“Aprendiz de asesino”: Otra sorpresa de Robin Hobb

En esta novela de fantasía, la acción parece estar ausente. Pero poco a poco, la gran pluma de esta autora nos va develando dónde se oculta.

“Aprendiz de asesino” es la primera parte de la serie “El Vatídico”, de la premiada y alabada novelista estadounidense Robin Hobb. Esta novela llega a Chile precedida por un gran éxito de ventas. ¿Merecido?, se preguntarán ustedes. Bueno, lo más probable es que entre los que lo lean haya muchos que no lo disfruten y otros que sí lo hagan, y mucho.

La Factoría de Ideas

La Factoría de Ideas

“Aprendiz de asesino” (La Factoría de Ideas-Océano) cuenta la historia de Traspié, un niño, hijo ilegítimo de un muy querido príncipe que llega a un mundo donde debe empezar desde lo más bajo, entre los perros, para poco a poco descubrir un oficio digno de él: ser asesino.

A primera vista, la historia de Traspié parece la típica del mendigo que paulatinamente va escalando hasta eludir su destino y transformarse en un héroe. De hecho, sin haber leído aún las dos partes restantes, creo que bien podría ser así.

Lo que marca la diferencia (y hace que yo me encuentre entre los que disfrutaron de este libro) es la pluma maestra de la que hace gala Hobb. Todo está narrado en primera persona, en capítulos muy largos, con descripciones absolutamente detalladas, muy interesantes, que atraparán al lector.

La maestría de esto radica en que a lo largo del libro, quizá en el 80%, la acción está absolutamente ausente. Es más, lo que Hobb describe durante páginas y páginas es parte de la triste y, a veces rutinaria, vida de Traspié. Entonces, ¿cuál es el interés de esta novela?

Hobb se las arregla mediante una muy interesante estructura. Parte todos los capítulos con algún episodio —al parecer, irrelevante—, describiéndolo con pelos y señales. Sin embargo, no se detiene en eso más de lo necesario y, poco a poco, comienza a entrelazar ese evento con otros, al parecer igualmente irrelevantes, pero que al final del largo capítulo se revelan como la clave de un cambio importante en la vida del protagonista y por ende en la trama.

Al principio, el desarrollo puede ser algo lento, pero a medida que se acerca el final, este adquiere un ritmo endemoniado y, a pesar de que el estilo de narración sigue siendo el mismo, el clímax se acerca sin pausas.

Al finalizar, la sensación que este libro me dejó fue la de una gran obra fantástica, absolutamente urgente y necesaria de leer, tanto en este libro como en sus continuaciones. Si le gusta la literatura fantástica más elaborada, este no los decepcionará. Espero sus comentarios.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X