Inicio » Los 80 »

Historia y fotos de Sylvia Kristel: Mito erótico del cine de los 70’ y los 80’

La mítica actriz europea todavía es recordada por sus películas “Emmanuelle”, "Lecciones Privadas” y "El amante de Lady Chatterley”.

Guía de: Los 80

Sylvia Maria Kristel nació en 1952 en la localidad de Utrecht, en los Países Bajos, y ya, a los 17 años, trabajaba como modelo. Cuatro años más tarde, la joven de bello rostro, ojos claros y estilizadas piernas ganaría en 1973 el concurso de Miss TV Europa, lo que fue el preludio de su ingreso al cine, ámbito en el cual se convertiría en uno de los mitos eróticos cinematográficos más famosos del siglo XX.

Sylvia

 

Kristel, por esa época, ya estaba casada con el escritor belga Hugo Claus, quien era 24 años mayor que ella y sería el padre de su único hijo, Arthur. Claus convencería a Sylvia de participar en un casting para una película que, según él, “de seguro nadie va a ver, porque no va a pasar la censura; además se filma en Tailandia y sería lindo ir, ¿no crees?”. La película se llamaba “Emmanuelle” e iba a ser dirigida por el director francés Just Jaeckin.

sylvia kristel

 

Claus no podía estar más equivocado, pues la película, estrenada en 1974, se convertiría en un éxito mundial y en Francia duró en exhibición más de diez años ininterrumpidos en la sala Arc de Triomphe, a donde camiones repletos de japoneses acudían, después de la Torre Eiffel, a tomarse fotos. En esta cinta Sylvia Kristel personificaba a Emmanuelle, una guapa y joven modelo que viajaba a Bangkok para reunirse con su marido Jean, un hombre muchos años mayor que ella y quien era a la vez su tutor, su profesor y su compañero, y que era especialmente tolerante con el comportamiento liberal de Emmanuelle en materia sexual, tanto en sus aventuras extramatrimoniales como bisexuales, pues Emmanuelle se entregaba tanto a los goces carnales junto a su joven amiga Marie-Ange, como con el maduro Bee, quien la ayudaba a llevar a cabo sus mayores fantasías sexuales.

Sylvia-Kristel

Sylvia emmanuelle II

 

Emmanuelle se filmó con un presupuesto de 500 mil dólares y el año de su estreno tuvo una ganancia global de 100 millones de dólares y 16 millones en Japón, donde la película alcanzó niveles de culto. En el célebre póster de la película, donde una Sylvia Kristel de mirada inocente aparecía sentada en un sillón de mimbre jugueteando con un collar de perlas en la mano, se leía: “¡Por fin, una película que no te hará sentir mal por sentirte bien!”.

sylvia_kristel sylvia-kristel 4

 

“Emmanuelle” marcaría época por su alto contenido erótico, especialmente por la lujuria contenida que exudaba su sensual protagonista. Recordada es la escena en que el personaje interpretada por Sylvia Kristel experimentaba un orgasmo arriba de un avión después de mantener relaciones sexuales con un desconocido. Esta cinta tendría un montón de secuelas (siete oficiales y otras películas para televisión), que se estrenarían en la década de los 70′, los 80 y los 90’. Entre estas películas destacarían “Emmanuelle 2: La antivirgen”, “Las orgías inconfesables de Emmanuelle” (dirigida por Jess Franco) y “El amor de Emmanuelle”.

Sylvia Kristel rodeada de fotógrafos en el Festival de Cannes.

Sylvia Kristel rodeada de fotógrafos en el Festival de Cannes.

sylvia-kristel01

 

Desgraciadamente para Sylvia Kristel, el éxito económico de “Emmanuelle” no se materializó en su cuenta bancaria, pues la actriz había cedido sus derechos de la película por 150 mil dólares. “La verdad es que me pagaron muy poco, pero es que tampoco yo pensaba mucho en eso, no sólo porque en Holanda, mi país, las actrices no cobran casi nada, sino que en mi situación, no precisaba dinero dada la buena posición económica de mi familia. ¡Hasta tengo un título nobiliario!”, confesó la actriz, que en la mayor parte de su vida disfrutó de una posición económica holgada.

Sylvia-Kristel 2 Sylvia_Kristel_926-2274

 

Después de participar en varias secuelas de “Emmanuelle”, Kristel, una mujer que además de bella era muy inteligente (tenía un CI de 165 y era políglota, pues además de su idioma natal, hablaba fluidamente el inglés, el francés, el alemán y el italiano) se mudó a Estados Unidos en busca de la quimera hollywoodense. Por esa época, la bella actriz de los Países Bajos ya se había hecho una imagen de una mujer atractiva y sofisticada, pero también sincera, divertida y sin pudor alguno: “Me aferro a mi ambición, consigo lo que me propongo, hago lo que me da la gana y sólo me importa el éxito”, declaraba por aquel entonces.

sylvia_2372424b sylvia playboy

 

A inicios de los años 80’, mientras Kristel comenzaba a coquetear con las fiestas, el alcohol y la cocaína, la actriz protagonizó otras dos cintas que mantuvieron su status de mito erótico: “Lecciones privadas”, una cinta de 1981 que recaudó 50 millones en Estados Unidos y donde la Kristel interpretaba a una sirvienta extranjera que seducía al hijo de los millonarios dueños de casa; y “El amante de Lady Chatterley”, basada en la novela erótica del mismo nombre, estrenada también en 1981, donde Sylvia Kristel interpretaba a Constanza, una bella, refinada y aristocrática mujer inglesa que, mientras estaba casada con un hombre de clase alta que quedaba parapléjico por una herida en la guerra, mantenía un encendido y prohibido romance con un tosco hombre de clase obrera.

Sylvia Kristel entregándose a la pasión amorosa en "El Amante de Lady Chatterley". película estrenada en 1981.

Sylvia Kristel entregándose a la pasión amorosa en “El Amante de Lady Chatterley”. película estrenada en 1981.

Consultada por la prensa de la época si se consideraba una devorahombres, la Kristel respondió que “eso me suena a necrofilia, pues ni quiero devorar ni que me devoren. También me han preguntado si me considero un mito del erotismo en Europa. ¡Lo soy en todo el mundo! Pero con mis películas sucede que las esposas van a verlas con sus maridos sin avergonzarse”.

Sylvia Kristel junto al actor francés Alain Delon en la película "Aeropuerto 80".

Sylvia Kristel junto al actor francés Alain Delon en la película “Aeropuerto 80″.

sylvia-kristel-and-alain-delon

 

En los años 90’ la carrera de Sylvia Kristel comenzaría a languidecer, pues la actriz siempre era contratada sólo por sus encantos físicos y por el áurea que arrastraba como mito erótico del cine de los 70’ y los 80”. Una vez que intentó cambiar de género y rodó una película a las órdenes del celebrado director francés Claude Chabrol, la actriz confesó que “el público me sigue prefiriendo desnuda, cuando he intentado rodar películas estando vestida”.

sylvia-kristel 3

 

Después de años de excesos con el alcohol y las droga, dinero perdido, matrimonios en secreto condenados al fracaso (con el millonario Alan Turner) y un sinfín de romances (entre ellos, con los actores Gerard Dépardieu, Ian McShane y Warren Beatty), Sylvia regresó finalmente a su país natal, a Amsterdam, donde encontró una relativa paz en la pintura y al lado de Freedy de Vree, productor de radio belga, que falleció de cáncer en 2004. Tres años antes, a la actriz se le había diagnosticado un cáncer de garganta, causado por su adicción al cigarrillo (fumaba cigarrillos sin filtro desde los 11 años de edad). Pero, después de tres tratamientos de quimioterapia, logró recuperarse.

sylvia-kristel-en-1976

 

En el año 2006 Sylvia Kristel publicó “Nue” (“Desnuda”), su autobiografía, donde confesaba una turbulenta vida personal plagada de adicciones a drogas, alcohol, y su búsqueda de la figura paterna que le llevó a relaciones dolorosas con hombres mayores que ella. Además, confesó haber sufrido abusos sexuales cuando tenía 9 años de edad por un anónimo inquilino del hotel que sus padres administraban. Ese mismo año, la actriz recibió un premio del jurado en el Tribeca Film Festival, por su corto animado “Topor et Moi” (2004), con caricaturas dibujadas por ella misma y donde narraba la escena artística parisina en el apogeo de “Emmanuelle” y su relación con algunos artistas importantes de la época, como el ilustrador y pintor holandés Roland Topor, quien le enseñó a dibujar.

La mítica Sylvia Kristel en los últimos años de su vida.

La mítica Sylvia Kristel en los últimos años de su vida.

sylvia_kristel1

 

Sylvia Kristel sufriría un accidente cerebro vascular a mediados del 2012, que la dejó postrada en una cama de hospital. Finalmente fallecería, mientras dormía, el 18 de octubre de 2012, a los 60 años de edad. Sufría cáncer de garganta, pulmón y de esófago. Antes de morir, uno de los mitos eróticos más recordados de los años 70’ y 80’, y quien hizo despertar sueños en millones de hombres de todo el mundo durante al menos dos generaciones, consultada por sus recordadas actuaciones en el cine, confesó que “lo único que trataba de interpretar era serenidad y sensualidad. Pero también inocencia, vulnerabilidad y elegancia”.

Más sobre Los 80

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X