Inicio » Los 80 »

10 cosas que usted no sabía sobre el álbum “Faith”, la obra maestra de George Michael

En 1987 George Michael lanzó al mercado su primer disco solista, que ganaría un premio Grammy como el mejor álbum del año.

Guía de: Los 80

El 30 de octubre de 1987 el cantante británico George Michael (1963-2016), quien se había hecho mundialmente conocido unos pocos años antes por ser el compositor y cantante del exitoso dúo Wham!, lanzó su primer álbum solista, “Faith”, disco que lo consagraría artística y comercialmente como el cantante más exitoso de fines de los años 80’, por sobre estrellas como Michael Jackson y Prince.

GeorgeMichael_Faith_MainImage

En esa época, pocos pensaban que el joven cantante de los Wham!, aquel carilindo muchacho de origen grecochipriota llamado en realidad Georgios Kyriacos Panayiotou, con aspecto de ingenuo joven de aspecto light, escondía un talento musical superlativo que estaba a punto de manifestarse en propiedad a todo el mundo de la música.
Gm 3

A más de 30 años del lanzamiento de “Faith”, uno de los discos más populares y elogiados de esa década, a continuación le damos a conocer 10 datos que quizás usted desconocía sobre este histórico álbum:

1) George Michael pasó gran parte del año 1987 componiendo todas las canciones que iban a formar parte del disco “Faith”, grabando y ensayando, para además, tocar prácticamente todos los instrumentos en algunas de las canciones, como “I Want Your Sex Pt 1” y “Hard Day”. Para esos efectos, usó el revolucionario Synclavier Studio 9600 sin cinta, por lo que el disco “Faith” puede ser considerado una de las primeras grabaciones digitales de la historia.

2) Grabado en los estudios Sarm West de Londres y Puk Studios en Dinamarca, el álbum “Faith” contó con Chris Porter como ingeniero, quien tenía en su currículum el haber participado en las sesiones de grabación del disco “Scary Monsters”, del legendario David Bowie. Y, desde un punto de vista puramente técnico, George Michael demostró una insospechada destreza en las tareas de producción de su primer disco solista.

GM

Como ya se mencionó, George Michael grabó la mayoría de los instrumentos a excepción de algunos bajos y guitarras. La parte esencial de teclados, piano, órgano y algunos coros la dejaría en manos de Chris Cameron, el músico responsable del órgano catedralicio en la intro de la canción que dio nombre al disco. Los otros músicos de sesión que participaron en la grabación de “Faith” fueron Robert Ahwai, Hugh Burns y J.J. Belle en las guitarras; Roddy Matthews en la guitarra de “Monkey”; Betsy Cook y Danny Schogger en los teclados; Deon Estus en el bajo; Ian Thomas en la batería; Andy Duncan en la percusión y Steve Sidwell, Jamie Talbot, Rick Taylor, Paul Spong, Malcolm Griffiths, Mark Chandler, Steve Waterman y Shirley Lewis en la orquesta.

3) En la época en que compuso y grabó el álbum “Faith”, George Michael tenía varios discos de cabecera que escuchaba casi todos los días, como “The Girl From Ipanema”, de Stan Getz y Joao Gilberto, grabado en 1964; el primer disco en solitario de Peter Gabriel, “Peter Gabriel I”; el álbum “Captain Fantastic And The Brown Dirt Cowboy” de Elton John y el disco “Aladdin Sane”, de David Bowie. Según algunos críticos, puede encontrarse un poquito de cada uno de ellos en las canciones de “Faith.

George-Michael-Faith-Albumcover-rockinchiclifestyle-1

4) George Michael también deseaba con este álbum adentrarse en los difíciles parajes del mundo de la música negra americana y lo logró con creces. La canción “I want your sex”, por ejemplo, está relacionada con el legendario cantante de color Marvin Gaye y su canción “Sexual Healing”, aunque por su ritmo también se emparenta con los ritmos funky de Prince, mientras que la notable, cálida y emocional balada “Kissing a fool”, está claramente influenciada por el jazz americano. La letra de esta canción, por cierto, describe una anunciada ruptura con su último amante: “Me engañaste con lágrimas en tus ojos, me cubriste de besos y mentiras, así que adiós, pero por favor no te lleves mi corazón, estás lejos, nunca voy a ser tu estrella, recogeré las piezas y repararé mi corazón, a lo mejor seré lo suficientemente fuerte, no sé donde comenzar, pero nunca encontraré la paz mental mientras escuche a mi corazón”.

Gm 80's

“Faith”, la canción que abre el disco y que se convertiría en el tema más popular del álbum del mismo nombre, en tanto comienza con un órgano catedralicio que precede a un pegajoso riff de guitarra acústica, con toques de rockabilly. El ingeniero Chris Porter recordaría años más tarde que “esa canción se lanzaba con un rápido rasgueo de guitarra acústica. The Dammed, las leyendas del punk, se habían olvidado una guitarra en el Denmark´s Puk Studio. Era una guitarra horrible con el cuerpo de aluminio. Eso es lo que se oye, y se convirtió en la firma del sonido del disco. George Michael me decía que quería un ritmo como de Bo Diddley… lúgubre y seco”.

La canción “I want your sex”, en tanto, fue el primer single del disco y debido a su cruda letra tuvo problemas de difusión tanto por televisión como en la radio, al igual que su videoclip, aunque aún así logró llegar al puesto número 2 en la lista de singles del Billboard Hot 100. La letra de la canción, que rompió moldes en la época de los 80′, decía: “Deseo tu sexo. Está jugando en mi mente, está bailando en mi alma…Deseo tu sexo. Es natural. Es químico (hagámoslo). Es lógico, habitual (¿podemos? ¿Lo hacemos?). Es sensual. Pero sobretodo… El sexo es algo que debemos hacer. El sexo es algo para mi y para ti. El sexo es natural (el sexo es bueno).”

Gm womens

A poco de salir al mercado, para satisfacción del propio George Michael, el álbum “Faith” sería alabado por los músicos y cantantes negros más importantes de Estados Unidos. Tanto así que unos pocos meses después, la mismísima reina del soul, Aretha Franklin, se animaría a cantar a dúo la canción “I Knew you waiting for me” (tema que se transformaría en número 1 tanto en Europa como en Estados Unidos) con ese chico británico blanco de origen griego que con tan sólo 24 años había puesto al mundo de rodillas admirando sus canciones, su carisma y personalidad y su absoluta facilidad y talento para hacer buena música.

5) La icónica fotografía de la famosa portada del disco “Faith”, obra del fotógrafo Russel Young, así como el videoclip de la canción homónima, impactó a la audiencia por la nueva imagen que entregó el joven artista británico. De ser un apuesto joven con el cabello semilargo que usaba ropas colorinches en su época de Wham!, George Michael apareció aquí con una imagen mucho más viril, con el cabello cuidadosamente cortado, una barba crecida de unos pocos días, un arete en forma de crucifijo en la oreja izquierda y una chaqueta negra de cuero sobre el torso y pecho desnudos.

GeorgeMichael_Faith_MainImage

6) El álbum “Faith” fue unánimemente alabado por la crítica, que no ahorró epítetos para elogiar el tremendo talento de George Michael como compositor, cantante y productor. El músico y escritor español Óscar García Blesa, en su libro “Placeres culpables”, escribió por ejemplo que “el triunfo de este disco fue su capacidad para capturar lo mejor del pop, el R&B y la música dance de una manera ingenua pero tremendamente efectiva, fusionándolas de modo que parecieran una sola cosa. Dentro se escondía un cantante verdadero, capaz de brillar en una propuesta genuinamente funky (“Monkey”), ser creíble en su espíritu pop rock (“Faith”), emocionante baladista (“One more try”), calibrar de manera ajustada su propuesta lúdica más dance (“I want your sex”) o deslumbrar como crooner de un humeante club de jazz (“Kissing a fool”). En todas ellas deslumbra, pero aquellas canciones apenas modificaron la idea generalizada de artista prefabricado, por mucho que él escribiera, tocara la mayoría de instrumentos, arreglara y produjera completamente el álbum para asombro de medio planeta”.

George-Michael-performs-1988-co-billboard-1548

7) A poco de salir al mercado, el propio George Michael confesó a la prensa que había grabado un álbum muy bueno que seguramente iba a hacer historia. “Cualquier persona que escuche “Faith” y no le guste nada de lo que hay en él no tiene ningún derecho para decir que le gusta la música pop”, declaró el cantante británico en 1987, en una entrevista concedida a la revista “Rolling Stone”.

8) El primer álbum solista de George Michael salió al mercado en 1987, el mismo año que presenció el lanzamiento de otros famosos discos de la época como “The Joshua Tree”, de U2; “Appetite for destruction”, de Guns N’ Roses; “Bad”, de Michael Jackson; “Tunnel of love”, de Bruce Springsteen; “Sign of the times”, de Prince y “Nothing like the sun”, de Sting, pero “Faith”, en términos de ventas y críticas, barrió con todos ellos.

Los ejecutivos más optimistas en el sello Columbia Records/Epic, por cierto, ni en sus mejores sueños se imaginaron que “Faith” dominaría las listas de singles durante todo 1988 colocando cinco singles en el Top 5 de la lista Billboard. Al cabo, el álbum alcanzaría el número 1 en las listas del mismo ranking Billboard, siendo el primer álbum en solitario de un artista de raza blanca en alcanzar el número 1 en las listas de rhythm and blues, históricamente reservadas para los músicos de raza negra. Además, ganó el premio Grammy al álbum del año en la 31° edición anual, celebrada el 22 de febrero de 1989, vendiendo hasta la fecha más de 20 millones de copias.

George-Michael-Performing

La revista Rolling Stone ubicó a “Faith” en el puesto 481 en la lista de los 500 mejores álbumes de la historia de la música popular, mientras que una encuesta de 2005 realizada por la televisión británica Channel 4 posicionó al álbum en el lugar 79 en la lista de los 100 mejores álbumes de todos los tiempos.

9) Con su primer disco solista George Michael conocería la cara y la cruz del éxito, pues el exitoso tour mundial del disco “Faith”, que incluye promoción, la realización de videos y la entrega de numerosos premios, dejó al británico cantante agotado, solitario y frustrado. Michael, de hecho, empezó a cuestionarse si había algo malo en ser un mediático ídolo musical para millones de fans en todo el mundo, lo que lo enfrentaría a su casa discográfica en los discos que sacaría en los años venideros.

George-Michael

10) De todos modos, y aunque él mismo quizás no se lo esperaba, el álbum “Faith” transformó a George Michael en una mega-estrella de la música pop internacional. El mismo escritor Óscar García Blesa en su libro “Placeres culpables” escribió que “tras aquel éxito mucha gente sencillamente no podía soportar a George Michael. Era tan perfecto, tan prefabricado, tan descarado, tan famoso, tan rico, tan insultantemente arrogante que irritó a todo el mundo. Había logrado hacerse un nombre y reunir una inmensa fortuna escribiendo canciones pegadizas. Desde los días de Wham! escribía –en raras ocasiones co-escribía–, cantaba, tocaba diferentes instrumentos, arreglaba y producía todos sus discos. Era un chico salido de un barrio de Londres con el instinto comercial de tener listas en el momento justo las canciones perfectas para la radio, el atractivo para atraer los gritos de chicas y chicos de toda condición y un profundo conocimiento de las herramientas de marketing necesarias para devorar el mercado”.

George Rockola

García Blesa añade que George Michael “supervisaba los temas de negocio personalmente: era de esos artistas que visitaban Tower Records para confirmar que su disco estuviera perfectamente colocado en el mejor escaparate de la tienda. Con su pendiente de crucifijo bailaba en sus videos enfundado en una chaqueta de cuero o en un inmaculado traje blanco, luciendo rubio oxigenado y afeitado de una manera asquerosamente perfecta, y todo le quedaba bien. Tenía un nombre increíblemente bueno para ser una estrella del pop: George Michael. Naturalmente también era falso –Georgios Kyriacos, recuerden–. Sólo tenía 24 años, tres menos que Prince y cinco menos que Michael Jackson, y ya vendía más que ellos. Durante gran parte de su carrera no había tenido credibilidad alguna. Lo sabía y francamente no le preocupaba en absoluto. Tenía “Faith”, y esa era su venganza”.

Después del lanzamiento del álbum “Faith”, desde 1987 en adelante casi todos los álbumes nuevos de artistas pop masculinos intentarían emular en vano la fórmula de éxito de ese disco, que tenía la particularidad de ser una increíble combinación de música de calidad, éxito comercial masivo, respeto unánime de críticos y coherencia entre lo musical y la propuesta visual de videos y arte gráfico, convirtiéndose con el paso del tiempo en uno de los discos pop más memorables de la década de los 80’.

Video de George Michael: “Faith”:

 

Video de George Michael: “Kissing a fool”:

 

Video de George Michael: “I want your sex”:

 

Video de George Michael: “One more try”:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X