Trabajador defraudó a la empresa en que trabajaba y gastó fortuna en un alocado fin de semana

El dinero fue para fiestas, alcohol, drogas y prostitutas debido a que el funcionario reclamaba llevar una vida triste.

Guía de: Internacional

El contador se dio un gran fin de semana para dejar atrás la tristeza que lo agobiaba.

El contador se dio un gran fin de semana para dejar atrás la tristeza que lo agobiaba.

Darren Carvill, un contador auditor de 38 años de edad ha hecho noticia recientemente en Inglaterra debido a que  desfalcó aproximadamente la cuantiosa suma de 195.000 dólares en la empresa donde solía trabajar, una cadena de servicio de automóviles denominada Señor Clutch.

El motivo del robo fue financiar un fin de semana plagado de sexo, drogas y alcohol. Lo que llevó a Carvill a cometer este hecho según su abogado James Ross, en declaraciones vertidas al Daily Mail, que su cliente llevaba una vida “solitaria e infeliz” y para subsanarlo decidió darse un lujoso fin de semana. Ross agregó que su defendido “durante la mayor parte de su vida ha sido intimidado y ha sufrido de muy baja autoestima y torpeza social”.

La millonaria cifra fue íntegramente derrochada en fiestas privadas realizadas en los mejores pubs  de la ciudad de Maidstone, ubicada al sureste de Inglaterra done hubo gran cantidad de alcohol, drogas, específicamente cocaína, y la contratación de los servicios sexuales de nueve prostitutas.

Según el Daily Mail este fue uno de los clubes en donde Carvill gastó el dinero.

Según el Daily Mail este fue uno de los clubes en donde Carvill gastó el dinero.

Al momento de su detención, Carvill estaba al tanto que la cifra defraudada podría hundir financieramente a la empresa, pero según Publimetro el hombre señaló que todo fue para poder compensar su apagada vida social y de ese modo lograr “ser feliz por un momento”.

El contador en tanto se mostró agradecido de sus ex jefes, aunque no así con sus compañeros de labores  a quienes acusó de burlarse de él permanentemente y que incluso fueron  multados con la reducción de su salario debido a los malos tatos que le prodigaban.

Debido al robo el tribunal de la zona condenó a Carvill a dos años y medio de cárcel luego de que el funcionario se declarara culpable de 18 cargos de fraude.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X