Inicio » Los 80 »

El orgasmo fingido más famoso en la historia del cine: “Cuando Harry conoció a Sally”

En la recordada película de 1989 “Cuando Harry conoció a Sally”, la actriz Meg Ryan le enseñó a su amigo Billy Cristal, en una escena memorable, que las mujeres pueden ser maestras a la hora de fingir placer.

Guía de: Los 80

Fingir el orgasmo es muy frecuente entre las mujeres. Tan frecuente, que diversos estudios arrojan que al menos el 50 por ciento de las mujeres lo ha simulado en algún momento de su vida. Y fue la notable y divertida cinta “Cuando Harry conoció a Sally”, del director Rob Reiner, que narra el encuentro y desencuentro a lo largo de los años de una pareja que primero se detesta, luego se hacen amigos y finalmente se enamora, la que mejor graficó esta realidad.

harry sally

Foto: Agencias

En la cinta, Harry Burns (Billy Cristal) y Sally Allbright (Meg Ryan), durante la relación de 12 años que establecen antes que se emparejen, se despachan varios diálogos de antología, como la ocasión en que Harry le dice a Sally los motivos por los cuales ellos no pueden ser amigos. “Los hombres y las mujeres no pueden ser amigos porque el sexo siempre interfiere. Ningún hombre puede ser realmente amigo de una mujer que le resulte interesante. Siempre quiere tener una relación sexual con ella”. Tras escuchar esto, Sally le pregunta: “¿Entonces un hombre puede ser amigo de una mujer que no le resulte interesante?”, a lo que Harry contesta: “No, también quieren acostarse con ellas”.

Esta película, sin embargo, pasó a la historia de los años 80′ -y del cine de todos los tiempos- por la recordada escena en que Harry y Sally se encuentran cenando en un restaurant, y Harry le confidencia que se acaba de acostar con una mujer a la que supuestamente llevó al más alto éxtasis sexual. Sally, sospechosa, le contesta que cómo puede estar tan seguro, especialmente si son muchas las mujeres que fingen orgasmos para no decepcionar a sus parejas. “Conmigo no fingen, porque lo sé”, le dice un convencido Harry.

Sally, para probarle a su amigo que los hombres no pueden descubrir la diferencia entre un orgasmo fingido y un orgasmo real, a continuación comienza a quejarse lentamente para, luego, fingir un estrepitoso y escandaloso orgasmo, a vista y paciencia de Harry y de todo el público del local. Cuando los gritos de placer de Sally cesan por fin y ella vuelve a concentrarse en su plato de comida, la cámara enfoca a una mujer mayor que también ha presenciado toda la escena (Estelle Reiner, la madre del director) y que le dice al camarero que ha llegado a su mesa para atenderla: “A mí deme lo mismo que pidió ella”.

Esta escena fue tan potente que todavía es recordada y en el mismo restaurant donde se filmó la escena, el “Kat’z Delicatessen” de Manhattan, todavía cuelga un cartel encima de la mesa donde se rodó la toma que dice: “Donde Harry conoció a Sally … esperamos que tengas/pidas lo que ella tuvo/pidió” (“Where Harry met Sally… hope you have what she had!”).

En 2013, sin ir más lejos, un grupo de mujeres decidió homenajear la escena de la película y hacer una auténtica “maratón de orgasmos fingidos ” en el mismo “Katz’s Delicatessen ” de Nueva York. Como se puede imaginar, tal como aconteció en la misma película, la sorpresa del resto de los comensales y los meseros fue mayúscula.

Escena orgasmo simulado película “Cuando Harry conoció a Sally”

Orgasmo masivo en restaurante de Nueva York:

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X