“Renacer”: La saga vampírica Medianoche llega a su fin

Claudia Gray marca el punto final del peligroso romance que Bianca y Lucas protagonizaron a lo largo de cuatro novelas.

Guía de: Literatura Fantástica

Gracias a Stephenie Meyer y la tetralogía que inició con “Crepúsculo”, los vampiros cobraron una “segunda vida” en términos literarios, marcando a toda una generación de jóvenes que en estos “chupasangre” encontró algo más que un monstruo con una boca llena de colmillos. Descubrieron la posibilidad de identificarse con los personajes y vivir un romance idílico.

De esta forma, el llamado “efecto Crepúsculo” —premeditadamente o no— inició una verdadera moda, con novelas que combinaban romance juvenil con vampiros. Y así como surgieron verdaderos “clones” de la obra de Meyer —y que fueron desapareciendo por el camino—, hubo otros que a través de los años supieron mantener el interés y la lealtad de los lectores.

Renacer

Foto: Montena

A modo de ejemplo se puede mencionar la serie La Casa de la Noche, escrita por la dupla madre-hija formada por P. C. Cast y Kristin Cast; las Crónicas Vampíricas de L.J. Smith, en cuyos libros se inspiró la serie de televisión “The Vampire Diaries”; y el conjunto de títulos que Charlaine Harris inició con “Muerto hasta el anochecer” y que sirvió de base para la exitosa serie de HBO “True Blood”.

Y claro, uno de los nombres que no puede faltar es Claudia Gray, autora de la serie Medianoche (Montena), una historia en clave “Romeo y Julieta”, donde “Romeo” se llama Lucas, es un cazador de vampiros, y que se enamora de una moderna “Julieta”, una vampiro de nombre Bianca.

Ambos se conocieron en “Medianoche”. Su romance sobrevivió a la revelación de que Lucas era miembro de la Cruz Negra, la organización más poderosa de cazadores de vampiros, en “Adicción”. Y en “Despedida”, Bianca puso todo a prueba cuando escapó del internado y acabó formando parte, precisamente, de la Cruz Negra.

Ahora, con “Renacer”, Claudia Gray cierra este romance paranormal de una forma bastante original y dramática. Lucas, quien había muerto, pero regresa a la vida convertido en lo que más ha odiado: en vampiro. Desorientado y sediento de sangre, sólo su amor por Bianca lo mantiene cuerdo. El problema es que Bianca tampoco es la misma, porque se ha convertido en un fantasma.

Ahora, además de intentar mantener “vivo” su amor, ambos deberán enfrentar a la Cruz Negra, al tiempo que quedan en el fuego cruzado de la guerra entre fantasmas y vampiros en el lugar donde todo comenzó: la academia Medianoche. Un final que ningún seguidor de este subgénero se puede perder.

Más sobre Literatura Fantástica

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X