Inicio » Los 80 »

5 películas de desenfreno en los 80: de Flashdance a Dirty Dancing

Si hubo un género que tuvo sus 15 minutos de fama en la década de los 80 ese fue el de las películas de baile, imponiendo estilos y modas que hoy nos darían urticaria, pero en esos tiempos fueron un éxito de influencia y taquilla.

Guía de: Los 80

Aprovechando los impulsos de “Fiebre de Sábado por la Noche” y “Grease Brillantina” durante la década de los 70, por nombrar a las más notables, hubo una serie de películas que hicieron su aparición en la década del 80 en el cine combinando drama, baile y ritmo desenfrenado.

Si bien para los más críticos no se les puede exigir  mucho a estas producciones, la verdad es que la taquilla dijo otra cosa, transformándose cada una de ellas en verdaderos hitos del cine musical y que hasta el día de hoy perduran en la memoria colectiva de los amantes del cine y de los que dejan los pies en la pista de baile.

Dirty Dancing (1987)

Dirty Dancing cuenta la historia del profesor de baile Johnny Castle (Patrick Swayze) y una tímida adolescente Baby Houseman (Jennifer Grey) que se enamoran en torno a las clases de baile y el contorneo libre del cuerpo, generando una atmósfera llena de erotismo en el conservador Kellerman’s Resort. Ambientada en los albores de la década del 60, la película muestra a la pareja luchando en contra de los prejuicios sociales y familiares, transformando la relación en un símbolo del despertar sexual norteamericano en torno a una corriente musical más pasional e inspiradora. La banda sonora, que incluyó el tema central “(I’ve Had) The Time of my Life” (Bill Medley y Jennifer Warnes) y la inspiradora “She’s Like de Wind” (P. Swayze) tuvo un éxito arrollador y fue galardonada con el Oscar y el Globo de Oro.

Flashdance (1983)

Flashdance fue por lejos la cinta más taquillera del género en el primer lustro de los 80, siendo la belleza y movimientos de Jennifer Beals (Alex Owens) los que deslumbraron por cuenta propia, pese a que en algunas escenas usó una doble de cuerpo y baile. Alex es una morena operaria de una industria de acero, cuyo dueño y jefe es Nick Hurley (Michael Nouri). Ella debe financiar sus estudios y su sueño de ingresar a estudiar danza clásica trabajando como soldadora de día y como bailarina erótica por las noches. Galardonada por la banda sonora de Giorgio Moroder con premios al por mayor: Oscar, Globo de Oro y Grammy, lejos la escena más recordada es el examen que debe rendir para ingresar a una prestigiosa academia de baile.

Footloose (1984)

Inspirada en hechos reales, Footlose narra el dilema del adolescente Ren MacCormack  (Kevin Bacon), que de la noche a la mañana llega a vivir a una pequeña localidad, donde el Reverendo Shaw Moore (John Lithgow) tiene una soberana influencia sobre sus habitantes. Tanto es así que existen leyes donde el baile y la música están prohibidos por corromper la moral y las buenas costumbres del pueblo. Hija del Reverendo es Ariel (Lori Singer) quien es una de las “rebeldes” de la comunidad y que se enamora de Ren y de su convicción para abolir esa medida. La banda sonora es abrumante con éxitos como “Footlose” (Kenny Loggins), “Let’s Hear It for the Boy” (Deniece Williams) y “Almost Paradise” (Ann Wilson y Mike Reno). Nota aparte es la irrupción en el cine de Sarah Jessica Parker (Rusty) y Chris Penn (Willard).

Breakdance (Breakin’, 1984)

Breakdance desató la moda por las películas de ese corte, aprovechando la influencia y la propagación internacional del b-boying y bailes hip hop que alcanzó en los primeros años de los 80. Ambientada en el mundo del breakdance de Los Ángeles, contaba la historia de bailarina de jazz Kelly o Special K (Lucinda Dickey) y su relación con los break dancers Orlando Ozone (Adolfo Quiñones) y su hermano Tony Turbo (Michael Chambers). La trama gira en torno a como el trío se relaciona con bandas rivales, un prejuicioso instructor y el mundo break en el que se desenvuelven, quebrando el cuerpo y transmitiendo corriente eléctrica en cada movimiento.

Youtube

Moonwalker (1988)

La película de Michael Jackson no contaba con una trama continua ni una narración lineal, más bien fue un ejercicio de recopilación y edición de video clips sobre el rey del pop. Si bien es cierto carecía de la estructura lógica de una película fue estrenada en todo el mundo con un éxito arrollador. Más aún fue parte de la promoción del anterior disco Bad que el artista y sus agentes supieron potenciar a través de un colosal trabajo de merchandising. De todos modos, la perla de la película se da con la secuencia de Michael Jackson y el tema “Smooth Criminal”.

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓