Preocupante artículo del New York Times anticipa “pesadilla” por pandemia del coronavirus en América Latina

El periódico estadounidense realizó un extenso análisis de cómo impactará el brote del Covid-19 en los países del tercer mundo.

Guía de: Internacional

Los países africanos puede ser severamente golpeados por el coronavirus.

Los países africanos puede ser severamente golpeados por el coronavirus.

El mundo es otro desde que el coronavirus empezó a emerger desde la ciudad china de Wuhan. Hoy, se ha extendido prácticamente por toda la faz de la tierra dejando efectos desoladores entre cantidad de contagiados y una cifra creciente de muertos. Potencias mundiales como Estados Unidos, Italia, España, Francia y el Reino Unido han resultado terriblemente afectados debido a la crisis sanitaria.

Son incontables los equipos médicos y científicos del mundo que luchan contra el tiempo para encontrar una vacuna, y de esa forma, contener la propagación del virus. El prestigioso diario New York Times, en una dura editorial, titulada “La crisis mundial del coronavirus está a punto de empeorar mucho más”, se refirió a la manera que afectará a los países más vulnerables de África, América del Sur y Asia meridional.

“No ha comenzado la pesadilla”

El articulo plantea que “en algunos lugares de los Estados Unidos y otros países desarrollados golpeados duramente por el Covid -19, la pregunta es cuándo podría ser posible empezar a volver al trabajo. Para gran parte del resto del mundo, la pesadilla aún no ha comenzado. Y parte del horror es que muchos de los países más pobres no tendrán los medios para hacer al respecto”.

Además, agrega que “con la excepción de Irán, los países más afectados hasta ahora se encuentran entre los que tienen las economías, los establecimientos científicos y los servicios médicos más avanzados del mundo. Lo que probablemente se avecina es la propagación del coronavirus a través de países asolados por conflictos, a través de campos de refugiados abarrotados y centros de detención en lugares como Siria o Bangladesh, a través de ciudades llenas de gente como Mumbai, Río de Janeiro o Monrovia, donde el distanciamiento social es imposible y no se confía en el Gobierno, y por medio de países sin la capacidad fiscal o los servicios de salud para montar una respuesta viable”.

New York Times escribió una preocupante editorial con lo que podría causar en el tercer mundo el coronavirus.

New York Times escribió una preocupante editorial con lo que podría causar en el tercer mundo el coronavirus.

El impacto en las naciones del tercer mundo finalmente contribuirá a un colapso financiero global porque la cadena de suministros de materias primas se suspenderá y con ello caerán las economías más frágiles. Junto con eso se avizora que el “virus se duplicará para volver a infectar las regiones del norte”.

Medidas paliativas

Los cálculos no son nada alentadores. Incluso, el Fondo Monetario Internacional (FMI), prevé que esto se constituya en la peor crisis desde la Gran Depresión de 1929. Por ese motivo aprobó un alivio de la deuda de 25 países para de ese modo permitir que liberen recursos económicos para luchar contra la pandemia.

En países desarrollados los gobiernos y las empresas han podido pagar a muchos trabajadores cesantes en el peor caso parte de sus salarios, mientras que otros trabajadores se han beneficiado de seguros de cesantía. Por el contrario, en naciones de África, América Latina y Asia meridional no existe una red de seguridad ni menos de ahorros. El periódico neoyorquino indica que “la dramática desaceleración económica ya está en marcha e interrumpirá los flujos comerciales y creará un desempleo que causará daños a niveles difíciles de predecir y difíciles de contemplar”.

Conflictos armados

Una preocupación creciente es la tensión que se vive en zonas de conflicto bélico. António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, pidió el inmediato el cese de todos los conflictos armados para de esa forma centrarse en “la verdadera lucha de nuestras vidas”. Su llamado fue relativamente efectivo, puesto que la coalición liderada por Arabia Saudita anunció un alto el fuego en la guerra sostenida contra los rebeldes hutíes en Yemen. Asimismo, grupos armados de Camerún, Filipinas y Colombia manifestaron sus deseos de dejar de luchar, al menos momentáneamente.

António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas pidió un cese al fuego.

António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas pidió un cese al fuego.

Visión pesimista

El New York Times cita en su editorial una encuesta realizada por International Crisis Group, que sostiene la alarmante predicción que “si la enfermedad se propaga en centros urbanos densamente poblados en Estados frágiles, puede ser virtualmente imposible de controlar”. Además, expone la desigualdad existente entre las naciones: Estados Unidos tiene dotación disponible de 160.000 respiradores, mientras que naciones como Sierra Leona en África tiene solamente 13 disponibles. Según un informe del Comité Internacional de Rescate en Venezuela el 90 por ciento de los hospitales enfrentan escasez de insumos y camas. Incluso se remarca que en la nación de Nicolás Maduro solo existen 84 camas en unidades de cuidados intensivos para una población de aproximadamente 32 millones de personas.

Lecciones valiosas

La lección que se debe aprender, según el medio ubicado en el 620 de la octava avenida de Manhattan, es que en esta pandemia “los eslabones más débiles de la cadena sanitaria mundial son una amenaza para la salud en todas partes”. Es por eso que es menester de la humanidad reforzar los esfuerzos en los países y comunidades devastados por la guerra para mejorar sus oportunidades de vida, citando al presidente del Comité Internacional de Rescate, David Miliband.

La editorial considera imprescindible “que el cerebro del mundo desarrollado”, en el que se cuentan universidades, medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales y grupos de reflexión, “se centren en una estrategia para el próximo y posiblemente más brutal frente en la lucha contra el flagelo del coronavirus. Si alguna vez el mundo exigió una respuesta global, esta es”, cerró.

La crisis sanitaria ha horadado las vidas y economías en Nueva York, donde tuvieron que sepultar cadáveres en fosas comunes.

La crisis sanitaria ha horadado las vidas y economías en Nueva York, donde tuvieron que sepultar cadáveres en fosas comunes.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios