Inicio » Los 80 »

Gepe y su estrecha relación con los 80: “Aprendí a tocar batería con G.I.T.”

El joven y prestigioso músico chileno rememora la visita del Papa Juan Pablo II en 1987 y su miedo a la policía y las protestas políticas. Y reconoce que la música que más le interesa hoy es la que se gestó en esa década.

Guía de: Los 80

Gepe, el nombre artístico con que se conoce al músico, compositor y multiinstrumentista chileno Daniel Riveros, se ha ganado a puro pulso, y talento, un lugar de privilegio en el nuevo panteón de los mejores artistas de la escena pop chilena. Y junto a otros músicos nacionales, como Denver, Astro, Javiera Mena y Alex Anwandter, forma parte de la nueva hornada de artistas que han comenzado a internacionalizar su música fuera de nuestras fronteras.

Con un estilo musical originalísimo, que mezcla el pop acústico, el rock, el pop con bases electrónicas, el folklore y la Nueva Canción Chilena, Gepe ya tiene a su haber cuatro discos (“Gepinto”, “Hungría”, “Audivisión” y “GP”). Los mismos discos que le ayudaron a ganarse elogiosas reseñas de la prensa especializada en España y Argentina, dos de los países en los cuales ha tocado en directo.

Gepe GIT

Foto: Blogs

Gepe nació en septiembre de 1981. Por ello, sus primeras experiencias personales y musicales lo atan sobremanera a esa incombustible década. El propio músico revela que creció en un pasaje ubicado en el paradero 11 y medio de la Gran Avenida, en la populosa comuna de San Miguel, lugar que él no duda en calificar como una especie de “burbuja”.

“Viví los primeros 8 años de mi vida bajo el gobierno militar. Por mi corta edad no sabía lo qué pasaba en términos políticos y sociales en esa época. A veces pasaban marchas con gente gritando y detrás de ellos los “guanacos” y la policía. Yo les tenía miedo a los dos. Pero me entretenía yendo al jardín infantil que quedaba a unas cuadras de mi casa. Después, a las 8 de la tarde, me quedaba en el pasaje jugando con mis amigos. Jugábamos generalmente al mono mayor. Después entré en el colegio Instituto Miguel León Prado, que quedaba en el paradero 5 de la Gran Avenida. Ahí empecé a jugar hockey desde los 6 años, igual que mis primos, hasta los 17. Como a los 10 años me hice arquero de hockey y me fue bastante bien. Jugábamos todos los fines de semana, así que gran parte de mi vida era ir al colegio y jugar hockey. No había mucho más pero me gustaba así. De todas formas siempre al llegar a la casa tocaba la batería, que es como ser el arquero del grupo de rock”.

Gepe recuerda que desde su más tierna mocedad comenzó a escuchar música, especialmente cuatro cassettes que describe en el siguiente orden de importancia. “El cassette que más recuerdo era el del Festival de Woodstock, el que yo pensaba que era un sólo grupo tocando en vivo. También estaba “El rap de la abuela”, de Wilfrido Vargas, que mi papá compró el mismo día en que compró el cassette de Woodstock. También me acuerdo de “All that jazz”, la banda sonora de la película del mismo nombre, sobre todo la primera canción de George Benson. Y, finalmente, los cassetes del grupo argentino G.I.T., con los cuales aprendí a tocar batería. Mi papá siempre decía que Willy Iturri era el mejor baterista del mundo. Él mismo asistió a un concierto de G.I.T, el primer concierto al que fui en la vida”.

El músico, quien como muchos niños chilenos era aficionado a leer la revista Barrabases, confiesa que como otros tantos miles de jóvenes empezó a escuchar en la radio a Los Prisioneros, el famoso y combativo trío musical que vivía en su misma comuna. ”Yo era de San Miguel igual que ellos. Yo creo que me sentía representado por ellos, pero creo que no me daba cuenta. Nadie en ese momento me dijo que eran de San Miguel. Pero creo que no me hubiera importado mucho, porque casi no salía de San Miguel. Para mí esa comuna era todo el mundo que existía. Todos mis amigos y familia vivían allí”.

Gepe no titubea en afirmar que el suceso histórico que más lo marcó en esa época fue la visita a Chile del Papa Juan Pablo II. “Pasó rajado por la Gran Avenida en el Papa Móvil, pero sentí que lo vi”.

Si bien Gepe reconoce que la década de los 80’ significó básicamente para él una bonita infancia y el sentirse querido por sus familiares y sus amigos, no fue sino hasta que se convirtió en adulto cuando comenzó a valorar mejor el aporte de esa nostálgica década, especialmente en materia musical.

“Ahora me doy cuenta de que la música que a mi más me interesa hoy, o me ha interesado siempre, por su radicalidad y seriedad, en la que se gestó en los años 80’s, ya sea el New Wave neoyorquino con Sonic Youth, Swans y DNA y Glenn Branca y la movida noise mundial con Einsturzende Neubaten, Throbbing Gristle y My Bloody Valentine. Y también por otro lado La Ley, Jorge González, Virus, Talk Talk y Pet Shop Boys, que eran la otra cara más pop de la música del mundo”.

Los futuros proyectos musicales y artísticos de Gepe no son pocos. Por lo pronto, ya fue confirmado como el primer artista nacional para actuar en la próxima edición del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. El mismo escenario por donde alguna vez pasaron grupos como G.I.T. y La Ley, además de su colega y amigo Jorge González, con quien ha colaborado en varios discos.

Video de Gepe: single “Estilo Internacional”

Cover de Gepe de música de los 80′: “Danza rota”, de Soda Stereo

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X