Inicio » La U »

Cobresal, un nuevo escollo a superar por la U

Este sábado a mediodía y definitivamente en el Municipal de la Florida La U recibe a Cobresal. Un histórico rival para buscar la octava victoria.

Guía de: La U

El fútbol de la U tendrá una nueva expresión este sábado, después de haber derrotado ajustadamente a Nacional de Montevideo en la noche del martes, finalmente la ANFP desarmó los planes de un doble arriendo del estadio Santa Laura luego de la declaración de Esteban Paredes respecto de reunir a barristas el sábado en la tarde en Plaza Chacabuco. Una pésima idea, solucionada con un parche verde trasladando al plantel e hinchada de la U a la cancha sintética de La Florida.

La U con Cobresal

Foto: El Mercurio

Diego Rivarola fue uno de los azules que alzó la voz durante la semana para recalcar su descontento con el tener que jugar el partido en una cancha sintética.

Rivarola se despachó esta semana comentando sobre el cambio de cancha y el horario: para los jugadores cambiar del pasto natural al sintético es una situación técnica y futbolística distinta, la inercia del cuerpo al frenar es totalmente diferente en la cancha sintética, el balón botea más largo y más alto que en la cancha de pasto natural y el uso de calzas y las medias sobre las rodillas es casi obligatorio para atenuar la erosión y “medallones” del roce del cuerpo sobre la carpeta, entre las diferencias más evidentes.

El horario en tanto es otro tema, mucho más relativo por las diferentes realidades geográficas en el mundo que a veces obligan a jugar al mediodía (Quito, Ciudad de México, por ejemplo), la costumbre de jugar en horario de tarde, vespertino o nocturno, pero hay experiencias exitosas de jugar a mediodía como la de Católica en los ochenta. Misa temprano, ir a San Carlos y rematar con la compra de unas empanadas para el almuerzo dominical, un clásico cruzado ochentero.

Cobresal, nada menos y una vez más. El equipo que dirige nuestro ex capitán de la U Luis Musrri viene a Santiago por tres puntos que los alejen del descenso y especialmente del Chaguito del Clavito –Santiago Morning, dirigido por Hernán “clavito” Godoy- que ha comenzado a sumar, ya tiene 22 puntos en la acumulada y está a cuatro de los nortinos, uno de los secretos es el bien atendido café de mediodía en la pausa de la doble jornada de La Pintana.

Con los del norte hay dos partidos históricos frente a la U, el primero aquel amargo domingo de enero de 1989, el empate 2-2 en el Nacional, Manuel Pellegrini en la banca, el técnico rival Luis Musrri en la cancha por la U, los goles del negro Salgado, los resultados sorpresivos en otras canchas y el descenso, la depresión, el dolor, la pena, las lágrimas, el fútbol de ascenso y levantar lentamente el espíritu para ir a peregrinar en las canchas del ascenso. Muy duro, pero volvimos de inmediato.

El segundo partido es otro empate, el empate más lindo que tenga recuerdo; aquel domingo de diciembre de 1994, el equipazo que dejó armado Arturo Salah, llave en mano para el manejo sapiente del Lulo Socías, el viaje al norte, la previa en Copiapó y la procesión a El Salvador: el pueblo azul de Atacama, doce mil sufriendo en la cancha y millones por televisión, el cabezazo cruzado del Fito Ovalle y la desventaja, un rival colista, descendido y probablemente incentivado, el foul de Rivera a Marcelo Salas, el cobro de Imperatore y el cañonazo de Pato Mardones que nos dio la octava estrella, después de veinticinco años!.

Dos imborrables partidos empatados y la histórica superioridad de la U en la confrontación con los nortinos: goleadas este 2011 en el norte (5-2) y en el mineral el año pasado (5-1). Desde el regreso de los cupríferos a Primera el 2002 llevamos 14 victorias de la U y solamente cuatro derrotas, todas en el mineral. Este sábado dieciochero vamos nuevamente por otro triunfo, el octavo.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X