“La Ciudad del Sol”: Macarena Fabry cuenta los secretos detrás de su novela fantástica

En esta entrevista la escritora chilena revela cuáles son sus influencias, sus intereses y los nuevos proyectos.

Guía de: Literatura Fantástica

Macarena Fabry

La escritora Macarena Fabry, en la FILSA 2013.

“La idea nació en una de mis tantas estadías en Rapel. Después de leer muchas novelas del género, comencé a escribir la historia sobre un niño distinto, con conexiones mágicas de las cuales él no tenía idea. La historia original es muy distinta a la que finalmente salió, de hecho solo conservé dos capítulos de esas iniciales 150 páginas. La historia fue saliendo a medida que fui conectando los personajes con el mundo que tenía en la cabeza, y después de mucho reescribir, terminó siendo ‘La Ciudad del Sol’. El proceso completo fue largo, alrededor de dos años, pero la escritura en sí fue frenética y rápida hacia el final”.

Con estas palabras define la escritora Macarena Fabry el proceso creativo que finalmente la llevó a publicar su novela “La Ciudad del Sol” (Ediciones SM / $ 6.500), Licenciada en Lengua y Literatura ha trabajado como guionista, profesora y editora. Además, en 2009 fue finalista del concurso de cuentos Paula y en 2011 un cuento suyo fue incluido en la antología “Voces-30: La nueva narrativa chilena”.

—¿Cuáles fueron tus fuentes de inspiración al momento de comenzar el proyecto de “La Ciudad del Sol”?

—Las clásicas historias de aventura como “Las Crónicas de Narnia”, “El Señor de los Anillos” e incluso “Harry Potter”, y en particular la saga de “La Casa de la Noche”, con su propia mitología, y una saga con un muy desafortunado nombre, pero una protagonista kickass que se llama “Academia de Vampiros”.

—¿Y cómo fuiste entrando al mundo de la literatura fantástica, en términos de lectora?

—Entré tarde. Después de estudiar Literatura, por alguna razón le había perdido el gusto a leer por placer. Un verano, en Rapel, uno de mis sobrinos estaba leyendo el libro 5 de “Harry Potter”, y de aburrida me puse a leer, y quedé prendada. Es raro que ese haya sido el libro que me inició en la fantasía, y probablemente hay títulos mucho más sofisticados que citar, pero si soy honesta, debo decir que fue J.K. Rolling la que me abrió la puerta a tantos libros brillantes de fantasía, y a mi propio intento con esta primera novela.

—Varios otros autores han elegido el sur de Chile para ambientar sus novelas de corte fantástico. ¿Por qué crees que esta zona del país se presta tanto para novelas de este tipo?

—Porque es el único lugar en Chile, y probablemente uno de los pocos en el mundo, donde la magia y la mitología no son solo asuntos de libros e historia. Allá se vive la mitología de manera cotidiana, y cuando estuve allá escuché tantas historias de gente común y corriente, que la habían experimentado en carne propia y directamente conectadas con la magia y los mitos, que llegué a entender por qué es un lugar tan atractivo para escribir sobre fantasía. Y si tenemos una cultura tan rica en historias y personajes fantásticos, por qué no tomarlos en vez de buscar referencias externas.

Macarena Fabry

“La Ciudad del Sol”, una muestra de la fantasía juvenil chilena.

—¿Crees que en los últimos años se ha ido consolidando una masa crítica de autores chilenos de fantasía y ciencia ficción?

—Sí, creo que hay varios autores que están hace rato escribiendo fantasía y ciencia ficción, y recién ahora han salido editoriales que se la han jugado por ambos géneros, incluso dedicándose exclusivamente a ello. Creo que esto se debe a que se han dado cuenta de que hay un gran público que lee y se obsesiona por este tipo de historias. El problema es que pareciera como si cada pequeño paso hacia lo diferente costara el triple acá en Chile, pero no se puede negar que últimamente han salido buenas novelas de fantasía y ciencia ficción, así como editoriales abiertas a publicarlas.

—¿Piensas que hoy exista un sello o estilo de literatura fantástica chilena?

—La verdad es que no sé. Creo que eso se ve siempre después, décadas después de la publicación de estas novelas. Recién ahí uno puede mirar hacia atrás y ver si había cosas en común en términos de estilo, sello o incluso una generación. Como la literatura de fantasía está partiendo recién, es difícil decir si hay algo en común entre todas ellas.

—¿Cómo aprecias el interés de los lectores juveniles por la literatura fantástica? ¿Qué crees que los motiva o interesa actualmente?

—Creo que hay mucho, mucho interés. De hecho, me parece que los lectores juveniles son los más fieles y los más ávidos de nuevas novelas. Prueba de ello son las variadas películas que han salido de fantasía y ciencia ficción, basadas en libros que tuvieron éxito en estas generaciones. Son lectores inteligentes y honestos, que reconocen de manera instintiva la buena literatura y las historias interesantes, y hay mucho mercado para novelas emergentes de este género. En Chile es un poco más lenta la cosa, pero es indudable que hay mucho interés por la literatura de fantasía y ciencia ficción.

—¿Cuándo tienes planeado publicar la segunda parte de “La Ciudad del Sol”?

—Pronto. Los personajes ya van a estar más grandes, con otros tipos de problemas y otras aventuras. Pero no tengo una fecha segura aun.

—¿Y tienes otros proyectos literarios en proceso o en carpeta?

—Sí, tengo dos historias que estoy desarrollando de forma paralela, pero ambos son para jóvenes y por supuesto, de fantasía. Mundos apocalípticos y personajes con la capacidad de transformarse en animales son lo que se viene pronto.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X