Inicio » La U »

La Noche Azul, crónica y anécdotas

La escasez de noticias del equipo azul -con la excepción del regreso de Johnny Herrera- que sumó otro empate en Calera y Colocho Iturra que sigue sin jugar en Portugal dan pie para comentar el espectáculo organizado por el gerenciamiento azul que aún entrega detalles interesantes.

Guía de: La U

Noche Azul

Foto: Macarena Pérez, El Mercurio

Pese a las promesas previas, los hinchas azules debieron esperar en las puertas del nacional antes de que les permitieran copar el recinto ñuñoíno.

La tarde de un martes de enero pasadas las seis de la tarde nos encuentra ya en el horario de apertura de las puertas con los accesos cerrados y un par de miles de hinchas que ansiosos reclaman con silbidos el ingreso al Nacional, hecho contradictorio con informaciones previas que hablaban de horarios de apertura anticipados para evitar aglomeraciones.

Finalmente cerca de las seis y media fluyen los aplausos para que los amigos, padres e hijos, familias, los hermanos, ¡las amigas!, discapacitados, pololos y parejas de semana vayan en procesión a las graderías del Nacional a esperar el anhelado retorno del chuncho, con la ilusión siempre renovada y rogar por tener un buen año, con el protagonismo esperado pese a quedar fuera de las competencias internacionales, al menos por el primer semestre.

Recién cincuenta minutos más tarde aparece la locución con la arenga bullanguera y la invocación ritual del sentimiento azul cuando el calor de la tarde aún se siente y los heladeros recorren el cemento aplacando la sed que seca las gargantas en la Noche Azul . En ese momento irrumpen las escuelas azules de diversas comunas del país para realizar su presentación sobre el impecable césped de Nuñoa.

La entonación del Romántico Viajero aprieta el corazón y humedece los ojos del pueblo azul reunido para dar la bienvenida al plantel bullanguero 2011. Afortunadamente las disputas de la barra dan lugar a ubicaciones distantes donde este cisma buscó sumar protagonismo durante la Noche Azul sin mayores incidentes dentro del estadio.

La anónima locución da paso a un relator para el amistoso de viejas glorias azules, el conocido Tito Awad, quien con sus largas pausas y discontinuidad deja en evidencia que no solamente los jugadores retirados están fuera de forma para relatar un muy entretenido partido de 40’ de juego.

Noche Azul

Foto: Diego Martin, El Mercurio

La bella Javiera Acevedo incluso emuló al gran Marcelo Salas para ganarse a la parcialidad azul.

La encantadora y esbelta Javiera Acevedo busca un lugar en el corazón azul: con su aguda voz pide un ceacheí con el epílogo del “dale, y dale bulla dale”, la simpatía con que recorre toda la pista saludando con cariño, sonriendo a todos los fuertes piropos y retratándose en los celulares, pese a que el ingenio popular le reclamara no ser totalmente rubia.

La idea del amistoso de la Noche Azul que reúne a nuestros antiguos ídolos tuvo un estrecho partido con desenlace solamente al final, en el equipo blanco: Raúl Díaz, Caté Ibarra, Horacio Rivas, Luis Abarca, Fabián Guevara, Pato Mardones, Martín Gálvez, Franz Arancibia, Rodrigo Barrera, Alejandro Gioino, Héctor Hoffens, Walter Mella y Patricio Marzán mostraron su fútbol de hoy.

Por los ganadores, el equipo azul: Roberto Rojas, quien al final tiró con afecto su polera a la barra, dos laterales de peso: José Díaz y Alvaro Vergara, Cristian Leiva, Roberto Reynero, Pablo Galdámez, Marcelo Jara, Mariano Puyol, Cristian Olguín, Ariel Beltramo y Pedro “Heidi” González.

Tres espectaculares goles de “Heidi” González y el derechazo de Beltramo sumaron para los ganadores y dos de los blancos –palomita cambiando de palo de Hoffens incluida- estructuraron un entretenido 4-2 final. La asamblea final en el recodo sur con el efusivo saludo al homenajeado Alberto Quintano junto a los históricos técnicos Leonel Sánchez y Luis Ibarra dieron emotivo cierre al partido en la Noche Azul.

Noche azul

Foto: Macarena Pérez, El Mercurio

Viejas glorias azules volvieron a reunirse para jugar el tradicional partido previo a la presentación del plantel 2011.

Después el audio cobró su permanente protagonismo en este tipo de instancias -mención aparte del inexperto y desastroso manejo del marcador digital- por lo poco que se entendió de la presentación de Croni-K, permanentemente rechazados por la concurrencia, salvaron sus honorarios y algo del honor cantándole al diezmado grupo de marquesina.

El afortunado ganador del automóvil en la Noche Azul, los muñecos gigantes con la familia azul y otro atrevido muñeco, mezcla rara de chuncho y extraterrestre, completaron la farandulesca previa y antecedieron la apresurada escenografía para la presentación del plantel 2011 que cayó ante Cruz Azul iniciando la serie de amistosos sin victorias.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X