Inicio » La U »

¿Cuáles son las reales posibilidades de la U de salir campeón?

Cerca de la mitad del actual torneo hay que preguntarse sobre las reales posibilidades de salir campeón de la U.

Guía de: La U

Son varios los factores que tienen complicada a la U en sus aspiraciones de alcanzar la 17ª estrella en torneos nacionales.

El primero fue la partida en falso con el gradilocuente “fantasma” Figueroa, dos derrotas en los dos primeros partidos es demasiada ventaja para cualquier torneo.

Un hándicap que podría tal vez soslayarse en algún campeonato irregular como lo fue el anterior en que la U ya remató en lugares secundarios. En el torneo actual donde el líder mantiene un rendimiento del 90,5% es muy difícil recuperar siete puntos con treinta puntos por disputarse.

Universidad de Chile

Foto: Internet

No es entregar el campeonato, es la triste realidad.

Otro es la derrota recibida frente a los caturros en Quillota. El bajón del segundo tiempo, secuela del intenso partido en Asunción, viaje y el fatal horario del partido, se apreció claramente y llama a reflexionar sobre la conveniencia de asumir con una formación fija dos competencias.

A muy pocos equipos les ha resultado bien llevar competencias paralelas con un equipo base. La cacareada alineación que se puede recitar fácil y de memoria que invocan algunos comentaristas.

Es una receta que cae en el facilismo y difícil de sustentar; no solo por las ausencias por lesiones, convocatorias o suspensiones que pueden atentar contra ella. Además, en algún momento el equipo se cae en los resultados, y además: los rendimientos de las personas que juegan son fundamentalmente variables.

El otro obstáculo, el principal, es el propio rendimiento de la U.

La U no logra imponerse futbolísticamente a sus rivales, se nota la ausencia del gran nivel de juego en el colectivo, por más que haya vuelto al triunfo.

Los goles de Fernández, que siempre marcan bipolarmente su evaluación; del uruguayo Mora y de Lorenzetti, en momentos de inspiración; o los que por cantidad de jugadas de ataque que les llegan a Rubio y Díaz, no pueden hablar de un rendimiento homogéneo y sobresaliente, sino que solamente de chispazos.

En síntesis, la U hace lo que puede con un novel técnico en primera división. Romero intenta manejar la plantilla lo mejor posible, fastidiada desde los tiempos del “fantasma”.

Recuperar un 23% del puntaje restante para llegar al campeonato parece casi imposible a pesar que aún no llegamos a la mitad del torneo.

La U sufre con las llegadas del rival en cada partido: contra Guaraní en Santiago y en la visita contra Wanderers, le costaron los tres puntos, contra Everton el zapatazo de un debutante amenazó con incendiar de críticas el CDA, incluso el pobre ataque de Defensor tuvo opciones de anotar en la portería de Johnny Herrera.

Duras interrogantes acechan al caro plantel de la U.

El optar por los irregulares consagrados puede obstaculizar el desarrollo y acceso a la vitrina azul de los jugadores jóvenes formados en la U (Espinoza, Huerta, Lichnovsky, Echeverría, Martínez y Carmona), por otro lado el optar por los jóvenes puede ser un fiasco económico por el exagerado costo de los proyectos de refuerzos en que ha invertido la U.

Tal vez hacia las fechas finales no haya otra opción que mostrar las cartas que vienen para que tengan minutos en primera que faciliten su evaluación.

A propósito: ¿quién paga la cuenta por los horrores económicos en las contrataciones de los dos últimos años? ¿no hay responsables?

Por el costo y valorización de la plantilla no se puede hacer tabla rasa y comenzar desde cero en lo que se refiere al plantel. Hay que comenzar una reconstrucción a partir de lo que se pueda rescatar.

Entonces, aparentemente, habría que optar necesariamente por la Libertadores, pero las posibilidades de la U en ese torneo es otro y gran tema.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X