Inicio » La U »

La U cayó 0-2 ante Católica y está lejos de ser campeón

Frente a un equipo que le planteó un partido obvio al extremo, la U penosamente regaló sus chances al no defender bien con espacios en el fondo ante Universidad Católica.

Guía de: La U

En la columna anterior comenté lo que tenía la U para ganar la serie frente a la UC y el título ­–un campeonato clave para el segundo lugar de la tabla histórica de títulos del fútbol chileno- pero obviamente, y con todas las ganas que la U se impusiera frente a los cruzados, no pusimos pelos en la leche para decir lo que le falta a la U para ganar un nuevo título y entregárselo en bandeja a la escasa parcialidad cruzada que se asomó a celebrar anoche en el Nacional.

El rendimiento colectivo de la U asomó fugazmente y a ratos durante el encuentro, pero a partir del gol de Tomás Costa –en una cabalgata solitaria entre cuatro jugadores azules (58’)- cambió todo, pues a la U le comenzaba a costar dos goles y no uno en 180’ definir una serie hasta ese momento equilibrada y favorable frente a los astutos cruzados, quienes con sapiencia futbolera para ganar jugaron un partido de chico a grande frente a la U.

U Final

Foto: Cristian Soto, El Mercurio

Una ingrata noche vivió la U, que dominó todo el partido pero no pudo vencer a los cruzados.

Tácticamente la U cegada se instaló en territorio católico a tratar de llegar ante el dubitativo Toselli quien, con pánico escénico, rebotaba todo lo que llegase a su área chica, como si su entrenador de porteros fuese el Rambo Ramírez. A los 6’ estuvo punto de abrir la cuenta la U, pero la ansiedad nubló la mente fría y no aprovechamos las pelotas que devolvía el nervioso Christopher.

Esta vez en pocas ocasiones pudimos ganar las espaldas de Martínez o de Eluchans, menos poner claridad y buenos balones al pie a las espaldas de Ormeño y Mirosevic. El ataque de la U dividiendo el balón no pudo con una pareja de veinteañeros zagueros. Habría que revisar qué ganó Elías Figueroa o Quintano a esa edad para ver si hay hazaña comparable al momento actual de Andía y Parot frente a la U 2011.

En ataque la U falló y la suerte le dio la espalda amargando la noche del ingrato desjueves. Estando con el marcador en blanco, el vertical derecho del arco norte devolvió rotundamente la pelota que había despachado al gol el siempre encarador Eduardo Vargas. No era una noche para festejos azules. Los siete goles del mejor ataque del campeonato a O’Higgins sirvieron para llegar a la final, pero si no marcas ninguno en ella no te sirve de nada.

En el pórtico Herrera estuvo, ya había parado un remate de Costa al final del primer tiempo que buscaba entrar por fuera. Tal vez pudo salir a cortar y anticipar el centro de Costa que terminó en la palomita de Mirosevic (90’) que liquida el partido y muy probablemente la serie.

Producto de sus errores defensivos, la U quedó a tres goles de diferencia del sueño azul.

Desde esta columna hago un esfuerzo por tirar buena onda, aún con la certeza respecto de lo que tenemos en la zaga, simplemente no es racional pretender defender bien con más de la mitad de la cancha a sus espaldas; Albert vaciló en el momento justo de ir a barrer sobre el balón que conducía Costa y que terminó en las mallas, mientras que Rojas ya nos amenazaba con sus yerros en el fondo.

Así, campeonar es una ficción y como tal nos fue.

Estamos en deuda nosotros por el crédito al equipo finalista, los jugadores por no rendir acorde a la circunstancia, obnubilados sin espacios y sin asumir que son dos partidos y no uno los definitivos. Regalamos el fondo para el escuálido ataque cruzado. Nos ganó un equipo que puso un! delantero y que muchas veces reventó el balón a cualquier parte.

El técnico Sampaoli no leyó la serie, tal parece que mira solamente una faceta del fútbol: atacar, la otra? la de defender con efectividad, apenas si la considera. Brutal.

Ensayemos el “aunque ganes o pierdas, no me importa… bulla, bulla te quiero” para el domingo, si caemos será con la nuestra, afortunadamente el amor por la U no comienza ni termina en esta pena, tendremos a la U por siglos!, junto al mar y el cielo, todos azules!

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X