Inicio » La U »

Noche Azul, desafíos para la U

Hubo espectáculo en el Nacional. El esquema presionante sobre el balón y la rapidez del juego frente a un rival de pergaminos solamente duró un tiempo y con intermitencias, lo que revela el importante tiempo de trabajo que se necesita.

Guía de: La U

Los partidos equilibrados se definen por diferencias de juego y generalmente por los aciertos o errores en la zona de definición, el área o sus inmediaciones. La U cayó 0-2 en el estreno formal de los tiempos del rosarino Sampaoli a cargo de la Dirección Técnica de la U, frente a un Cruz Azul que no fue sobrepasado por el esquema que ofreció el chuncho.

Noche azul

Foto: Diego Martin, El Mercurio

Sampaoli le mostró a los hinchas azules el esquema que quiere utilizar este año.

La previa con espectáculos, merecido homenaje a Alberto Quintano y un interesante partido de nuestros old blues comandados por don Leonel y Luis Ibarra, con las mayores ovaciones de la hinchada de la U para el mismo Sánchez, Mardones, Puyol, Beltramo y Heidi González, regalándoles esa necesaria cuota de agradecimientos por los servicios prestados y los lauros que algunos de ellos nos brindaron. Un valioso ejercicio de la organización a la memoria azul que debe mantenerse.

Una vez presentado el plantel en la Noche Azul llegó el esperado fútbol, comenzando a descubrir los misterios que oculta de los medios el técnico en La Cisterna. En el arco se decidió por Conde quién hizo una correcta presentación –merced al buen trabajo previo de Azargado- y tiene la chance de afianzarse y tener la necesaria continuidad que requiere el portero y con Veloso intentando moverle el piso.

En la primera línea defensiva (Rodríguez, Victorino y Rojas) en lo general rindió frente al discreto ataque azteca, dejando permanentes claros a las espaldas de Rodríguez -cubiertos en esta nueva U incluso por delanteros- aprovechadas por las ordenadas galopadas del zurdo Droguett para colocar balones bien puestos al segundo palo o para atropellar en el área.

Un error de Rojas en un sencillo control del balón provocó el córner que originó la apertura del marcador en el segundo tiempo, el balón no despejado y nuevamente puesto en el área fue bien definido luego de perder las marcas nuestros jugadores.

La improvisada segunda línea (Marino, Díaz y Contreras) cumplió con orden y fútbol mientras hubo piernas en el primer tiempo, incluso un rehabilitado Marino perdió pocos balones y participó de la mayoría de las jugadas de riesgo –que en mayor proporción al rival- generó el chuncho en el primer tiempo.

Noche azul

Foto: Macarena Pérez, El Mercurio

Los 20 minutos de la Noche Azul que alcanzó a jugar sin molestias físicas, Martín Pérez mostró que puede ser el conductor de la U.

En el caso de Díaz, su generoso despliegue –y las ganas que muestra al volver a la U- provocó excesos que fueron amonestados y su afán de suplir limitaciones físicas con faltas –al igual que Contreras- provocaron el foul cerca del área que sorprendentemente nos encajó Waldo Ponce, de quién no recuerdo un gol de tiro libre por la U, pese a su afán por servirlos normalmente por sobre el travesaño. Contreras con dificultades se adaptó al perfil y luchó con su cuota de histrionismo habitual.

El rato que jugó Pérez García coincidió con los mejores pasajes ofensivos azules hasta que se resintió a los 20’ bajando su rendimiento y siendo reemplazado en el entretiempo obligando a otro ajuste al estratega azul. Se insinuó bien, protagonista tal vez innecesariamente lujo, pero acorde a su forma de jugar y lo más importante: en esos minutos la U dominó las acciones.

Arriba los claroscuros de la noche, el esperado debut de Canales no tuvo el brillo que se espera, luchó frente a la marca rival y en el complemento no respondió al desafío de dirigir el ataque de la U, el ingreso de Rivarola no gravitó chocando en sus intentos por atacar centralizado, Eduardo Vargas se mostró bien y especialmente solidario en el primer tiempo, su reemplazo Gabriel escasamente participó del juego con posibilidades, en tanto Francisco Castro debe sumar este partidos a las oportunidades perdidas en su carrera, dispuso del partido completo, pero escasamente desbordó generando opciones. El ataque al debe.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X