Venezolanos sobreviven a la crisis del Coronavirus encerrados y sin provisiones: Este es el drama con que conviven

La gran mayoría no dispone de alimentos para afrontar la crisis sanitaria.

Guía de: Internacional

El pueblo venezolano es puesto a prueba una vez más, esta vez por el Coronavirus.

El pueblo venezolano es puesto a prueba una vez más, esta vez por el Coronavirus.

El brote de Coronavirus aparecido en Wuhan hoy recorre y azota a todo el mundo. Una de las zonas donde existe mayor temor a la respuesta contra el mortal virus es Venezuela, país que desde hace muchos años atraviesa una profunda crisis económica y social y cuyos ciudadanos no han podido abastecerse como es debido frente al estado de Cuarentena.

El diario El País de España entrevistó a Gerson Hernández un trabajador informal en el cementerio de Caracas que solía vender cuadernos y útiles escolares. Debido a la pandemia y la suspensión de las clases decidió cambiar de rubro. Ahora vende mortadelas desde su propia casa. Antes solía ganar siete millones de bolívares, lo que equivale a menos de 100 dólares que apenas le alcanzaban para alimentar a su esposa y dos hijas. Hoy sus ingresos sólo llegan a 25 dólares. Los trabajadores informales en Venezuela equivalen al 60% de la población que labora. Los bajos salarios obligan a las personas a buscar nuevas fuentes de ingresos, con la dificultad que conlleva “con dos cuadernos que venda compro un pan. La cosa no parece fácil, por lo que se ha visto en otros países yo creo que esto va a ser para rato, pero fui a Catia hace tres días y eso está normal, el comercio tiene mucho movimiento, y la gente, sin mascarillas”, dice Gerson.

En el periódico español informan que los policías han impuesto estrictos controles en los sectores pertenecientes a la clase media de Caracas. En este instante solo los supermercados y panaderías reúnen gente, pero se intenta que las filas incluyan un metro de separación entre cada persona y que todos porten guantes y mascarillas para mayor seguridad, como señaló el presidente Nicolás Maduro. Pero en otras zonas más populares, que tienen restricciones, no existe fiscalización al distanciamiento social y las calles suelen congregar a muchas personas. Ha trascendido un video en donde puede verse a un funcionario de policía premunido con un megáfono que le pide a la gente, ante su indiferencia, volver a sus casas “por la salud de todos”. Incluso se han registrado protestas en el barrio de Catia cuando la policía realizó un procedimiento contra comerciantes informales.

Caracas cumple una cuarentena de dos semanas, pero muchos de sus habitantes no pueden guardar alimentos para este periodo.

Caracas cumple una cuarentena de dos semanas, pero muchos de sus habitantes no pueden guardar alimentos para este periodo.

Sin gasolina en el país del petróleo

Hoy es prácticamente imposible que muchos venezolanos guarden alimentos. El Programa Mundial de Alimentos, perteneciente a la Organización de Naciones Unidas, ha señalado en un estudio que el 8% de la población de Venezuela, aproximadamente 2,3 millones de personas, se encuentran en una situación de inseguridad alimentaria grave, “como resultado de los altos precios de los alimentos”. Además, según el catastro, otros siete millones de ciudadanos enfrentan una situación de inseguridad alimentaria moderada.

Otro de los entrevistados de El País, Yonathan Torres, muestra que una de sus principales preocupaciones es que la comida se acabe para él, su esposa, su hija y su suegro. Este mototaxista de La Vega, barrio ubicado al oeste de Caracas, lleva dos semanas de cuarentena. Antes sus ingresos semanales llegaban a 100 dólares y gracias a unos ahorros pudo comprar comida. “Con esto aguanto hasta que termine la cuarentena el 13 de abril, luego me va a tocar trabajar. Esperemos que no se extienda y que no se agrave. Me preocupa la comida, la gasolina no está llegando y si eso sigue así, no va a haber más comida”.

En el país del petróleo, el combustible escasea. Existen sectores prioritarios, como trabajadores sanitarios, de seguridad, militares y transporte de alimentos. Esta medida ha sido complementada con la exportación de gasolina para el consumo interno. Mientras en el mundo el combustible se acumula debido a la paralización de las actividades, en Venezuela las reservas parecen agotarse.

El presidente Nicolás Maduro recomendó el uso de mascarillas para frenar a la pandemia.

El presidente Nicolás Maduro recomendó el uso de mascarillas para frenar a la pandemia.

Desde el estamento agrícola se ha insistido que los productores no tienen acceso al combustible y que, debido a esto, la distribución de las cosechas está seriamente comprometida y hay miedo que no pueda completarse la cadena de suministro.

El sociólogo Luis Pedro España, director de Ratio, agencia de análisis perteneciente a la Universidad Católica Andrés Bello cree que todo esto le sirve al gobierno para encubrir su ineptitud: “Venezuela está parada desde hace mucho tiempo, luego de seis años de contracción del PIB. La cuarentena al final es una sobreactuación del Gobierno para disimular que estamos parados porque no hay gasolina, porque no hay actividad económica, no tanto por el virus, y que en el marco de la recesión mundial va a ser peor. ¿Qué economía del mundo va a estar preocupándose de la economía de un país cuyos jefes ahora están buscados por la justicia?”.

Según estadísticas oficiales en Venezuela hay solo 113 contagios confirmados a la fecha y dos muertes ocurridas en dos semanas. Para soslayar esta situación Maduro prometió un bono económico equivalente a cuatro dólares para cuatro millones de personas, los que a duras penas alcanzan para un poco de comida. La nota cierra con el testimonio de Mariana Hernández, psicóloga clínica graduada de la Universidad Central de Venezuela, que vive con su madre y el constante miedo a perderlo todo por lo que decidió atender pacientes a través de internet. “Veo personas mayores, que no manejan la herramienta y para quienes no es cómodo hablar desde sus casas. Yo vivo de mis consultas y me preocupa mucho que esto se extienda más allá porque veo mis ingresos muy reducidos. Con mis ahorros solo tengo para dos meses de comida”.

Más sobre Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X