¿Qué fue de Mehmet Ali Agca, quien intentó asesinar al Papa Juan Pablo II hace 40 años?

El autor de un hecho que conmocionó al mundo purgó casi 30 años de presidio.

Guía de: Internacional

El Papa perdonó de corazón a su agresor.

El Papa perdonó de corazón a su agresor.

El miércoles 13 de mayo de 1981 se produjo un hecho que marcó un antes y un después en la vida del Papa Juan Pablo II, fallecido en 2005. Ese día los ojos del mundo se posaron en su figura debido a que un extremista turco de 23 años intentó darle muerte con cuatro tiros mientras el Sumo Pontífice se encontraba saludando a más de 20.000 fieles en su jeep descapotable en la Plaza de San Pedro, en El Vaticano.

En ese entonces Karol Wojtyla, de 60 años, fue trasladado de urgencia al hospital Gemelli de Roma, porque tenía graves heridas en el abdomen, el brazo derecho y la mano izquierda. En tanto el autor de los disparos fue identificado como Mehmet Ali Agca, un turco musulmán quien no actuó solo, aunque su cómplice, Oral Celik, huyó del lugar del suceso y recién fue hallado unos años más tarde en Francia, siendo detenido en esa ocasión por tráfico de drogas.

Juan Pablo II en aquellos días era ampliamente respetado y muy querido por las multitudes, porque dispensaba mucho cariño a las personas que se agolpaban a verlo e incluso era frecuente observarlo abrazando a niños y permitiendo que los fieles lo tocaran, lo que sin ninguna duda dificultaba el trabajo realizado por su equipo personal de seguridad.

 

 

Pese a la gravedad del atentado, el Papa pasó seis horas en el quirófano y logró recuperarse. Incluso solo cuatro días después del incidente se dirigió a sus fieles en un discurso proferido en su cama de hospital, dando señales de su recuperación. “Les doy las gracias con emoción por sus oraciones y los bendigo a todos”, consigna La Tercera. Una de sus frases más celebres es que extendió el perdón a su atacante, señalando la icónica frase “rezo por el hermano que me atacó, al que he perdonado sinceramente”. Ya el 3 de junio, Juan Pablo II estaba de regreso al ruedo con inusitada popularidad.

El 27 de diciembre de 1983, se produjo un hecho llamativo. El Papa visitó a Ali Agca en la cárcel, allí nuevamente le extendió el perdón y le regaló un rosario de nácar.

“Era joven e ignorante”

En el tiempo se ha investigado hasta el hartazgo el tema, pero nunca se ha logrado dar con respecto a quién dio la orden de asesinar a Juan Pablo II y ni por qué. En su libro de 2005 el papa señaló que “alguien había encargado su asesinato”.

El fallido atentado acrecentó la popularidad de Juan Pablo II.

El fallido atentado acrecentó la popularidad de Juan Pablo II.

Ali Agca era miembro del grupo ultranacionalista turco “Lobos Grises”, y pasó casi 30 años en prisión, en Italia y Turquía, siendo liberado el 2010. En su nación el ex extremista fue acusado de asesinar en 1979 a Abdi İpekçi, director del diario Milliyet, y asaltar dos bancos.

Debido al ataque al Papa, Ali Agca fue condenado a cadena perpetua, aunque fue indultado el 2000. De vuelta a su tierra natal fue llevado a la cárcel por otros delitos. Una vez en libertad trató de trabajar honestamente vendiendo autos, aunque pudo tener un mejor pasar económico debido a los derechos de autor por la venta de libros ligados al suceso que le cambió la vida.

En 2020 tuvo una entrevista con el periódico británico Daily Mail en donde señaló que estaba profundamente arrepentido de ese suceso y reveló que la ex Unión Soviética estuvo detrás del intento de asesinato. “Fueron ellos quienes planearon el asesinato, lo querían muerto”. La razón es que Wojtyla era peligroso debido su permanente difusión del anticomunismo y democratización en América Latina, justo en el momento en que Rusia intentaba ser un dolor de cabeza para Estados Unidos.

En un giro copernicano, Agca actualmente pasa sus días en un barrio tranquilo de Estambul, donde sus vecinos lo identifican con ser un hombre amable. “El Papa se convirtió en un hermano para mí. Cuando falleció, sentí que mi hermano o mi mejor amigo habían muerto”, expresó el hombre musulmán agregando que “ahora soy un buen hombre. Intento vivir mi vida correctamente. Cuando le disparé tenía 23 años, era joven e ignorante”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios