Inicio » Los 80 »

El divertido homenaje de la película “Ted” a los años 80’

La taquillera película que mostraba a un deslenguado y drogón oso de peluche que cobra vida, contiene varios guiños a la cultura pop de esa década.

Guía de: Los 80

El argumento de la famosa película “Ted”, protagonizada por Mark Wahlberg y estrenada el año 2012, es bien conocido. En la Navidad de 1985, John Bennet, un niño de ocho años que tiene problemas para hacer amigos, recibe como regalo un enorme oso de peluche al que llama Ted. Cuando pasa un cometa fugaz, John desea que Ted cobre vida y se convierta en su mejor amigo. Para estupefacción de sus padres y sorpresa de todos, a la mañana siguiente, su deseo se ha cumplido. 25 años después, John y Ted son amigos inseparables, pero todavía incapaces de madurar. No sólo se acompañan todavía en las tormentas (son “compitruenos”), beben cerveza y ven películas para adultos por cable, sino que también se drogan juntos con cocaína y marihuana y hasta comparten piso con Lori (Mila Kunis), la novia de John.

La chica, en todo caso, descontenta por la situación, conmina finalmente a John a que eche a Ted de su casa y le ayude a buscar un trabajo para que se independice. Pero la relación entre los dos amigos es demasiado fuerte y pronto John rompe con su novia para volver a las juergas con el deslenguado oso de peluche. Un imprevisto secuestro, entonces, pondrá a prueba la amistad de los dos amigos de toda una vida.

ted

Foto: Agencias

La película, bastante poco recomendable para niños menores de 12 años, sobre todo debido al soez lenguaje que usa Ted -las alusiones sexuales y chistes escatológicos son una constante-, esconde en todo caso una suerte de emotivo e irónico homenaje a la cultura pop de los años 80’, lo que se explicaría quizás por el hecho que el director y coguionista de la cinta, el comediante Seth McFarlane, vivió en su infancia durante esa inolvidable década.

Así, por ejemplo, cuando el niño John y el oso están debajo de una sábana y hacen un pacto de amistad, es una suerte de guiño a la película “E.T. El Extraterrestre”, que contaba la historia de amistad entre un niño de 12 años y un alienígena. Ted menciona también en una conversación al actor Corey Feldman (“Gremlins”, “Cuenta Conmigo”, “Generación Perdida”); el celular de John tiene la música de “Star Wars” y el mismo John le dedica la canción de Rita Coolidge “All time High”, de la ochentera película de 007 “Octopussy”, a su novia, cuando intenta recuperarla. Cuando Ted es secuestrado, además, su captor se pone a bailar en su casa viendo un video de la cantante pop Tiffany. Asimismo, cuando Ted escapa del lugar suena la banda sonora de la película “Indiana Jones”.

Flash Gordon

Sin embargo, el homenaje más evidente y divertido a los años 80’ se relaciona con la debilidad que John y Ted sienten por la película de 1980 “Flash Gordon”, una película de ciencia ficción y cine B que de tan mala llegó a ser una cinta de culto, con efectos especiales lamentables, una historia que daba pena y un actor protagónico con poco talento y carisma, aunque tenía en su banda sonora un temazo del grupo “Queen”, que por cierto se llamaba igual que la película.

La cosa es que John y Ted crecen juntos viendo una y otra vez la película, transformando a Flash Gordon -personificado por el actor Sam Jones- en su único héroe de infancia. La misma película, por cierto, durante la mitad del metraje, es la responsable de la ruptura entre John y su novia Lori. Con Ted alejado provisoriamente de la pareja, y mientras John se encuentra con Lori en un evento familiar que ella ha preparado, éste recibe una inesperada llamada telefónica del mismo Ted, quien luego de saludarlo lo conmina a que acuda de inmediato a una fiesta. John se niega de plano para no disgustar a su novia y no poner en peligro su relación de pareja, pero lo que Ted le dice a continuación lo deja descolocado. En la fiesta se encuentra, nada más ni nada menos, que el mismísimo actor Sam Jones, el “Flash Gordon” de su infancia. “Flash Gordon fue nuestra mayor influencia formativa. Nos enseñó lo correcto, el bien y el mal. Y que la palabra “actuar” tiene una definición muy amplia. Flash Gordon es el símbolo de nuestra amistad. Ven a compartirlo conmigo”, le dice Ted a John, convenciéndolo de inmediato.

John, tras colgar, deja botada a su novia y parte disparado en su auto a la fiesta. Una vez allí, y tras hablar con Ted, sus ojos escrutan a la gente para detenerse de inmediato en un tipo alto y rubio que le da la espalda: el actor Sam Jones. Las imágenes en cámara lenta de esa secuencia nos muestran la emocionada cara de John mientras se acerca a conocer por fin a Flash Gordon y se imagina compartiendo con él algunas escenas de la película. Una vez que son presentados, el mismo Sam Jones invita a los dos amigos a beber unos tragos, diciéndoles: “muerte a Ming (el villano de la película)”, al momento de brindar. A continuación, luego de hacerles un inequívoco gesto con su nariz, Jones los invita a que lo acompañen al cuarto contiguo. Cuando salen de allí, la nariz, la boca y la barbilla del oso de peluche aparece todavía con restos de cocaína. Sam Jones les dice entonces: “Vamos a divertirnos como en los 80’ ”. “Enséñanos cómo, Flash”, le preguntan John y Ted, a lo que Sam les dice: “Fácil. Acostándonos con muchas chicas llamadas Stephanie”.

Según informó el director Seth Mc Farlane, “Ted”, película que sólo el año 2012 recaudó más de 500 millones de dólares en todo el mundo, tendrá el próximo año una secuela, de la cual se desconoce todo argumento. Pero, conociendo ya al soez e incorrecto oso de peluche, seguramente no se tratará de nada bueno.

“Flash Gordon” en “Ted”, Escena completa:

Mejores escenas “Ted”:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X