Inicio » Internacional » Equipo

Presidente peruano arriesga destitución: las consecuencias de su presunta vinculación con Odebrecht

La votación será el próximo jueves y las probabilidades de Pedro Pablo Kuczynski que pierda la presidencia son altas.

Nada, pero nada de fácil han sido los últimos días para el presidente Pedro Pablo Kuczynski. Su supuesta vinculación con el caso Odebrecht le podría costar muy caro; a un año y medio en el poder podría convertirse en el primer Presidente de Perú en ser destituido.

Este sábado, luego de la información revelada esta semana, el parlamento peruano admitió con 93 votos a favor y 17 en contra, la petición de vacancia del presidente. Quienes están a favor de su destitución, consideran que “faltó a la verdad”, puesto que desde marzo a negado su vinculo con la constructora Odebrecht.

La votación que decidirá el destino del presidente, tendrá lugar este jueves 21 de diciembre. Las probabilidades de su destitución parecen ser altas, ya que la oposición tiene los votos necesarios para hacerlo y el partido gobernante, Peruanos por el Kambio (PPK), solo tiene 18 escaños en el parlamento.

En caso de que se haga efectiva la destitución, el vicepresidente (y actual embajador en Canadá), Martín Vizcarra, debería asumir la presidencia.

Vizcarra escribió en Twitter:

Peru tw

El artículo del diario peruano El Comercio, informó que la constructora reconoció los pagos a sobornos a PPK entre 2004 y 2013. Según Odebrecht, se le pagó más de  US$4.400 millones de dólares en esos años a First Capital, empresa que tiene al chileno Gerardo Sepúlveda (amigo del presidente peruano) como principal directivo, donde el mandatario participó para consultorías.

Caso Odebrecht y Perú

Recordemos que en diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de EE.UU, publicó una investigación a la constructora brasileña Odebrecht, que revelaba las actividades ilegales de ésta.

Coimas y sobornos a funcionarios públicos de 12 gobiernos distintos, con el fin de beneficiarse con grandes proyectos; Argentina, Colombia, EE.UU, Angola, México, Panamá, República Dominicana, Mozambique, Venezuela, Guatemala y Perú.

De este último gobierno, entre 2005 y 2014, según la investigación, la constructora pagó US$29 millones de dólares para sobornos, lo que se tradujo en US$143 millones de dólares en beneficios para la empresa.

Los gobiernos de Alejandro Toledo y Ollanta Humala, se vieron directamente involucrados; se detuvo a Humala y su esposa Nadine Heredia, el ex presidente Toledo es actual prófugo de la justicia en EE.UU con una orden de arresto por este caso, al haber recibido más de 20 millones de dólares por Odebrecht.

En esa línea, el actual presidente PPK ha negado desde marzo cualquier posible vínculo con la constructora. Sin embargo, el sábado pasado durante una entrevista radial, confirmó consultarías para grandes proyectos a empresas que dependían de Odebrecht pero en una época donde estaba alejado de cualquier cargo público.

Pero este miércoles la Comisión Lava Jato del Congreso peruano reveló pagos de la constructora por más de US$782 mil dólares a Westfiel Capital, empresa de PPK de asesoría financiera, entre 2004 y 2007, época donde el presidente peruano ejercía como ministro de Alejandro Toledo.

 

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X