Inicio » Internet » Equipo

¿Qué son y cómo funcionan los acortadores de URL?

Mucha gente aún no conoce las bondades de esta técnica web y muy pocos saben realmente cómo funcionan. Aquí entregamos una guía.

La cantidad de información que residen en Internet es tan grande que las direcciones web se han tornado infinitamente largas y difíciles de recordar. Para solucionar este problema, se crearon los acortadores de URL (Uniform Resource Locator, o Localizador Uniforme de Recursos… en fácil: el número de pedido en la gran biblioteca llamada Internet).

Mucha gente aún no conoce las bondades de esta técnica web y muy pocos saben realmente cómo funcionan. Con la llegada de los SMS y las plataformas de redes sociales como Twitter o Identi.ca, que soportan hasta 140 caracteres por mensaje, se hizo necesario crear un sistema para poder adjuntar un link en el menor espacio posible. Así fue como nacieron estas herramientas web, por ahí por el año 2001 con el primero de estos servicios: tinyurl.com

La gracia de estos acortadores es que permiten que largas direcciones pasen a achicarse hasta en un 90%, dejando atrás esas poco estéticas e incómodas direcciones web.

¿Pero, cómo funcionan?

URL  cortas

Foto: El Mercurio

La principal técnica para generar estas nuevas URL se llama “de base 36″.

Básicamente, los acortadores de URL funcionan en base a una clave primaria asociada a un dominio de nivel superior. Esto significa que cada dirección acortada pertenece a una sola web publicada en la red y equivale a su número de identificación personal.

La principal técnica para generar estas nuevas URL se llama “de base 36″, asumiendo que se usarán combinaciones de 26 letras del alfabeto occidental y 10 números del 0 al 9. Si además se le suman letras en caja lata y baja, entonces la técnica usada es de “base 62″. Una tercera técnica es dejar que los propios usuarios puedan crear sus combinaciones.

La manera de generar estas nuevas URL es simplemente de forma aleatoria. El usuario ingresa la URL completa y el sistema le asigna una URL corta, en algunos casos personalizable.

Aunque los servicios de acortadores de URL son muy convenientes, también pueden producir problemas. Las URL cortas son mucho más propensas a ser mal linkeadas (la gente, por error, suele borrar una letra o escribir una en alta vez de baja, etc). Por otra parte, las URL cortas esconden el destino al que dirige el link, por lo que resulta más fácil ser víctimas de estafas o ser redireccionado a sitios web con contenido ingratos. Sin embargo esto ha sido mejorado con el tiempo y muchos de los servicios actuales permiten previsualizar el contenido del link antes de pincharlo.

bit.ly es tal vez el más popular en la actualidad. Ofrece la posibilidad de utilizarlo directamente a través de su sitio web, por medio de extensiones en el navegador (como Google Chrome o Mozilla Firefox), dispositivos móviles y también clientes de redes sociales (softwares para publicar en Facebook, Twitter y otras redes). Es totalmente gratuito e incluso entrega reportes de las métricas web de los links que acortas.

x.co es uno de los más nuevos. Pertenece a Go Daddy, empresa estadounidense que vende dominios en Internet y su gracia es ser uno de los acortadores con dirección más reducida en la web. Dentro de los beneficios que agrega, está la generación de un código QR (esos cuadrados de color negro y blanco que puedes escanear con tu celular) y, si te creas una cuenta, métricas detalladas por plataforma social.

goo.gl abierto hace muy poco al público en general, el acortador de URL del gigante Google ofrece las mismas características que todos los anteriores, pero le agrega métricas típicas de Google Analytics como país de acceso, tipo de navegador y plataforma. Además, permite seleccionar los períodos de consulta de la manera que el usuario estime conveniente.

ow.ly es otro de los clásicos de la web y está asociado a HootSuite, el cliente web de redes sociales. Su gracia es que no requiere de un relleno de formulario para abrir una cuenta porque se conecta a través de tu perfil de Twitter. Además, si quieres acortar direcciones a través de su web, te pedirá un código de verificación, con lo que impide que bots usen el servicio de manera indiscriminada.

cli.gs, junto con todas las bondades de los anteriores, permite descargar las estadísticas de tus clicks en un archivo CVS, de manera que los puedas almacenar en tu propio computador. También deja que los marques como favoritos y que hasta crees una página con ellos.

Más sobre Internet

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X