Texas y Mississippi decretan fin del uso de la mascarilla pese al llamado de Biden y reabren el comercio

Los gobernadores de ambos estados confían que la vacunación contra el Covid-19 logre disminuir la cifra de infectados y fallecidos.

Guía de: Internacional

El uso de las mascarillas y protectores faciales no serán obligatorios.

El uso de las mascarillas y protectores faciales no serán obligatorios.

Consternación ha causado la decisión del gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, de reabrir en su Estado los establecimientos comerciales al 100%, sumado a acabar con la “imposición” del usar la mascarilla y del aforo reducido, medidas que se han implementado en gran parte del mundo para reducir los contagios por coronavirus.

En una conferencia de prensa Abbott señaló esta medida se empezará a implementar a contar del próximo miércoles 10 de marzo debido a que “demasiados texanos han sufrido marginación en sus oportunidades laborales; demasiados propietarios de pequeñas empresas han tenido dificultades para pagar sus facturas. Esto debe acabar. Es el momento de abrir Texas al 100%”.

Esta implementación contraviene cualquier recomendación médica y organizaciones sanitarias federales de los Estados solicitaron a Abbott rever esta situación, puesto que Texas es el segundo Estado más poblado de Estados Unidos, y aún mantiene una tendencia alta con relación al contagio y suma 40.000 fallecidos. Como consigna El País de España el progreso en la lucha contra el coronavirus se estancó a pesar del incremento del ritmo de la vacunación. Desoyendo cualquier consejo, Abbott expresó su confianza con relación al proceso de vacunación y que la próxima semana sean aproximadamente siete millones de personas las que sean inoculadas.

De todos modos, Abbott se abrió a que todas aquellas empresas y comercios que desean seguir manteniendo medidas para disminuir contagios lo podrán mantener.

El republicano Greg Abbott causó con las polémicas implementadas en Texas.

El republicano Greg Abbott causó con las polémicas implementadas en Texas.

Mississippi en llamas

Pocos minutos después, desde Mississippi el gobernador republicano, Tate Reeves, comunicó exactamente las mismas medidas en su cuenta personal de Twitter. “El número de personas ingresadas en los hospitales y el de nuevos casos se han desplomado rápidamente y la vacunación avanza a buen ritmo. ¡Ha llegado el momento!”.

En la actualidad Estados Unidos se ha convertido en el país más golpeado por la crisis del coronavirus, debido a que suma 28,7 millones de contagios y más de 551 mil muertos, según informó el centro de cómputos de la Universidad John Hopkins.

De esta forma tanto Texas como Mississippi se unieron a otros 12 Estados, de un total de 50, que levantaron el mandato de la mascarilla o que incluso nunca llegaron a imponerlo, como fue en el caso de Florida o Arizona.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios