¿Quién es Miguel Díaz-Canel, el nuevo Presidente de Cuba? Conoce su perfil e historia

Conozca al candidato único para reemplazar en el poder a Raúl Castro a quien de joven le gustaban Los Beatles.

Guía de: Internacional

Díaz-Canel tiene 57 años. Foto: El Comercio de Perú.

Díaz-Canel tiene 57 años. Foto: El Comercio de Perú.

Para muchos es un misterio la figura de Miguel Díaz-Canel, 57 años, quien será la primera persona, desde el lejano 1959, en tomar la máxima dirección en Cuba y que no posee el poderoso apellido Castro y no luchó en la Sierra Mastra porque no había nacido aún.

El panorama que le espera no es nada alentador, porque encuentra a la isla con una economía estancada, infraestructura decadente, Estados Unidos mantiene su añosa hostilidad y aún no ha levantado el embargo, aunque bajo la presidencia se Barack Obama se acercaba a eso, señala El Comercio de Perú.

Díaz-Canel se tituló como ingeniero electrónico de la Universidad de Villa Clara en 1982 y luego realizó el servicio militar hasta 1985. Posteriormente dos años más tarde empezó a militar en la Unión de Jóvenes Comunistas y trabajó como profesor. También conformó una comisión especial que viajó a Nicaragua para apoyar al Sandinismo.

Para muchos cubanos Díaz-Canel es un enigma, porque su imagen es adusta, seria y de pocas palabras y apenas visible para la opinión pública. Incluso sus últimos años han trascurrido acercándose sigilosamente a la estructura del poder cubano.

En 1994 se le designó como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Villa Clara. Un puesto importante porque en la práctica es más importante que la del jefe de gobierno local. De inmediato se granjeó una fama de trabajador y llevar un estilo de vida modesto. Incluso se le recuerda porque en ese entonces, y con el cargo que alcanzó, no se cambió a una casa más grande. “La casa donde vive la mamá da hasta pena, hasta se le cayó el repello. Ahí también vivía el hermano de él. Él no arregló la casa para vivir más cómodo”, señaló al periódico peruano Fermín Roberto Tagle Suarez, de 78 años, quien realizaba junto a la nueva autoridad cubana rondas de guardias de vigilancia. Incluso se señala que la ahora máxima autoridad del país, realizaba recorridos sorpresa para verificar el servicio que recibían los ciudadanos e incluso muchos señalan que no era raro que se disfrazara para realizarlos.

Díaz-Canel sudederá en el poder a Raúl Castro. El Comercio de Perú.

Díaz-Canel sudederá en el poder a Raúl Castro. El Comercio de Perú.

En 2003, Díaz-Canel fue escogido como primer secretario de la provincia de Holguín, distante a 700 kilómetros de La Habana. Estuvo siete años desarrollando una labor casi anónima y de escasa visibilidad. Su premio a la lealtad lo tuvo en 2009, cuando Raúl Castro, sucesor y hermano de Fidel Castro, lo nombró como ministro de Educación Superior. Dentro de sus principales logros se cuentan que ajustó los planes de estudio, actualizó los contenidos educativos, modificó los reglamentos de posgrado e impulsó la tecnología en las universidades.

En 2012 fue ungido como primer vicepresidente, lo que coincidió con una indiferencia para con la prensa solamente realizando actividades protocolares y sin apariciones en los medios de comunicación. El diario La Nación de Argentina indica que “Quienes conocen bien a Díaz-Canel saben que es un tipo inteligente y hábil como para mantenerse en segundo plano mientras otros dotados de mayor carisma o popularidad iban cayendo como frutas maduras, incluidos los elegidos en primera instancia por Fidel”.

Sus admiradoras le llaman ‘El Richard Gere cubano’.

Personalidad afable

Díaz-Canel es descrito como un hombre de familia al que de joven le gustaban Los Beatles, quienes eran percibidos por la revolución como reflejo de la decadencia capitalista. En 1996, cuando Cuba se encontraba atravesando una dura crisis económica el ahora mandatario era padre de dos hijos, fruto del matrimonio con la estomatóloga Marta Villanueva, quien fue su novia de juventud.

En su servicio se caracterizó por atender a todo el que lo necesitase ya sea en la sede partidaria o en su propia casa. Gustaba de conversar con la gente y asistió permanentemente a un programa radial llamado “Alta Tensión”, donde respondía llamados de los auditores. Cuando aún trabajaba en Santa Clara creó “El Menjunje”, centro cultural conocido por realizar espectáculos transexuales, junto con trabajar abiertamente con la comunidad gay. El Comercio consigna que muchos vecinos aún lo recuerdan y que entre sus obras connotadas se cuentan el paseo peatonal en el casco histórico, inauguración de cafeterías, así como lugares de esparcimiento, aunque eso precisamente le costó críticas a su labor.

“En mi opinión no se puede gastar tanto en bulevares y parques cuando hay gente en barrios marginales que están viviendo muy mal”, señala la pobladora Anahí Tamayo al medio incaico.

Díaz-Canel, con el entonces secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en 2016. Foto: El Comercio de Perú.

Díaz-Canel, con el entonces secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en 2016. Foto: El Comercio de Perú.

Además, cuando se trasladó a Holguín su gestión supo de una potente sequía que afectó a los agricultores y los domicilios. Para paliar la situación contaba con un exiguo presupuesto por lo que las soluciones no fueron las mejores. En ese lugar Díaz-Canel también conoció el amor porque se enamoró de su segunda esposa llamada Liz Cuesta Peraza.

Díaz-Canel es un sobreviviente en la arena política, debido a que la generación que vivió la revolución se encargó de desprenderse de los más jóvenes señalando que no fueron lo suficientemente leales al proceso histórico. De todas formas, una situación lo refleja de cuerpo entero, porque en 2012 Harold Cárdenas, quien se desempeñaba como profesor de marxismo de la Universidad de Matanzas, tenía junto a dos amigos un blog denominado “La Joven Cuba”, que era de izquierda, pero criticaba al gobierno. A Díaz-Canel le llamó la atención participar y le dijo al comité editorial del incipiente medio de comunicación “¿qué necesitan para seguir haciendo La Joven Cuba?”. El resultado fue que el medio sigue existiendo y no necesariamente avenido a las políticas centrales. Cárdenas cree que esta situación muestra que la nueva generación, posterior a la revolución y anterior a la suya propia, le dará finalmente continuidad al proceso revolucionario, pero con algunas modificaciones.

“Díaz-Canel lleva años en una posición muy incómoda, nadie de su generación ha sobrevivido hasta llegar el lugar a dónde está él. Yo hablo con Díaz-Canel como con un tío. Es mucho más comunicativo de lo que se muestra… Existe una imagen gris de Díaz-Canel que es una construcción gubernamental de desproveer a la dirigencia de colores para mostrar una solemnidad innecesaria”, opina Cárdenas.

A su vez La Nación de Argentina cree que Díaz-Canel finalmente representa la continuidad del régimen. “Apunta a una continuidad con una apertura económica. Insisto en que no se sabe la personalidad ni la agenda real en un régimen como este donde han rodado tantas cabezas en la coyuntura actual. Y en los meses que siguen no va tampoco a revelarlo en la medida que va a estar acompañado y vigilado por los históricos y el aparato de la policía política”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios