Inicio » Los 80 »

“I’ll be back”: la historia de la famosa frase que inmortalizó a Arnold Schwarzenegger

En 1984, en la película de ciencia ficción “Terminator”, el famoso actor austríaco pronunciaría una de las frases más memorables en la historia del cine.

Guía de: Los 80

La notable película de ciencia ficción “Terminator” (1984), el debut en el cine del director James Cameron, no sólo lanzó a la fama al actor austríaco Arnold Schwarzenegger, sino que también dejó como legado una frase que, según un listado realizado por el American Film Institute, figura en el lugar 37 de las mejores 100 frases de películas de todos los tiempos: “I’ll be back” (“Volveré”).

En la película, el T-800, el implacable cyborg (un organismo vivo puesto sobre un endoesqueleto metálico de combate) interpretado por Schwarzenegger utiliza la frase en el siguiente contexto. Persiguiendo a la joven Sarah Connor para matarla e impedir que conciba a John Connor, el futuro líder de la resistencia humana contra las máquinas, el Terminator se entera que la joven está en un cuartel policial. Vestido con lentes oscuros y una chaqueta de cuero, el T-800 entra al cuartel y le dice al oficial de guardia: “Soy amigo de Sarah Connor. Vengo a verla ”, a lo que el displicente policía le contesta: “Está prestando declaración”. El exterminador le pregunta “¿Dónde está ella?”, a lo que el policía replica: “Mire, puede tardarse un buen rato. Puede sentarse ahí y esperarla”. El cyborg, tras mirarlo y echar una breve ojeada al lugar, le lanza la famosa frase: “Volveré (“I’ll be back”). A continuación el T-800 se retira, para después entrar de nuevo al cuartel a bordo de un auto, destrozando las puertas, atropellando y matando al policía y desatando posteriormente una sangrienta masacre en el edificio.

Terminator

Foto: Guioteca

“Terminator” tuvo la virtud de que no sólo se transformó en una de las franquicias más importantes y rentables en la historia del cine, sino que también inmortalizó a Arnold Schwarzenegger como uno de los personajes más populares del Séptimo Arte. Si bien todo el mundo sigue recordando al eficaz y frío exterminador con la frase “Volveré” –mejor conocida como “I’ll be back”- el propio actor austríaco recordó una vez que estuvo a punto de cambiar la frase porque no le gustaba cómo se escuchaba.

“No podía pronunciar bien el “I’ll” así que me la pasaba diciendo a James Cameron que diría “I will be back”, porque sonaba más como una máquina. Él me contestó: “No, no, no. Mira, yo no te digo cómo actuar, así que no me digas cómo escribir. Escribí la línea “I’ll be back”.”

Arnold Schwarzenegger agregó que “sonaba muy extraño cuando la decía con mi acento alemán, pero él me dijo “no me importa, hagámoslo de diez maneras diferentes y una funcionará”. Y así lo hicimos. Jamás me imaginé que la frase ganaría tanta importancia y popularidad con el paso del tiempo”.

La famosa frase “I’ll be back” sería repetida por Schwarzenegger en la propia secuela de “Terminator”, “Terminator 2: Judgement Day” , cuando el Terminator les dice “Stay here, I’ll be back” (“Quédense aquí, volveré”) a Sarah y John Connor, durante la evacuación del edificio de Cyberdyne. El personaje vuelve conduciendo un camión por la puerta principal para rescatar a los protagonistas humanos atrapados en el interior, haciendo referencia a la misma escena en la primera película.

La frase, al cabo, sería tan asociada al célebre y musculoso actor austríaco que éste no dudó en utilizarla como eslogan político cuando se presentó como candidato a la gobernación de California. Y lo mismo hizo en 1994 cuando inmortalizó, además de la célebre frase, sus manos y sus pies en el cemento del concurrido Paseo de la Fama de Hollywood.

Escena de la frase “I’ll be back” de la película “Terminator”:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X