Serguéi Ilyushin: La desconocida historia del padre de “Luchín”, el famoso avión que combate incendios

Fue un autodidacta en distintas disciplinas hasta que se topó con lo que haría el resto de su vida: La confección de aeronaves.

Guía de: Internacional

A pesar de las precariedades de su infancia Sergey Ilyushinun llegó a convertirse en ingeniero mecánico y aeronáutico. Foto: www.t13.cl

A pesar de las precariedades de su infancia Serguéi  Ilyushinun llegó a convertirse en ingeniero mecánico y aeronáutico. Foto: www.t13.cl

Desde pequeño Serguéi Ilyushin amo la pequeña biblioteca que había en su modesta casa, en donde vivía con sus restantes diez hermanos en un pequeño pueblo cerca de Vologda, Rusia. Desde temprano tuvo vocación para acaparar conocimiento, nunca significando un sacrificio recorrer todos los días los restantes 2,5 kilómetros que separaban su morada de la escuela a la que asistía.

A los 11 años debió abandonarla, para ayudar a su familia, desarrollando distintas labores remuneradas como obrero, limpiando canales, jardinero y chochero, según señala el sitio de Teletrece en internet.

Una vez, paseando en una feria de globos aerostáticos le llamó la atención la naciente industria aeronáutica, y se obsesionó con saber todos sus secretos, llegando a convertirse en un ingeniero mecánico y aeronáutico autodidacta. Pero para llegar a serlo fue un sabio en el arte de la matemática, física y la química, además de ingresar al ejército.

En 1917, superó con honores el examen para convertirse en piloto de aviación. Incluso durante la Guerra Civil Rusa desempeñó tareas con los bolcheviques como mecánico de aviones, comisario militar y jefe de tren de mantenimiento de aeronaves.

Ya en 1926 se graduó de la Academia y en 1931 fue el creador de la oficina de diseño Ilyushin, que se dedicó al diseño y fabricación de aviones comerciales de largo alcance de la Federación Rusa. Algunos de sus modelos fueron ocupados por el Ejército Ruso durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue tanto el reconocimiento en vida que alcanzó siete veces el Premio Stalin del Estado, más que ninguna otra personalidad rusa, además de ser distinguido como “Héroe del Socialismo”, una de las máximas condecoraciones de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Una de sus frases más emblemáticas fue “Los aviones deben hablar de su creador, y no al revés”.

El Ilyushin Il-76 fue prestado por el gobierno ruso para hacer frente a las llamas del incendio forestal en la zona central. Foto: www.13.cl

El Ilyushin Il-76 fue prestado por el gobierno ruso para hacer frente a las llamas del incendio forestal en la zona central. Foto: www.13.cl

Una de sus creaciones más preciadas fue el Ilyushin Il-76, que recientemente fue facilitado por el gobierno ruso para contribuir en la ardua lucha contra los incendios forestales que han azotado a la zona central del país. El modelo fue creado en 1971, y está fabricado para sostenerse en condiciones extremas en zonas alejadas e incluso prescindir de pistas de aterrizaje. Este modelo fue uno de los últimos que supervisó en terreno Ilyushin, puesto que luego se retiró de la actividad y falleció a causa de distintas enfermedades. Su cuerpo yace enterrado en Cementerio Novodévichi, en Moscú.

Acá puedes ver la creación en Chile de este autodidacta que hizo historia en el diseño y fabricación de aviones, preparado por TVN, programa 24 horas:

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X