Inicio » Internacional » Equipo

Prostitución en los Juegos Olímpicos Río 2016: ¿Qué pasará con el comercio sexual?

El número de prostitutas estimadas para Río 2016 es de alrededor de 12 mil trabajadoras sexuales.

A medida que los deportistas se preparan para dar lo mejor de sí en los Juegos Olímpicos de Río 2016, un aspecto que casi no figura en los medios concentra la preocupación de miles de mujeres. Se trata de la prostitución y de cómo el comercio sexual se ha organizado para recibir a los miles de turistas que llegarán a ver la mayor cita deportiva del planeta.

Algunas trabajadoras sexuales han viajado desde el interior del país movidas por la intención de lograr sumas de dinero relevantes durante este periodo, pero no todas están tan optimistas.

Trabajadoras sexuales. (Imagen de Univisión).

Es el caso de Ingrid, una escort que no es tan positiva respecto del dinero que percibirán las trabajadoras sexuales, dado el movimiento que ha visto en los últimos días.

“Hasta ahora el trabajo sólo ha disminuido. En unos días vamos a ver la realidad”, dice Ingrid, citada por Univisión.

Estiman que el mayor movimiento estará en Copacabana, que es el lugar más visitado por los turistas, por lo que muchas de ellas se han instalado en discotecas o clubes nocturnos a la espera de clientes que podrían cambiar su nivel de ingresos.

El número de prostitutas estimadas para Río 2016 es de alrededor de 12 mil trabajadoras sexuales.

El Observatorio de la Prostitución de la Universidad Federal de Río de Janeiro, que sigue el tema de la prostitución y trabaja con un centenar de escorts para sus estudios, estima que es muy probable que suceda nuevamente lo que pasó durante el Mundial de Brasil 2014.

En esa época, los turistas extranjeros igual se concentraron casi en su totalidad en Copacabana, lo que fue un fracaso para las aspiraciones de los prostíbulos del centro histórico de las ciudad. Lo mismo pasó con los de Villa Mimosa, área cercana al estadio Maracaná. Allí, se estima, trabajan alrededor de 4.000 prostitutas y es donde se obtienen las tarifas más baratas a cambio de servicios sexuales precarios.

Según Univisión, un servicio sexual de 20 minutos puede llegar a costar 15 dólares, teniendo como escenario lugares con escaso espacio, sin aire acondicionado y con una higiene y seguridad escasas.

El Observatorio de la Prostitución estimó que para el mundial el uso de servicios sexuales en estos lugares de sexo rápido y económico bajó en un 15%.

El antropólogo Thaddeus Blanchette, del Observatorio de la Prostitución, estimó que hay un gran número de prostitutas creen las “expectativas infladas por los medios” y ponen sus esperanzas en los Juegos Olímpicos, pero finalmente todo podría terminar siendo “un mito”.

Univisión añade que el no saber idiomas -principalmente inglés- termina siendo también una complicación en comparación con las mujeres que trabajan en prostíbulos de lujo, a los que se denomina “termas”, quienes sí están acostumbradas a tratar con extranjeros.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X