Traductores que ayudaron a EE.UU. en Afganistán son amenazados de muerte: Talibanes quieren decapitarlos

Muchos han sido evacuados, aunque sus familias podrían sufrir las represalias tras quedarse en Kabul.

Guía de: Internacional

Unos 18 mil traductores han sido amenazados de muerte y tramitan una visa para salir de Afganistán.

Unos 18 mil traductores han sido amenazados de muerte y tramitan una visa para salir de Afganistán.

Una de las labores más importantes y trascendentes en una guerra, más si los países en conflicto tienen diferentes culturas e idiomas, es la labor de los traductores puesto que cargan con un gran peso de responsabilidad sobre sus hombros.  Esto es importante tanto para periodistas que cubren conflagraciones como para las tropas de ocupación y que debido a su labor necesitan tener certezas.

Así como los traductores cobran inusitada importancia en el comienzo, cuando se terminan los conflictos son los primeros en ser desechados. Según Infobae esto está ocurriendo en Afganistán como antes pasó en Irak o Vietnam. Y es que de cobrar generosamente en dólares y tener un buen pasar mientras se desarrollan los conflictos cuando estos finalizan son vistos por sus compatriotas en muchos casos como simples parias.

Amenazas de muerte

El medio argentino relata la historia de Sohail Pardís, afgano de 32 años, quien trabajó 18 meses como intérprete de las fuerzas estadounidenses. Apenas las tropas emprendieron la retirada fue amenazado de muerte. Hizo caso omiso y cuando fue a celebrar Ramadán junto a su familia, los talibanes balearon su auto a las afueras de Kabul y le cortaron la cabeza de un sablazo. Esta situación es altamente preocupante puesto que, según la organización No One Left Behind, existen cerca de 18.000 traductores y colaboradores que podrían correr la misma suerte. Actualmente muchos de ellos gestionan en la embajada estadounidense la visa especial de inmigrantes (SIV´s) esperando que terminen antes de septiembre, plazo que dio el presidente Joe Biden para completar la evacuación de Afganistán.

Los solados necesitan imperiosamente de los servicios de traductores que faciliten su labor en campo enemigo.

Los solados necesitan imperiosamente de los servicios de traductores que faciliten su labor en campo enemigo.

Muchos creen que el endeble gobierno democrático de Afganistán implantado por occidente se derrumbará apenas los soldados extranjeros se marchen a su patria. Esta situación se repite en las tropas de la OTAN que se han ido retirado paulatinamente de territorio afgano. Según el Ministerio de Defensa de Alemania actualmente se han aceptado las solicitudes de visado de 471 trabajadores locales junto a 1.900 familiares. Se espera que “alrededor del 95 por ciento de ellos recibirán los documentos necesarios para viajar a Alemania cuando finalice “la presencia de la Bundeswehr en Afganistán”.

Un caso parecido es el revelado por la revista Der Spiegel, que cuenta acerca de Abdul Rauf Nazari, de 49 años, quien se encargó de guiar a los soldados alemanes en sus labores y ellos, antes de retirarse le agradecieron gentilmente. Entrevistado por el prestigioso medio el traductor señaló que es prácticamente un hombre muerto caminado. “Me van a matar. No hay forma que sobreviva en Afganistán”.

Ayuda a los trabajadores locales

Recientemente organizaciones no gubernamentales, lideradas por el Proyecto Internacional de Asistencia a los Refugiados y que incluyen a Oxfam, UNICEF y Amnistía Internacional, instaron a ayudar a los trabajadores locales. “Con la retirada en curso, los estados miembros de la OTAN deben actuar urgentemente para garantizar la seguridad de los civiles afganos presentes y pasados comprometidos localmente. El tiempo se agota”. Todo se conjuga de mala forma para los trabajadores locales que requieren de una visa cuyo proceso burocrático puede durar hasta nueve meses lo que en opinión de las ONG’s “esa cantidad de tiempo ya no es factible”.

Joe Biden quiere que sus soldados salgan de territorio afgano.

Joe Biden quiere que sus soldados salgan de territorio afgano.

En 2014, muchos soldados extranjeros se retiraron de Afganistán lo que ha ido de la mano con que aproximadamente 26.000 afganos junto a sus familias han recibido asilo en Estados Unidos. Pero cerca de 18.000 que trabajaron codo a codo en labores de traducción siguen en Afganistán y temen por su vida y la de sus seres cercanos. Según No One Left Behind más de 300 intérpretes fueron ejecutados luego de colaborar con el ejército estadounidense.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios