Prostitución en España la convierte en un destino sexual favorito por estas razones

¿Qué razones están detrás del incremento del comercio sexual en el país ibérico?

Guía de: Internacional

La calle Montera de Madrid es una de las más visitadas por turistas. Foto de Diario El País.

La calle Montera de Madrid es una de las más visitadas por turistas. Foto de Diario El País.

Recientemente el diario español El Mundo se refirió en un artículo denominado “España, destino de turismo sexual”, acerca de lo extendido que está este tipo de comercio en el país, y una de las razones por la que algunos turistas que suelen preferir suelo ibérico han elevado a esa nación al menos al tercer lugar de este tipo de destinos turísticos en el orbe.

Datos esclarecedores

Se estima que ejercen la prostitución cerca de 45.000 mujeres, aunque especialistas creen que el número puede elevarse muchísimo más. Dentro de la oferta se puede encontrar a mujeres de muchas nacionalidades como búlgaras, rumanas, dominicanas, rusas, brasileñas o nigerianas a precios sumamente competitivos. Además, existe gran cantidad de prostíbulos, difusión de los mismos a través de la web o a través de volantes que son entregados libremente en las calles

A tanto ha llegado la actividad que según el Instituto Nacional de Estadística de España la prostitución representa el 0,35% del total de su Producto Interno Bruto y es considerada dentro de las inversiones más rentables, generando bastantes millones de euros por día con más de 1.500 burdeles funcionando.

Distintos estudios acerca de la materia sitúan actualmente a España como uno de los principales destinos con respecto a quienes viajan por sexo pagado. En el “top ten” figura en el tercer puesto e incluso va por más, según asegura Asunción Miura, representante de la Comisión para la investigación de malos tratos a mujeres y de la Coalición internacional Contra el Tráfico de Mujeres. “Y en algunas (se sitúa) incluso en la segunda”.

Otras naciones conocidas por este tipo de turismo son Tailandia, Brasil, Indonesia, Colombia, Camboya, Kenia, Filipinas, República Dominicana u Holanda.

¿Por qué ocurre este fenómeno?

Según revela el medio, en la cultura española no suele ser mal visto asistir a un burdel y al respecto existe muy poca legislación porque únicamente se castiga al proxeneta y en sólo algunos casos existe castigo a quienes practican el oficio más antiguo del mundo. En países como en Suecia o Noruega los clientes son perseguidos e incluso tienen riesgo de cárcel.

Además España es reconocido como un gran destino por su clima, playas, historia y atributos diferenciadores, por lo que gran cantidad de personas acuden año a año a ese país. Jorge Uroz, profesor del Departamento de Sociología y Trabajo Social de la Universidad de Comillas, entrega su opinión. “Por supuesto que hay turismo sexual en España, sin duda. Los propios cuerpos de Seguridad del Estado nos lo han confirmado. Sólo hay que ver cómo la mayoría de los clubes se concentra en las zonas turísticas”. Uroz es enfático en señalar que las condiciones incluso pueden ser mayores “Hasta existen agencias de viajes extranjeras que publicitan España como destino de turismo sexual. Al paso que vamos nos convertiremos en la Tailandia de Europa”.

Para publicitar el comercio sexual se ha masificado internet, el cual recomienda a ojos cerrados la madre patria para buscar satisfacer esta necesidad. El sitio web wikisexguide, algo así como una Wikipedia del sexo, no tarda en calificar al país. “España se está convirtiendo en uno de los destinos de turismo sexual más populares del mundo básicamente porque la prostitución es como si fuera legal en España, existe un vacío legal. Las trabajadoras sexuales no están penalizadas, mientras que los proxenetas sí. El 90% de las prostitutas son inmigrantes ilegales (muchas procedentes de América del Sur) e introducidas en España a través del tráfico ilegal de seres humanos, lo que deja a muchas en un limbo legal”.

Hace algún tiempo la revista Vice entrevistó a una canadiense de nombre Ivanka quien ejercía la prostitución en la calle Montera de Madrid.

Hace algún tiempo la revista Vice entrevistó a una canadiense de nombre Ivanka que ejercía la prostitución en la calle Montera de Madrid.

Hace algún tiempo la revista norteamericana Vice entrevistó a una prostituta canadiense de nombre Ivanka, quien ejerce su trabajo en la calle Montera de Madrid, precisamente una de las zonas más visitadas por turistas. Ante la pregunta de qué si junto a sus compañeras eran fiscalizadas Ivanka expresó que tenían algunas facilidades por parte de la policía. “Ellos pasan caminando como el resto de la gente y no hacen nada. Hasta ahora no he tenido problemas. Son tranquilos y nosotras también somos muy tranquilas, no es como en Barcelona. En Barcelona ponen multas”.

Paquetes turísticos sexuales

En el diario El Mundo María José Barahona, profesora de Trabajo Social en la Universidad Complutense y autora de varios estudios acerca de la prostitución, expresa un temor que puede que se esté materializando en este mismo instante. “No tenemos constancia de que existan paquetes turísticos sexuales con destino a España, pero sí la sospecha de que podría haberlos. Y si aún no los hay, al paso que vamos no tardará mucho en haberlos, encontrándonos como nos encontramos dentro de las rutas de turismo de burdel”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X