Inicio » La U »

La U gana 1-0 a Wanderers con poca bencina

Manteniendo las interrogantes sobre su juego, el León Azul consiguió los tres puntos sin sonrojarse en Coquimbo para seguir prendido esperando que sus rivales resignen puntos de visita en esta fecha.

Guía de: La U

U-Wanderers

Foto: El Mercurio

Rivarola volvió a ser el salvador del equipo de Pelusso.

Dejando atrás la preocupación y el mal sabor del resultado obtenido en Rancagua y chuteando ese complicado problema para resolverlo en su visita a Santa Cruz de la Sierra, el chuncho enfrentó a un recio y terco Santiago Wanderers logrando una angustiosa victoria lograda con un hombre menos en los minutos finales.

Para este partido frente a los caturros, Gerardo Pelusso mantuvo en líneas generales el equipo del martes anterior dando descanso a Abarca, José Rojas, Centurión y Rivarola ingresando por ellos Juan González, Mena, Contreras y Gabriel Vargas.

Este esquema renovado no logró mejorar el a veces rasante juego del León, pero sí consiguió, con las progresivas incorporaciones del segundo tiempo, acercarse al arco de Reyes y, sobre el final en una jugada de pelota parada, se hizo de los tres valiosos puntos. Puntos de oro que pueden permitir acercarse a los líderes que tienen complicados partidos de visita en Chillán y El Salvador.

En el primer lapso y por largos pasajes dio la impresión que los del Cinzano, en esta ocasión de blanco, era el protagonista excluyente y los pálidos azules la comparsa. Once situaciones de gol de los porteños contra benevolentes siete del chuncho hablan con claridad de lo que fue el encuentro y que el aroma de puerto en la cara rumbo al camarín, en el entretiempo, era la pausa para regresar a soportar los embates de un equipo que debería estar un poco más arriba en la tabla de posiciones.

Una de las notas de interés fue el esperado debut de Guillermo Marino en el Romántico Viajero. El surgentino ingresó faltando quince minutos de juego efectivo, después de que antes lo hicieran Rivarola y Ángel Rojas, mostrando algunas breves notas del nivel que se espera de él luego del acondicionamiento físico mínimo para estrenarse en la sociedad azul. Una apuesta con riesgo.

Bajo en el aspecto físico, Marino aportó claridad y buen pie para hilvanar jugadas que requieren de un mayor conocimiento con sus compañeros. Claramente tiene un juego distinto al de Walter Montillo y podrá ser un aporte si logra reducir su sorprendente y extendida puesta a punto futbolística.

U-Wanderers

Foto: El Mercurio

Puch esta vez no fue la llave del triunfo para la U; al contrario, se fue expulsado por dos torpezas.

De su buen empeine derecho al servir con estilo clásico el corner desde la derecha salió el gol, con una peinada previa de Bueno para que nuevamente nuestro Gokú inflara las redes y nos ilusione en la tabla de posiciones.

La U sigue estando en terapia, procurando incorporar a su disciplina táctica a los jugadores que llegaron en agosto y lograr que éstas piezas encajen en el puzzle de recuperar una mecánica de juego distinto, mientras se participa en forma simultánea del torneo local y la Copa Sudamericana, todo esto jugando de visita. Algo difícil de entender, pero mucho más difícil de vivir como lo ha manifestado con elocuencia el técnico azul.

Seguir vivo o, mejor dicho, prendido en ambas competiciones es el nuevo desafío que el bullanguero tiene en los días que vienen, una semana muy difícil en la que aspira a volver clasificado desde el oriente boliviano a mitad de semana y viajar al siempre difícil El Salvador a jugar el partido pendiente de la primera fecha frente al luchador Cobresal dirigido por un hombre de la casa: Luis Mussri, de quien ya se sabe cómo defiende lo suyo.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X