Inicio » La U »

¿Por dónde pasa el resultado que clasifica a la U?

El mal partido y peor resultado de Quito condicionan la estrategia azul. Obligada la U a presionar en campo rival enfrentará al Deportivo con amplios espacios entre la zaga y Johnny Herrera

Guía de: La U

Hay una cancioncita del bulla que no quisiera escuchar mañana, esa que dice “aunque ganes o pierdas…” pues esa es la canción de la hinchada de la U que alienta fuerte aún en la derrota. Es doloroso escucharla, pero también conforta un corazón azul dolido, son demasiadas las alegrías que nos ha dado la U, desde los más tiernos recuerdos, ser azul no tiene comparación y este partido es solo una prueba futbolística.

Pero por estos días también se pone de manifiesto que la pasión del hincha de la U tiene dueños y se cotiza en bolsa, es un negocio, una empresa que busca maximizar ganancias, que apunta a comprar a precios convenientes y a vender revalorados a sus jugadores; ídolos de la hinchada que se van si llega el acuerdo sobre la cantidad y forma de pago del dinero que recibiría la concesión, dado que el acuerdo previo con el jugador siempre está. Todos queremos salvarnos, terminar con las dudas y asegurar el futuro.

U Libertadores

Foto: José Alvújar

Fernández y Henríquez tendrán la responsabilidad de marcar los goles que necesita la U.

Definitivamente no hay, y es muy difícil que haya, comunión de intereses entre directivos, cuerpo técnico, jugadores e hinchada, cada uno quiere lo suyo. Así, momentos gloriosos como la campaña de la pasada Sudamericana y el título frente a la Liga hay que grabarlos a fuego en la mente y el corazón, azul.

El chuncho saldrá a vender cara su eliminación como local en el Nacional frente a la ex Sociedad Deportiva Argentina. El rival que dirige un sapiente Carlos Ischia vendrá a especular con el resultado, pero con la mente puesta en la portería de Herrera, ya lograron perforarla con sus veloces delanteros y ambiciosos volantes cuatro veces y aspiran a hacerlo un par de veces más.

La U buscará marcar desde el comienzo y deberá hacer un partido perfecto para clasificar: ofensivamente, pero en especial defensivamente.

Salvo cambios de última hora -en ese vértigo que es meterse en la mente de Sampaoli- en la faceta de ataque intentará nuevamente –pero con altas revoluciones por minuto- controlar el juego en terreno rival y abrir las bandas para el ataque por ambos flancos a través de Fernández y Henríquez junto a sus duplas de externos Rodríguez y Mena,respectivamente.

Por el centro los fogoneros y generadores de la dinámica futbolística azul: Aránguiz, Díaz –cuya transferencia al Basilea ya trascendió sin desmentidos de Azul Azul- y enganchado Lorenzetti, deberán soportar el festival de fouls y agarrones que al filo del reglamento aplicará la zona de volantes ecuatoriana; también deberán aportar junto a los externos Rodríguez y Mena la cuota de equilibrio que impida dejar mano a mano nuevamente a Herrera con los delanteros del Deportivo.

En el fondo -con cuarenta o cincuenta metros a sus espaldas- una inédita formación probable que intentará salir airosa con la valla invicta y ojalá con el pase a cuartos de final: Magalhaes, Martínez y Rojas tienen una estratégica tarea que cumplir, si logran ganar sus duelos contando con que el rival rife el balón aún para desahogar y descansar algunos de los noventa y cinco minutos de partido. Tal vez pueda estar Acevedo, de gran voluntad y corazón pero voluble en campo abierto.

Si la U logra con efectividad que los ecuatorianos dividan el balón en ataque para recuperarlo rápido y lo más lejos posible de la portería de Herrera la U habrá conseguido resolver la mitad del problema, quedando vencer varias veces el aguante de la defensa de quiteña intentando blindar la portería del veteranisimo Elizaga (40).

Los chullas –esa molesta y nueva palabra que con sorna escuchamos en la transmisión desde Quito- con deslavados y albirrojos colores intentarán alcanzar una clasificación histórica a cuartos de final de la Libertadores. Una marca que debe pesar junto al rendimiento de los hombres de la altura que normalmente baja cuando juegan como visitante y en particular en el Estadio Nacional de Chile; muchas veces han terminado vencidos o eliminados sin lograr defenderse con la posesión del balón.

La mesa de definición de octavos está servida, la U tiene la palabra.

Más sobre La U

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X