Inicio » Internacional » Equipo

Seis meses siendo violada todos los días: Esclava sexual del Estado Islámico relata infierno que vivió

El relato de la joven es sobrecogedor. Dice que puede contar lo que le pasó sin llorar, porque ya no le quedan lágrimas.
1

Ekhlas, la joven yizadí que fue convertida en esclava sexual por el autodenominado Estado Islámico.

Su historia es tan fuerte que bien podría ser parte del guión de una película muy violenta de abuso sexual y torturas, pero lo doloroso es que forma parte de una dramática realidad que está muy presente y que, lamentablemente, sigue ocurriendo todos los días. Es la historia de Ekhlas, una joven de la minoría Yizadí que fue fue secuestrada a los 14 años (hoy tiene 17) por miembros del Estado Islámico, quienes la sometieron a las peores aberraciones que resista la imaginación.
“Mi vida era bonita, pero sólo dos horas la cambiaron completamente”, relató la joven a un programa de la BBC, cadena británica que recogió su historia que hoy está dando la vuelta al mundo.

“Vinieron con su bandera negra. Mataron a nuestros hombres y violaron a nuestras niñas”. Así parte su relato para recordar el fatídico agosto de 2014 en que su aldea fue atacada por militantes del llamado Estado Islámico. La violenta arremetida de los militantes significó la muerte de muchas personas, pero no así de mujeres y niños, quienes fueron capturados. Las mujeres, para servirlos y saciar sus apetitos sexuales; y los niños, para ser reclutados a la fuerza como parte de sus filas.

“Mataron a mi padre frente a nuestros ojos. Vi su sangre en sus manos”, recuerda Ekhlas, quien hoy reside en un hospital psiquiátrico en Alemania para ayudarla a superar las traumáticas experiencias que vivió al norte de Irak, donde fue secuestrada y violada.

El nivel de su relato va subiendo en crudeza y brutalidad: “Todo lo que escuchaba eran gritos, llanto, todos estábamos hambrientos, no alimentaban a nadie. Vi a un hombre de unos 40 años sobre una niña de unos 10. La niña gritaba”.

“Nunca olvidé esos gritos. Decía ‘Mamá, mamá…’ pero no pudimos hacer nada”, dice la joven.

2

Ekhlas, al igual que numerosas adolescente y niñas víctimas del EI, recibe terapia para superar lo que vivió. Aquí, en esta imagen de la BBC, durante una sesión de meditación.

Una esclava sexual más

Ekhlas recuerda el momento en que un miembro del EI se acercó a las niñas y adolescentes retenidas: “Él me escogió entre 150 niñas. Era tan feo, como una bestia, con pelo largo. Olía tan mal… tenía tanto miedo que no podía ni mirarlo”.

“Me violó todos los días, durante seis meses”, recuerda asqueada.

Y luego cuanta que trató de quitarse la vida ante el infierno que estaba viviendo. “¿Cómo logro decírtelo sin llorar? Te explico: me quedé sin lágrimas”, cuenta.

La fuga

La situación para Ekhlas se hizo insostenible y la única opción de sobrevivir a sus padecimientos era escaparse. Así, mientras el hombre que la abusaba se encontraba combatiendo, ella logró fugarse para ser posteriormente llevada a un campo de refugiados donde conoció a Jaqueline Isaac, abogada estadounidense que presta ayuda humanitaria para ubicar a niños en situaciones similares dentro de países que forman parte de la Unión Europea.

Isaac recuerda que cuando conoció a Ekhlas, la joven no la miraba directamente a los ojos. “No había contacto visual”, dice.

El caso de la joven Yizadi no es aislado. Se estima que actualmente hay entre 2.000 y 4.000 niños de esa minoría que permanecen en poder del autodenominado Estado Islámico.

3

El sueño de Ekhlas es ser abogada y está trabajando para lograrlo.

El relato de la BBC cuenta que Hoy Ekhlas ha vuelto a mirar a los ojos, canta y sueña con llegar a ser una abogada.

Le preguntan si le gustaría volver a su país, a Irak. Responde: “Sí. Pero cómo reconozco yo al vecino que alguna vez me traicionó y violó. Cómo sé que no volverá y violará a mis hijas”.

“Probablemente piensas que soy fuerte como una roca, pero quiero que sepas que estoy herida por dentro. Mi dolor es como 100 muertes”, explica Ekhlas, mientras su relato se replica en numerosos medios del mundo con el objetivo de visibilizar su dramática vivencia, la misma que miles de niñas y adolescentes secuestradas siguen padeciendo a diario.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X