“Los Señores de las Runas”: Un nuevo giro a la fantasía épica

Un interesante trasfondo, un antagonista y una trama más dedicada a los adultos —especialmente en el segundo libro— forman esta serie de, por ahora, dos libros, que si bien utiliza las claves básicas de la fantasía cuenta con elementos originales que atrapan al lector.

Al leer la serie “Los Señores de las Runas” —en concreto, los dos que han llegado a Chile, “Los Señores de Las Runas” y “La Hermandad del Lobo”— uno se encuentra ante sentimientos contradictorios.

Los Señores de las Runas

Foto: La Factoría de Ideas-Océano

Por una parte, esta obra de David Farland, que le ha valido varios premios, reconocimiento mundial y, al menos cuatro continuaciones, tiene la forma y estructura típica de la Fantasía Épica: Un héroe y elegido aparentemente no apto para serlo y que debe aprender su misión en el camino; un amor imposible que finalmente es correspondido y se transforma en el motor del héroe; un poderoso mentor y un antepasado de importancia mítica.

Suena poco original. Sin embargo, la forma en la que se presenta esta historia es pocas veces vista. Un mundo donde los poderes especiales, las habilidades extraordinarias, no provienen de la magia ni de algún entrenamiento especial. Proviene de las energías de los más débiles, que voluntariamente entregan lo poco que tienen para ayudar a su rey. En el mundo de Farland, los ricos tienen poderes especiales. Los pobres no. No les corresponde.

Asimismo, los poderes en pugna en este mundo de Los Señores de las Runas  no son el bien y el mal necesariamente. Son, más bien, los elementos de la naturaleza, en una pugna que tiene una connotación a veces heroica, a veces mítica, muchas veces ecológica. Además, este conflicto tiene mucho más por dar.

La Hermandad del Lobo

Foto: La Factoría de Ideas-Océano

Quizás lo mejor de Los Señores de las Runas es el antagonista, capaz de conquistar ciudades sólo con su voz, de enamorar a miles con su apariencia, de derrotar a millones en batalla. ¿Cómo se puede enfrentar a alguien así? Es la pregunta que mueve al lector a quedarse prendado de estos libros.

El primer libro tiene un estilo de narración ágil y rápido, con el que, fundamentalmente, presentan a los personajes principales, sin entrar en demasiadas descripciones, sino más bien dejando que sus actos hablen por sí solos.

El segundo libro, en cambio, presenta a los personajes debiendo lidiar con las consecuencias de las decisiones tomadas en el primero, con nuevas historias, cada vez más complejas, que en principio parecen confusas pero que se van desmadejando hacia el final, de la mano de personajes nuevos misteriosos o muy importantes.

Por ahora, sólo han llegado dos libros a Chile. Pero vale la pena leerlos ambos. Especialmente considerando que “La Hermandad del Lobo”, muestra un desarrollo de la historia y de los personajes más propio de un público adulto y juvenil.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X