Inicio » Internacional » Equipo

Recep Tayyip Erdogan, claves de su gobierno en Turquía

Las elecciones legislativas de Turquía permitieron que el AKP, partido del actual primer ministro Recep Tayyip Erdogan obtuvieran la victoria. De esta forma, Erdogan se aseguró un tercer período. Conozca las claves de su gobierno.

Se consolida, pero no avanza

Los resultados oficiales le entregaron un 49.95% de los votos al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado) que no sólo tiene como gran figura al actual primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, sino que también al presidente, Abdullah Gül. Más atrás quedaron el Partido Republicano del Pueblo (CHP, laicista y socialista), con el 25.94%, el Partido de Acción Nacionalista (MHP, nacionalista), con el 12.98%, y los independientes asociados al Partido por la Paz y la Democracia (BDP, pro-kurdo), con el(5.9%.  En comparación a las legislativas de 2007, el AKP subió 3.48 puntos porcentuales, el CHP aumentó en 5.1, el MHP cayó en 1.28. La situación de los partidos pro-kurdos no se puede comparar debido a que el Partido por una Sociedad Democrática (DTP, que tenía 21 escaños y cerca de dos millones de votantes en 2007) fue prohibido por ley en 2009. En conclusión, a pesar de un avance respecto a 2007 (y también en relación a las municipales de 2009), el AKP domina, pero no logra aumentar las diferencias. Sin embargo, algo positivo para el AKP, es que podrá continuar en el gobierno sin tener que formar alianzas y Recep Tayyip Erdogan se asegura un tercer mandato.

Un Parlamento entre cuatro y sin mayoría absoluta

Erdogan

Foto: Reuters

El gobierno de Erdogan se ha enfocado en evitar problemas con sus vecinos.

Los resultados de la votación dejan como consecuencia que el AKP tenga 326 asientos en el Parlamento turco, mientras que el CHP alcanza 135, el MHP obtiene 53 y los independientes apoyados por el BDP ganan 36. De esta forma, el Parlamento de Turquía contará con sólo cuatro partidos políticos. Esto se produce debido al hecho que sólo quienes alcanzan un mínimo del 10% pueden entrar al Congreso. La excepción la ponen los candidatos que se presentan sin apoyo de un partido político (es lo acontecido con los candidatos “amigos” del BDP). Lo principal del nuevo Parlamento es que el AKP deberá seguir conversando y negociando con la oposición.

La nueva Constitución

En la previa de las legislativas este punto fue uno de los más analizados. Con los resultados obtenidos, el AKP no consiguió la meta de 367 asientos, con lo cual habría podido modificar la Constitución sin necesidad de negociar con la oposición. Tampoco consiguió los 330 puestos, situación que le habría significado evitar un referéndum. Es así que el AKP no sólo tendrá que establecer la nueva Constitución mediante el diálogo con los opositores, sino que además tendrá que someterla al voto popular. Para algunos esto es un freno al supuesto plan de Erdogan de crear el cargo de Presidente y así perpetuarse en el poder hasta el 2023.

El ascendente poder kurdo

Con triunfos en 17 ciudades y un total de 36 escaños en el Parlamento (14 más en comparación a 2007), los candidatos independientes del bloque “Trabajo, Democracia y Libertad”, avalado por el BDP, principal partido kurdo, obtuvieron una gran victoria. Aún más, se dieron el gusto de ganar asientos en Estambul y en Diyarkabir, estratégico bastión del sureste kurdo. Este nuevo contexto -mayor representación en el Parlamento y la intención de Erdogan de negociar con los kurdos- genera una relativa expectativa respecto a un cambio en la política interna de Turquía en relación a la cuestión kurda.

Las mujeres y su progresivo avance

En 2007, 50 mujeres lograron ingresar al Parlamento turco, mientras que en 2011 fueron 78 las figuras femeninas que obtuvieron el paso hacia dicho órgano. Es un aumento de casi el 55% y eso es un gran logro en una sociedad como la turca. 45 representarán al AKP, 19 al CHP, tres al MHP y 11 provienen del bloque avalado por el pro-kurdo BDP. Sin embargo, las mujeres no están conformes, pues siendo más de la mitad de la población del país, sólo tienen el 14.1% de los diputados. En las municipales de 2013 esperan revertir esta situación.

Relaciones con la Unión Europea, Medio Oriente y el espacio turcomano

Turquía-UE

Foto: Reuters

La incorporación de Turquía a la UE sigue siendo un tema pendiente.

La adhesión de Turquía a la Unión Europea sigue siendo un dolor de cabeza para ambas partes. Ante la evidente oposición de varios países europeos (como Austria, Holanda y, particularmente, Alemania y Francia), la sociedad y la política turca han comenzado a olvidar el “sueño europeo” y han volcado su mirada hacia Medio Oriente y el espacio turcomano.  Por eso, Recep Tayyip Erdogan tendrá la oportunidad de seguir con sus críticas hacia la UE y presionar para que les allanen el camino o, simplemente, seguir como mediador y referente en Medio Oriente y fomentar una unión con países cercanos como Siria, Iraq e Irán.

La política de “cero conflicto”

El gobierno de Erdogan se ha enfocado en evitar problemas con sus vecinos y así es que se estableció la política de “cero conflicto” con estados como Siria, Iraq, Irán, Líbano y otros. Incluso Israel, en su momento, estuvo dentro de este grupo, pero tras algunos penosos acontecimientos (ataque a la flotilla turca que iba a Gaza y fuerte represión a los palestinos en 2009), esto cambió la situación.  Habrá que ver qué ocurre con esta política de “cero conflicto”, especialmente por la situación que se vive en Siria, en la cual Turquía ha ido endureciendo, progresivamente, su diálogo con el gobierno sirio.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/13/internacional/1307954074.html

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X