Inicio » La U »

El fracaso táctico de la U en Rancagua

La U estuvo cerca de recibir una goleada de proporciones el sábado frente a O’Higgins. Si bien no hay renuncia en la propuesta, el planteamiento del técnico azul fue derrotado por los bríos celestes

Guía de: La U

La U viaja rápido de la euforia del triunfo del miércoles pasado, goleando a Godoy Cruz, a la palidez de una abultada derrota frente a O’Higgins en Rancagua. Sin términos medios, hay mucha distancia entre lo que mostró la U por la Copa Libertadores en Medellín antes, el 0-3 de este sábado versus y las victorias frente a Palestino y los tomberos, especialmente respecto de este último triunfo copero.

Tal vez influya negativamente que el partido del sábado sea mucho menos trascendente que lo que está jugando la U por la Libertadores, pero los puntos y la imagen del equipo en la retina del hincha azul están plenamente vigentes.

El Fracaso de la U en Rancagua

Foto: El Mercurio

La U fracasó en su visita a Rancagua al perder por 3-0 ante O'Higgins.

Pensando en mantener el rendimiento y tener un menor esfuerzo por la recarga de partidos, la U buscó un planteamiento físicamente cómodo pues tiene programado jugar este martes 28 el partido pendiente frente a Cobreloa, el sábado 3 con uno de los colistas: Cobresal, y viaja a jugar el martes 6 con otro equipo en problemas: Peñarol de Montevideo, equipo que acaba de cambiar de entrenador.

La U salió a agredir física y futbolísticamente a los celestes que opusieron una zona de corte en el mediocampo (Fuentes y Rebolledo) a los que se agregaban para achicar y salir con espacios Sagredo y Ramón Fernández, para ligar con sus dos delanteros rápidos e incisivos como los argentinos Suárez y Enzo Gutiérrez.

La presión azul en campo rival apenas alcanzó a durar diez minutos, lapso en que la U tuvo dos claras ocasiones de abrir la cuenta por intermedio de Junior y Charles Aránguiz, luego vino la lamentable meseta azul que nos costó el partido y la abultada diferencia.

Buscando un menor recorrido de juego en una lucha reñida en el mediocampo -en una cancha que se hace estrecha- Sampaoli planteó una estática línea de cuatro en el fondo más la zona de corte tradicional con la novedad de sumar a Cereceda desde el comienzo junto a Aránguiz y Díaz.

Después de salvarse de los pelotazos iniciales O’Higgins logró avanzar unos metros y plantearse de igual a igual frente a la U, progresivamente comenzó a atreverse con los espacios que dejó la U entre la zona de volantes y su retrasada defensa, hasta que el desdoblamiento de Rebolledo ganó el desborde para el puntazo ganador en el área del Enzo Gutiérrez (35’) quien escapó de la marca de Pepe Rojas. A esa altura ya estaba claro que el partido se había complicado para la U.

Al volver del descanso, nuevamente el Enzo ganó una pelota en zona de volantes y se encaró de guapo a Pepe Rojas y Osvaldo González, bien o mal cobrada la jugada no interrumpida en el medio terminó en una estrepitosa caída del rancagüino y el penal que concretó Suárez (48’). Después, un centro rechazado por Rojas pero con carga sin balón nuevamente de Gutiérrez, que ganó Fernández a Díaz para decretar el tercero (58’).

Liquidado el partido: la U ciega, con escaso fútbol y mínimos espacios intentó achicar la diferencia, pero incluso pudo recibir por lo menos dos goles más.

El planteamiento del técnico no tuvo éxito en Rancagua, la U no retrocedió en bloque, dejó espacios que aprovecharon los codiciosos celestes. Sin ambición o necesidad por el triunfo se dejó estar y las consecuencias están a la vista.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X