Inicio » Los 80 »

El desastre de Chernobyl: Así fue el peor accidente nuclear de la historia

El 26 de abril de 1986 el reactor cuatro de la central nuclear de Chernobyl explotó. Es “la mayor catástrofe ambiental en la historia de la humanidad”.

Guía de: Los 80

A principios de 1986, la central nuclear de Chernobyl -llamada en realidad Central eléctrica nuclear memorial V. I. Lenin- ubicada a sólo 120 kilómetros de la capital de Ucrania, Kiev, cerca de la frontera con Bielorrusia, era una de las más grandes del mundo. Dedicada a un programa militar estratégico del ejército soviético, la planta tenía cuatro reactores, cuyo diseño no cumplía los requisitos de seguridad que por esas fechas ya se imponían a todos los reactores nucleares de uso civil en Occidente (los reactores 1 y 2 carecían de edificios de contención, mientras que los reactores 3 y 4 se hallaban dentro del llamado blindaje biólogico superior), sin mencionar que la central misma tenía un bajo nivel de automatización.

Chernobyl accidente nuclear

Chernobyl accidente nuclear

El núcleo del reactor de Chernobyl estaba compuesto por un gigantesco cilindro de grafito de 1.700 toneladas, dentro del cual 1661 tubos metálicos resistentes a la presión alojaban 190 toneladas de dióxido de uranio en forma de barras cilíndricas. Por estos tubos circulaba agua pura a alta presión que, al calentarse, proporcionaba vapor a la turbina de rueda libre. Entre estos conductos de combustible se encontraba otro conjunto de tubos, denominados “barras de control” y compuestos por grafito y boro, que ayudaban a controlar la reacción en cadena dentro del núcleo del reactor.

En la madrugada del 26 de abril de 1986, sin embargo, esta central nuclear sería escenario de la mayor catástrofe nuclear de la historia. En la unidad 4 del reactor, personal que no siguió los parámetros de seguridad comenzó a desarrollar un experimento para averiguar durante cuánto tiempo continuaría generando energía eléctrica la turbina de vapor después de la pérdida de suministro de energía eléctrica principal del reactor. Como consecuencia del mismo experimento, el reactor comenzó a experimentar una subida de potencia tan extremadamente rápida (10 veces su potencia original) que los operadores no lograron detectarla a tiempo.

Chernobyl accidente nuclear

A las 1:24 de la madrugada, hora local, -entre 40 y 60 segundos después que comenzara el experimento- el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear provocó la explosión del hidrógeno acumulado en su interior, que hizo volar la tapa de 1.200 toneladas del reactor, provocando un incendio en la planta y una gigantesca emisión de productos de fisión a la atmósfera. La cantidad de dióxido de uranio, carburo de boro, óxido de europio, erbio, aleaciones de circonio y grafito expulsados, entre otros materiales radiactivos y/o tóxicos, se estimó que fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945.

La explosión provocó que desde el reactor roto y sobrecalentado de la unidad 4 de la central de Chernobyl comenzara a filtrarse la radiactividad, que desencadenó una inmediata y masiva contaminación de las áreas tanto próximas como lejanas. El departamento especial contra incendios de la planta nuclear, junto con los bomberos de la cercana ciudad de Chernobyl, llegaron con relativa rapidez al lugar y lograron apagar el fuego en las tres horas que siguieron a la explosión. Sin embargo, en el corazón del reactor, el grafito continuó ardiendo.

Chernobyl accidente nuclear

Los bomberos que trabajaban en el accidente desconocían la causa del incendio y sólo vertieron agua en las ruinas del reactor, lo que agravó la situación: varias explosiones más pequeñas tuvieron lugar, junto con una contaminación radiactiva aguda. Posteriormente, para evitar que la radiactividad se propagara en el medio ambiente, se llenó el reactor con cinco mil toneladas de boro, dolomita, arena, arcilla y compuesto de plomo, que fueron lanzados desde un helicóptero que volaba sobre el reactor. Estos materiales liberados extinguieron el incendio del grafito y absorbieron los aerosoles radiactivos. Dos semanas después de la ruptura, las autoridades soviéticas decidieron conservar el bloque entero que había colapsado en la planta nuclear en un sarcófago especial o un cuerpo de hormigón con su propio sistema de refrigeración.

Chernobyl accidente nuclear

El accidente nuclear, que posteriormente sería llamado por las Naciones Unidas como “la mayor catástrofe ambiental en la historia de la humanidad”, dejaría un saldo de 31 víctimas fatales, en su mayoría bomberos y trabajadores de la planta, que recibieron dosis letales de radiación. El desastre también forzó al gobierno de la Unión Soviética a la evacuación repentina de 116 mil personas provocando una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa central y oriental (la nube radioactiva, a una altitud de 1, 5 kilómetros, llegó a lugares tan distantes como Escandinavia, Polonia y Austria). De todos modos, los territorios más afectados fueron Ucrania y Bielorrusia, país que recibió alrededor del 60% de la contaminación que cayó en la antigua Unión Soviética. Más tarde, se estimó que al menos unas 600 mil personas recibieron dosis de radiación por los trabajos de descontaminación posteriores al accidente.

La contaminación radiactiva de Chernobyl se ensañó principalmente con Pripyat, una ciudad ubicada a tres kilómetros de la planta que había sido inaugurada en 1970 como un núcleo urbano soviético moderno para los trabajadores de la industria nuclear, y que se convirtió en el hogar de unas 50 mil personas. Antes del accidente, Pripyat era una típica ciudad soviética, llena de bloques de concreto de apartamentos uniformes, con poca vegetación y vías mal construidas y llenas de baches.

Chernobyl accidente nuclear

Restos de la ciudad de Pripyat, hoy abandonada.

Después del accidente nuclear, los funcionarios del Estado soviético cometieron el descriterio de no advertir a los 50 mil habitantes de Pripyat acerca de la amenaza de la contaminación radiactiva, y tampoco se les proporcionó pastillas de yodo que ayudaran contra la radiación, cuyo nivel tras el desastre excedió los niveles naturales en miles de veces. La evacuación de Pripyat sólo tuvo lugar el día después, en la tarde del 27 de abril de 1986, pero ya era tarde: casi todos sus habitantes habían sido expuestos a grandes cantidades de radiación. Hoy, Pripyat es una ciudad fantasma y está altamente contaminada. Los expertos estiman que se necesitarán más de 24 mil años para reducir al menos la mitad de la intensidad de esta contaminación.

El accidente de Chernobyl también dejó su huella en la naturaleza: un área de cuatro kilómetros cuadrados de pinos en las cercanías del reactor adquirieron un color marrón dorado y murieron, adquiriendo, por su aspecto, el nombre de “Bosque Rojo”, sin mencionar que también se produjo una gran mortandad de animales.

Chernobyl accidente nuclear

Después del accidente, además de iniciar un proceso masivo de descontaminación, contención y mitigación, se aisló un área de 30 km de radio alrededor de la central nuclear conocida como “zona de alienación” o “zona de exclusión”, que sigue aún vigente (el lugar es permanentemente monitoreado y vigilado por policías armados con rifles AK-47).

Chernobyl accidente nuclear

En noviembre de 2016, treinta años después de la tragedia, se inauguró un nuevo sarcófago o cuerpo de hormigón al que se denominó “Nuevo Sarcófago Seguro”, la mayor estructura de su tipo construida hasta la fecha en el mundo, en forma de arco de 110 metros de alto, 150 de ancho y 256 de largo y más de 30.000 toneladas. Se construyó a 180 metros del reactor y luego se ubicó sobre él mediante un sofisticado sistema de raíles. Se estima que tendrá una duración de más de cien años.

Curiosamente, a más de tres décadas del desastre, en la zona de exclusión abandonada por el ser humano, ha florecido la vida salvaje. Varias especies como lobos, caballos salvajes, osos grises, castores y jabalíes y aves que no se habían visto en la zona antes del desastre, se encuentran ahora en abundancia, debido a la ausencia total de personas en el área.

Chernobyl accidente nuclear

Caballos salvajes en los alrededores de Chernobyl.

Hoy, alrededor de 5 millones de personas viven aún en áreas contaminadas por el desastre de Chernobyl. Algunos científicos temen que la radiactividad afectará a las poblaciones locales durante varias generaciones y se estima que esa radiactividad no se extinguirá totalmente hasta pasados unos 300 mil años.

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X