“Fahrenheit 451”: La clásica novela se edita como e-book

La historia de Ray Bradbury sobre una sociedad donde los bomberos se encargan de quemar libros finalmente tuvo la autorización de su autor para pasar al formato digital.

Guía de: Literatura Fantástica

Fahrenheit 451

Foto: Simon & Schuster

Que en estos tiempos un libro salga al mercado en algún formato que permita su lectura en e-readers o tablets, ya no es noticia. Pero que lo haga “Fahrenheit 451”, uno de los libros más importantes del escritor estadounidense Ray Bradbury —y una de las obras cumbre de la ciencia ficción del siglo XX—, es diferente.

“Fahrenheit 451”, publicada por primera vez en 1953, ha vendido desde entonces 10 millones de ejemplares, está traducido a 33 idiomas en 38 países y jamás se ha dejado de imprimir. ¿Por qué? Tal vez por su singular trama distópica.

En una sociedad futurista —pero cercana en el tiempo— todos los contenidos e informaciones se consumen a través de pantallas planas de gran tamaño ubicadas en hogares y lugares públicos. En ese contexto, los libros impresos están prohibidos por el gobierno porque hacen infelices a las personas y fomentan las diferencias. Y los encargados de “hacer cumplir la ley” son… los bomberos.

RAY BRADBURY

Foto: AP

Al igual que hoy, los bomberos están repartidos en cuarteles y acuden velozmente cuando se les necesita. El punto es que cuando hay una llamada, es producto de alguna denuncia que los lleva a irrumpir en un domicilio, donde tras descubrir los libros, se encargan de quemarlos.

El protagonista es Guy Montag, uno de esos bomberos, que tras acudir a un “llamado” en que una mujer prefiere quemarse viva con sus libros, él se queda furtivamente con un ejemplar. Una decisión que le cambiará la vida para siempre.

En 1966 la novela de Bradbury fue adaptada al cine por François Truffaut. Y hace algunos años Mel Gibson habló de hacer un remake, que hasta ahora no se ha concretado.

Hace un par de años también se hizo una adaptación en formato de novela gráfica, cuyo guión estuvo a cargo del propio Bradbury, mientras Tim Hamilton se encargó de las ilustraciones.

¿Y el título del libro? La explicación es que 451 grados Fahrenheit (unos 233 grados Celsius) es la temperatura a la que se quema el papel.

Bradbury, que fue consultor de la NASA y autor de otros grandes clásicos como “Crónicas Marcianas” y “El hombre ilustrado”, había sido muy crítico de internet y de los libros digitales. Pero en los últimos años cambió de opinión y de esta forma “Fahrenheit 451” da el salto que necesitaba para llegar a una nueva generación de lectores. Muchos de los cuales, aunque hayan cambiado el papel por una pantalla, seguirán maravillándose con esta novela.

Links:

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X