétricamente por conseguir préstamos a tasas más accesibles. De esta manera China se vería afectado porque muchas de sus empresas no podrán seguir operando, generando pavor a toda la sociedad y las inversiones financieras pueden verse mermadas.

El gobierno Xi Jinping tiene la palabra y el futuro de millones de personas en su país… y en el mundo.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios