¿Qué esconde la letra chica de FaceApp, la aplicación de moda por sus transformaciones?

La política de privacidad de la popular App rusa está en el centro de las miradas nuevamente.

Guía de: Internacional

Miles de rostros de famlosos y no tanto fueron compartidos en la red social.

Miles de rostros de famosos y no tanto fueron compartidos en la red social FaceApp.

Esta semana comenzó con innumerables rostros de famosas estrellas de cine, futbolistas y políticos de diversos países del mundo convertidos mediante la aplicación rusa FaceApp al otro sexo, causando gran conmoción y risas por montón por el creíble resultado y viralizando por las redes sociales cada una de esas imágenes.

Esta App es una obra de la empresa rusa Wireless Lab que emplea de forma sublime las técnicas de deepfake, el cual según la revista ‘Muy Interesante’ es un término que proviene de las palabras fake (falso) y deep learning (aprendizaje profundo, una técnica de aprendizaje automático usada en inteligencia artificial), y que por lo general se ocupa en videos con un realismo asombroso, mezclando rostros en otros cuerpos. En malas manos esa técnica puede ocasionar cientos de problemas, puesto que en un principio fue utilizada en las denominadas pornovenganzas, es decir, la publicación no autorizada de videos malintencionados de imágenes comprometidas de ex-amantes, o más bien de sus rostros, causando muchos desaguisados.

¿Privacidad violada?

En FaceApp muchas personas han subido voluntariamente hasta sus propias fotos para saber qué aspecto tendrían y han compartido ese resultado en redes sociales a sus contactos. Si bien la aplicación se puede descargar gratis, hay un punto que la mayoría no observa y aprueba sin siquiera meditarlo: las condiciones y su política de privacidad actualizadas el pasado 4 de junio. Esto porque una vez instalada la aplicación en el teléfono móvil, el usuario debe aceptar que el sistema registre la IP del dispositivo según señala el diario El País de España, y lo que parece más atemorizante, la página web que ese dispositivo visitó antes de utilizar su sistema.

Muchas personas instalan la App y no leen sus políticas de privacidad.

Muchas personas instalan la App y no leen sus políticas de privacidad.

El medio de comunicación español señala en un apartado, FaceApp advierte que registrará “las páginas visitadas, tiempo y duración de los accesos”, y que incluso en caso de aceptar puede ceder esa información a terceros. Por lo general las aplicaciones gratuitas para obtener ganancias deben explotar al máximo los datos del usuario y quienes las utilizan aceptan prácticamente a ciegas sus políticas de privacidad. No es la primera oportunidad en la que FaceApp es puesta en tela de juicio a raíz de la privacidad, ya en 2019 Wireles Lab recibieron miles de peticiones de personas que pidieron borrar sus rostros de los registros de la empresa cuando los habían cedido para ver cómo se verían en fotos envejecidos.

El analista de seguridad Daniel Creus indicó a El País que es posible “comprobar el nivel de privacidad de una aplicación antes de instalarla”, en servicios que suelen recopilar las políticas de privacidad como AppCensus. De todos modos, por lo general cuando el servicio es completamente gratis, pese a que FaceApp cuenta con una opción de pago, suelen aprovechar los datos del usuario lo que “de por sí, no tiene por qué ser negativo siempre y cuando seamos conscientes de ello y la política de privacidad sea transparente”.

Vanidad por sobre el sentido común

El presidente del Consejo General de Colegios de Ingeniería Informática de España, Fernando Suárez, pone el grito en el cielo con respecto a esta situación. “Al publicar datos en internet, perdemos por completo el control sobre los mismos. Nuestra vanidad supera nuestro sentido común y cedemos nuestra imagen, ya no solo en redes sociales, sino con empresas que usan técnicas de Inteligencia Artificial para su procesamiento y asociado a incontables datos sobre nuestra privacidad”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios